Liga MX Femenil: Chivas consuma la remontada y deja fuera a Tigres de su octava final

Guadalajara se recuperó de una desventaja de dos goles y vuelve a la disputa por el título; mientras que Tigres se queda sin final por primera vez en siete torneos

¡Fiesta Rojiblanca en el Estadio Akron! En contra de todos los pronósticos, Chivas Femenil remontó la desventaja del partido de ida y se impuso 2-0 a Tigres en casa y por mejor posición en la tabla se clasificaron por tercera ocasión a la gran final de la Liga MX Femenil.

Un agónico gol de Kinberly Guzmán a cuatro minutos del final, en una jugada de persistencia del cuadro rojiblanco ayudó a regresar a Guadalajara a una final, después de un torneo de ausencia y buscará su segundo titulo de campeonas.

Con una sobresaliente actuación de Karol Bernal y Kinberly Bernal, autoras de las dos anotaciones rojiblancas, las dirigidas por Juan Pablo Alfaro consiguieron de forma agónica su pase a la gran final, donde se encuentran a la espera de Monterrey o Pachuca.

Cerca del final de la primera mitad, en una jugada a balón parado, Joseline Montoya envió un centro preciso al centro del área, buscando a Alicia Cervantes, sin embargo, la zaguera central de Chivas, Karol Bernal, le ganó la marca a la zaga rival, peinó el esférico para enviar la pelota al fondo del marco contrario, convirtiendo en una locura las gradas del Estadio Akron con el primer gol de la remontada.

Con el gol, Chivas reaccionó en el encuentro, buscando el marco rival en repetidas ocasiones, sin embargo, la zaga del conjunto de Tigres logró contener la generación en ofensiva del conjunto local para irse al descanso con un gol en contra.

En la segunda mitad, Chivas Femenil continuó buscando el tanto que le diera el empate y, como consecuencia, el pase a la siguiente ronda. El tiempo se reducía y la presión aumentaba para las jugadoras rojiblancas, al igual que el nerviosismo en las gradas del Estadio Akron.

Cuando el tiempo regular estaba por llegar a su final, el espíritu del equipo femenil rojiblanco se hizo presente, al igual que aquella remontada ante América en casa en 2017 y la voltereta del mismo año en la gran final ante Pachuca.

A cuatro minutos del final, en un centro por el costado derecho de Carolina Jaramillo, la zaga defensiva de Tigres se quedó estática dentro del área, dejando el balón a merced de Kinberly Bernal, quien se anticipó a la portera rival y únicamente punteó esférico para enviar la pelota al fondo del marco, colocando el 2 a 0 en el marcador.

Fue el gol que valió una final y evitó que Tigres llegara a su octava final consecutiva; desde el segundo torneo en la historia de la Liga MX Femenil, el equipo de la UANL no fallaba en la instancia final, pero en semifinales se le atravesó Chivas y la remontada que las llevaron a la final del Clausura 2022.