Pachuca no quiere que Pizzuto repita la historia de Julio 'Momia' Gómez

Eugenio Pizzuto y Julio Gómez son jóvenes de la cantera hidalguense que han sido reconocidos en Mundiales Imago7/Getty Images

PACHUCA -- Pachuca ha tenido a tres jugadores en sus fuerzas básicas que han ganado balón de oro o bronce en mundiales Sub17: Iván Ochoa, Julio Gómez y Eugenio Pizzuto. Los dos primeros no trascendieron en la Liga MX y por ello el cuadro hidalguense desea trabajar de manera distinta con el originario de San Luis Potosí, quien fue reconocido hace unos días como el tercer mejor futbolista de Brasil 2019, y con esto evitar repetir la historia.

- ¿Qué deben hacer para que un joven como Pizzuto se consolide y no se repita un caso como el de Julio Gómez, Iván Ochoa o Marco Bueno?

- “Es un tema difícil. De los últimos 84 jóvenes en selecciones solamente hay 20 por ciento en la esfera de Primera División y no son titulares, ni candidatos a selección mayor. Nosotros tenemos a 21 de estos y siete subieron, es decir el 30 por ciento, y queremos mejorar este porcentaje que es un número similar al que maneja España o Brasil. Estamos a la espera de lo que pase con estos cuatro, intentaremos mejorar todo eso trabajando diferente”, declaró Marco Garcés, director deportivo de los Tuzos.

En entrevista para ESPN, el directivo señaló que la primera gran prueba que tendrán Bruce El-mesmari, Bryan González, Eugenio Pizzuto e Israel Luna será dar el brinco a la categoría Sub20, misma en la que se medirán ante elementos de primeros equipos que no son considerados para los juegos de Liga MX y también con camadas que son hasta tres años mayores que los juveniles.

“Son jóvenes y la realidad es que se desarrollan en una burbuja y es el paso de 17 a Sub20, donde se enfrentan ante tres categorías, pero luego es el paso a Primera División con jugadores de primera y de muchas nacionalidades. Queremos irlos exponiendo a estas situaciones de una forma más cuidada”, expuso.

“Ahorita están con la generación 2002 y en Sub20 tendrán que competir contra 2000 que podrían ser Bruce contra Lainez o si tuviéramos un Santiago Muñoz tendría que ser ante Roberto de la Rosa. Se ve complicado, porque el desarrollo y maduración es complicada y los técnicos se deciden por los que están mejor en el momento y no por los que quizá tengan un mayor potencial. Son variables que queremos ir guiando e influir para no quemarlos”, recalcó.

Julio Gómez actualmente no tiene equipo y la temporada pasada militó con Loros de Colima en la Segunda División, mientras que Iván Ochoa intenta ganarse un lugar en León. Ante estos ejemplos, desea que Pizzuto no se crea los elogios que escucha en medios ni en redes sociales.

“Uno quiere funcionar como guía para estos jugadores talentosos, pero una voz no es suficiente para las miles de voces que les dicen que lo hacen todo bien, que ya es suficiente y que ya están del otro lado, cuando la realidad nos dicen que no es así”, aseveró.