Tigres, primer finalista de Liga Femenil al vencer a Pachuca

Tigres femenil da otro paso rumbo al bicampeonato. Imago7

MONTERREY -- Tigres de la UANL vino de atrás y logró eliminar al Pachuca 4-0, con marcador global de 5-3, en las semifinales de la Liga MX Femenil, con lo que llega a la cuarta final en su historia y se perfila como un candidato fuerte para llevarse el campeonato.

Con doblete de Katty Martínez, al 24 y al 80, uno más de Nayeli Rangel (45) y autogol de Delfina Santellan (46), Tigres logró remontar el marcador de 3-1 que se dio en el estadio Hidalgo en el jugo de ida de la llave y sigue en su camino por el bicampeonato.

En el partido de ida, Pachuca logró sacar un buen resultado, dos goles de diferencia parecían una cómoda ventaja, sin embargo, las cosas se complicaron para las de la Bella Airosa, quienes no supieron cómo recomponer el camino.

No había duda que Tigres quería estar en la final, lo demostró con amplia superioridad en el primer tiempo, pues prácticamente no prestó el esférico a las visitantes, quienes buscaban ampliar el marcador obtenido en la ida.

Al minuto 24, las universitarias se metieron a la pelea, después de un mal despeje de la zaga que le quedó perfecto a María Elizondo para una chilena que le salió asistencia para Martínez, quien remató y mandó al fondo de la portería para el 1-0 (2-3 global) que las pondría a una anotación del empate.

Poco después, Elizondo saldría del terreno de juego debido a que presentaba un golpe en la cabeza derivado de la jugada del gol, se acercó a su banca y recibió atención médica, pues parecía que estaba un poco aturdida por el golpe.

Las Tuzas no reaccionaban, las locales continuaban presionando para el empate que las pondría en la final y sobre el final del primer tiempo, al minuto 45, Rangel le daría el empate global a las norteñas, en un tiro de esquina a segundo palo, donde la jugadora remató de cabeza en medio de dos defensoras.

Para la parte complementaria, las pachuqueñas perderían a una pieza fundamental de su escuadra, pues Viridiana Salazar se lesionó en el final del primer tiempo.

En la primera jugada de la segunda mitad, seguirían las desgracias para el equipo comandado por Eva Espejo, pues caería la tercera anotación para las de casa, por conducto de Delfina Santellan, quien metió la pelota en su propia portería, al 47.

Con el transcurso de los minutos, las de Pachuca qusieron meterse en el juego y Mónica Ocampo tuvo un par de oportunidades, en las que la arquera Ofelia Solís resolvió perfectamente.

Martínez vendría de nuevo al 80 para decretar el marcador final 4-0 (5-3 global), luego de una buena asistencia de Rangel para que Martínez burlara a la portera y anotara el cuarto del día para las universitarias.

La actuación de la silbante Priscila Pérez fue un tanto cuestionable, pues hubo momentos en que el partido se le salió de las manos y las jugadoras se golpeaban continuamente sin que se pusiera orden con algún cartón amarillo y anuló un gol de las locales que parecía bueno.

Tigres confirmó una vez más que es un rival fuerte y que no se le puede dar por muerto sino hasta el último minuto, lo demostró al terminar con la ilusión de Pachuca de llegar a su segunda final y conseguir su primer título.