Ismael Sosa cambió la comodidad por más minutos de juego

MÉXICO -- Ismael Sosa afirmó que Tigres le ofreció otro año de contrato, pero rechazó la oferta porque lejos de buscar la comodidad de ganar mucho dinero en los felinos, su prioridad era jugar, ya que ama el futbol y su idea es regresar a los primeros planos en la Liga MX, tal como pasó cuando militaba en Pumas.

En entrevista con ESPN, el argentino no dudó al sostener que “he tomado la mejor decisión, pues el último semestre fue complicado, pero no ha sido por lo que uno hace o trabaja, sino por decisiones que toma otra gente. Llego a Pachuca con muchas ganas, tanto yo y los otros chicos llegamos con la finalidad de aportar, de hacer las cosas bien y adaptarnos rápidamente al terreno de juego”.

Aunque aseguró que no salió dolido de la escuadra regia, afirmó: “Cuando yo salí de Pumas, Tigres hizo un gran esfuerzo, pagó una gran cantidad de plata y por ahí, en el último semestre uno no se esperaba que lo trataran de esa manera, pero así es el futbol”.

Añadió: “Mis dos primeros años (con Tigres) eran muy buenos, yo estaba jugando; por ahí se complicó en el último semestre, donde no tuve un lugar, pero bueno, había un equipo muy amplio, con una gran calidad en los jugadores, profesionales. Siempre voy a estar agradecido con mis compañeros”.

Reveló Sosa: “Tigres me ofreció un año más de contrato, pero mis prioridades son otras. Yo ahí estaba muy bien, ganaba muchísimo dinero, pero lo que me hacía feliz era jugar al futbol y lamentablemente no lo pude conseguir, por eso tomé la decisión de buscar nuevos aires”.

Acerca de publicaciones de algunos medios regios donde se aseguraba que estaba en plan rebelde y no quería entrenar, explicó: “No, nada qué ver. Yo estaba sentado cuando los chicos estaban haciendo el calentamiento. A mí me iba a tocar entrar en el segundo tiempo, por eso fui a sentarme a la banca para cuando me tocara jugar. Habían especulado que me habían castigado y eso fue una mentira. Lo que sí es que yo no quería renovar. Como no tenía continuidad, es normal, o sea, yo necesitaba jugar. El club ofreció un año y yo le agradecí al presidente, pero mis propósitos son otros”.

Dijo que “decidí salir del club, pero de la mejor manera: que le convenga al club, que me convenga a mí, y todos contentos”.

Asimismo, expresó el delantero que su propósito es volver a ser uno de los jugadores más importantes del futbol mexicano, “como lo fui en Pumas, como lo fui cuando llegué a Tigres, y tratar de aportar para mi equipo, sentirme valorado, sumar minutos. No depende de uno, si uno se fija, desde que llegué al futbol mexicano es el semestre más difícil que he tenido y la verdad la he pasado muy mal, por eso decidí cambiar de aires”, reiteró.

Sostuvo que su traspaso a los Tuzos no lo ve como revancha, sino como una obligación y una necesidad personal de seguir haciendo las cosas bien.

“Yo amo el futbol y quiero jugar al futbol. Si fuera un jugador cómodo, me hubiese quedado en Tigres ganando mucho dinero con otro año de contrato”, enfatizó.

Ismael Sosa se dijo emocionado porque enfrentará justamente a su anterior equipo en la Fecha 1: “Gracias a Dios he tenido la posibilidad de ganar un título, tengo los mejores recuerdos de ese estadio (Universitario) y espero que con nuevos colores, con una nueva ilusión, empezar con el pie derecho”.