Nico Castillo estará en revisión médica toda la vida por trombosis

play
Nico Castillo presume alta médica en redes (0:17)

El jugador americanista abandonó el hospital después de la lesión y la trombosis que lo alejaron de las canchas. (0:17)

El nueve de febrero Nicolás Castillo, delantero del América, agradeció a todos los que estuvieron al pendiente de su recuperación en redes sociales y acotó: “No sé lo que depare mi futuro”, después de sufrir una trombosis que prolongó su estancia en el hospital. El médico que atendió a Miguel Calero, José Antonio Torres, explica que de ahora en adelante el chileno deberá estar bajo revisión médica de por vida.

“Correcto, hasta dónde está mi conocimiento, después de haber ido a Estados Unidos, Argentina, a todas partes, a ver el caso de Miguel Calero, los especialistas coinciden que tiene que estar bajo tratamiento permanentemente después de una trombosis”, aseguró el doctor José Antonio Torres, que fue a diversas partes del mundo para ayudar a Miguel Calero, portero que falleció en 2012.

El delantero del América fue internado en un hospital para ser sometido a una operación en la pierna derecha y ahí mismo se detectó un coágulo que generó una trombosis, del que también fue intervenido de manera exitosa. Al atacante se le aplicó un tratamiento anticoagulante, el cual lo podría tener fuera de la práctica deportiva de alto rendimiento por lo menos seis meses.

“Cuando menos a seis meses dura el tratamiento y eso sujeto a estar evaluando exámenes de biometrías hemáticas, exámenes para ver cómo se encuentra la cirugía, porque me imagino que le pusieron algún tratamiento para tener el vaso abierto. En el caso de Miguel Calero, el uso de anticoagulantes se recomendó de por vida, tanto que eso aceleró su retiro de las canchas y definitivamente el uso de medicamento era para siempre”, agrega el doctor que viajó a Minnesota, Estados Unidos, Argentina y a diversos estados de la Ciudad de México para ayudar a Calero al principio de la década.

La probabilidad de que se repita una trombosis es baja, según el doctor José Antonio Torres, pero se debe de tener un tratamiento adecuado para evitar que se repita el padecimiento.

“En el caso de un paciente que esté bien tratado, bien anticoagulado, el porcentaje baja, pero sí hay posibilidades de que se vuelva a presentar un cuadro. Tan es así que recuerdo lo de Miguel: tiene una trombosis en Monterrey, nos vamos a Estados Unidos a tratarlo. Se opera, se le pone un ‘stent’. Regresa, juega el Mundial de Clubes, todavía otro año con el club y definitivamente se retira porque el riesgo estaba latente. Ya retirado, se vuelve a manifestar la trombosis que desgraciadamente le quitó la vida”.