Mendívil no pagará más de lo acordado a la BUAP bajo contrato: 90 millones de pesos

“La gente no está bien informada, no soy un mercenario. Ya tengo el dinero del primer pago. Estoy listo para hacer el depósito a la BUAP por los 90 millones de pesos acordados”, aseguró Mario Mendívil, aún propietario de la franquicia de Primera División que pertenecía a Lobos y ahora posee Bravos de Ciudad Juárez a ESPN Digital.

El empresario se encuentra extrañado de la serie de situaciones que ha generado la venta de la franquicia poblana a Ciudad Juárez. El Industrial asegura que posee y tiene listo el dinero, pero debe hablar con la gente de la Universidad para que chequen un acuerdo firmado el 18 de diciembre del año pasado y él con gusto les dará el dinero acordado. No más”.

Se le hace saber que Igor Trujillo, abogado de la BUAP, aseguró que la venta del equipo sería más de los 90 millones de pesos acordados; sin embargo, Mendívil saca un documento firmado por la abogada de la BUAP donde señala que la cantidad son 90 y no más. Ni IVA ni nada más.

“Igor, a quien no tengo el gusto de conocer, creo que desconoce el caso. El convenio dice 90 millones de pesos. Ellos se obligan a una serie de pagos que adeudan, como la compra de un jugador que son 280 mil dólares, le deben millón y medio al INADE y algunos otros pagos como liquidar a los trabajadores. Ellos no cumplieron ninguno de los puntos. Siguen con sus deudas, en fin, necesitan dinero”.

Mario, en sus oficinas en Puebla, recuerda que incluso está tan asegurado el pago de dinero a Lobos que en el acuerdo con la FMF, la universidad pueda cobrar de la fianza de 10 millones de dólares que dejó en depósito, por lo que están protegidos.

“No sé de qué se quejan. Imagínate, nosotros entregamos los 120 millones en mayo y nos entregaron al club el 18 de diciembre. Desgraciadamente la gente de la BUAP nos hostigó durante el torneo que nosotros tomamos al equipo. Nos quitaron canchas, nos dejaron poco espacio en las oficinas del equipo. Previo al partido contra Cruz Azul, donde teníamos posibilidad de clasificar, se presentaron autoridades de la Universidad para que no entrenara al equipo con el argumento de que tenían una final de un torneo de niños de 10 años. Ahí dijimos 'está delicado si eso está ahorita ¿qué va a pasar en dos años?”, apuntó.

Mendívil recordó que llegaron ofertas de Dorados, Orlegi y Juárez y les pareció mejor la de Alejandra de la Vega y su equipo. “Había mucha presión. El futbol vale mucho. Yo avisé de la venta y si interesaba a BUAP una Liga en Ascenso, nunca me respondieron... La última vez que hablé con Alfonso Esparza fue en septiembre que lo demandamos porque no nos entregaba al equipo”.

- En el medio lo ven como un mercenario... ¿qué opina?

"Están mal informados. Entramos para salvar la franquicia, pero el punto no era pelearse con la BUAP, era seguir en buenos términos. No somos mercenarios del futbol porque ni siquiera estábamos en el futbol. No había mucho dinero. Decidimos venderlo antes de quebrar”.

- ¿Hizo negocio con Lobos?

"Hijole... está difícil. Después de pagar todo... No te voy a decir que no hicimos negocio. Salimos arriba. El futbol es negocio para eso le entras. Hay equipos que hacen negocio. Los Martínez son muy hábiles, mucha gente ha vendido equipos como Azteca. Es negocio”.

El futuro de la franquicia lo tiene claro. O funda un nuevo equipo o en Puebla o muda la franquicia, ya que el problema con la BUAP es insalvable.

- ¿Es negocio el futbol?

"No es negocio, al contrario. Si le metes te vas al hoyo. En Lobos no había afición. Se robaban también ls entradas. Sacábamos entradas y las revendían haciéndonos creer que daban cortesías. Nos dimos cuenta. Hicimos una investigación y resulta que presuntamente daban 7 u 8 mil cortesías, así ¿cómo vamos a ganar? En Puebla no fue negocio. En Puebla tristemente todos han salido mal”.