Ochoa regresó al Azteca, donde vio el triunfo del América desde las gradas

MÉXICO -- Guillermo Ochoa regresó al Estadio Azteca luego de once años y el cancerbero fue testigo del triunfo de América sobre Morelia desde las gradas del Coloso de Santa Úrsula.

El día de Ochoa comenzó en las instalaciones de Coapa, donde tuvo una sesión de entrenamiento para acelerar su adaptación en su vuelta al futbol mexicano.

Por la tarde el cancerbero estuvo en el hotel de concentración con el resto del equipo, incluso viajó en el autobús del club con sus compañeros. Al salir de las instalaciones fue coreado por los aficionados, con quienes posó para la foto del recuerdo. El portero vistió con una chamarra azul, pero con pantalón de mezclilla, a diferencia del resto que portaban indumentaria deportiva.

Mientras los convocados por Miguel Herrera estaban en el vestidor o hacían trabajos de calentamiento, Ochoa volvió a pisar el césped del Azteca, donde platicó con personal del club, además de que intercambió palabras con algunos de sus compañeros.

Posteriormente estuvo con su familia en un palco del inmueble, desde donde vio el cotejo de la quinta jornada. En un principio pasó desapercibido entre los aficionados del América, pero cuando fue ubicado, se detenían para saludar al cancerbero a lo lejos.

El martes las Águilas tienen un compromiso contra Tigres en la Leagues Cup; el sábado vuelan a Monterrey para enfrentar en liga a los mismos felinos –podríamos estar en las vísperas de un Gignac contra Paco Memo Ochoa.