Buscan acomodo para elementos juveniles de Lobos BUAP

Lobos BUAP, categoría Sub-20 Imago7

Fuentes allegadas a Lobos BUAP aseguraron a ESPN Digital que actualmente se encuentran en la colocación de jugadores que se quedaron sin equipo al venderse la franquicia, incluso al propio Ciudad Juárez o en otros equipos de las categorías Sub 15,17 y 20.

Sin embargo, explicó la fuente, buscan poner en pie un equipo de Segunda División Premier, donde serían acomodados muchos de ellos cuando esta se reactive la franquicia el próximo año.

“Hemos estado en comunicación ininterrumpida con los cuerpos técnicos de Juárez para mandarles a los jugadores que podamos, igualmente hemos estado mandando y facilitando que jugadores puedan probarse en las divisiones menores de otros equipos”, expresó nuestro informante.

“Estamos esperando que nos den respuesta para activar una segunda División Premier y conservar a nuestros jugadores con más proceso para nutrir a nuestra división de ascenso el próximo año y también para no interrumpir su proceso de formación”, acotó.

NO SABEN NADA

Sin embargo, René Ruvalcaba, quien llevaba la parte deportiva, administrativa y operativa de las subdivisiones Sub 20, Sub 17 y Sub 15 de los ex Lobos BUAP, señaló a este portal que “hasta hoy, 25 de junio, es fecha que la directiva no nos ha dado la cara. Uno trató de buscarlos por los rumores de que se vendió el equipo, pero no nos contestan las llamadas. Creo que al menos debieron decirnos algo, pues antes que nada somos seres humanos”.

Ruvalcaba se mostró decepcionado porque “al venderse la franquicia, se quedaron sin trabajo entrenadores de todas las categorías, auxiliares de todas las categorías, médicos de todas las categorías, fisioterapeutas de todas las categorías; nutriólogos, psicóloga, utileros. Estamos hablando de entre 40 o 50 personas, más 75 chavos (jugadores), porque eran 25 por equipo, sin contar a las chicas, que 20 de ellas ya están arregladas y dos se retiraron”, como explicó Cevada.

Si bien corroboró que todos los integrantes de las citadas categorías terminaron contrato paralelamente con el torneo anterior y se pagaron todos los contratos, “al final de cuentas los profesores no tienen trabajo, ni un finiquito. Yo creo que por la parte legal sí sería bueno, no una indemnización, porque es claro que terminó el contrato, pero creo que no fueron las formas correctas”.

Asimismo, explicó que cuando se enteraron por los medios de comunicación que Lobos BUAP ya había sido vendido, ellos ya habían planificado en sus fuerzas inferiores de cara al próximo torneo: “Al terminar el Clausura yo me senté con los profesores de las subdivisiones Sub 17, Sub 15 y Sub 13, que estaba empezando; a excepción de la 20, que era gente de ellos y que aparte, no sabía trabajar. Ya habíamos planeado la próxima campaña y nos autorizaron todo, pero desde el 27 de mayo que nos presentamos, hasta ahorita nadie nos ha dicho nada”, apostilló.