"Qué termine la pesadilla"; aficionado del Atlas aún sufre secuelas tras pelea en Querétaro

Casi tres meses después de los incidentes en Querétaro, uno de los aficionados del Atlas que fue golpeado sigue presentando secuelas

Han transcurrido 81 días de la gresca que se registró en Querétaro y que dejó al menos 26 aficionados del Atlas con diversos golpes por la pelea, algunos con mayores consecuencias que otros. Ahora, casi tres meses después, los Rojinegros buscan el título del Apertura 2022 y el primer paso para ello será medirse a Pachuca en el Estadio Jalisco, compromiso al que Héctor Iván Cruz, uno de los seguidores de los Zorros que estuvo en el Estadio Corregidora el pasado 5 de marzo, no podrá acudir ya que su estado de salud no es el óptimo por las secuelas que ha presentado y se han vuelto una pesadilla para su familia.

“No, de verdad muchas gracias. Lo que quiero es que está pesadilla termine, ya no quiero recordar eso”, comentó la madre de Héctor, Raquel Cruz, tras preguntarle por el estado de salud de su hijo.

Al buscar a Héctor Iván, su madre aseguró que el estado de salud de su hijo no ha sido óptimo, ya que presenta mareos y dolores de cabeza recurrentes. Esos padecimientos, asegura, se deben a las secuelas de los golpes que recibió.

“Pues aún tiene los ojos morados y sí le dan mareos. También dolores de cabeza, muy seguido, nos comentan que son secuelas de la golpiza que le pusieron”.

“Él no se ha sentido bien, trae dolores de cabeza muy fuertes, de hecho hoy no se ha parado de la cama, ha traído mareos y dolores otros días, pero ahora sí ya tiene como dos días y no se le quita”, agregó.

La madre del integrante del grupo de animación del Atlas, reconoció que su hijo ha mejorado en algunos aspectos como en la inflamación y derrames en los ojos, sin embargo, ella continuará realizando estudios de manera periódica, para descartar algún problema mayor.

“Ha mejorado porque le bajó la inflamación y los derrames de los ojos. Las puntadas cerraron, pero de lo interno no está al 100. Lo llevé a hacerle una resonancia magnética y dijeron que con el tiempo mejoraría, porque no fue cualquier cosa lo que le hicieron, pero yo pienso seguirlo llevando a hacerle estudios”, concluyó.