Porteros, los más afectados por la suspensión del futbol por coronavirus

Oscar Pérez en trabajo con Jesús Corona y Sebastián Jurado. Imago7

MÉXICO -- Con la Liga MX suspendida y los jugadores de las diferentes categorías trabajando de manera individual desde casa, uno de los principales aspectos que buscan atacar los cuerpos técnicos es el entrenamiento de sus porteros, los cuales requieren un trabajo especializado y que a diferencia de un jugador de campo no pueden llevar de manera rutinaria sin el apoyo de un compañero.

Para el experimentado exportero mundialista mexicano y ahora auxiliar técnico en Cruz Azul, Óscar Pérez, uno de los temas en los que se verán perjudicados serán el del espacio-tiempo y también de técnica.

“La forma física se puede tener todavía. Los reflejos los traes y los puedes trabajar o estimular en casa haciendo ejercicios explosivos, pero no puedes recostarte o tirarte, que es donde le veo problemas. Le veo problemas en distancias o tiempo de juego. En estos días no podrán medir bien balones o centros. También está la toma de decisiones al salir y es a lo que le veo mayor complicación. El ritmo de juego y el tener esa distancia-tiempo que se puede perder a lo largo de las semanas”, declaró a ESPN Digital.

En este tema coincide el estratega Benjamín Mora, quien ha ganado cuatro títulos con el Johor Darul Takzim FC de Malasia. El timonel comentó que sus jugadores buscan mantener la agilidad y reacción a través de los programas que se llevaron a casa debido a la cuarentena que se vive en el país asiático.

“Es el poder diseñar entrenamientos para velocidad, reacción o velocidad, agilidad y capacidad de reacción. No puedes hacer un trabajo completo desde casa, solamente apuntar lo que es la fuerza y resistencia. Es lo que te puede dar una bicicleta, caminadora o escaleras para sincronizar. Con la pelota es complicado que puedan trabajar por estos momentos”, expuso.

Desde casa y buscando mantenerse en forma, el portero de Pachuca Alfonso Blanco comentó a ESPN Digital que los problemas para los cancerberos podrían aparecer en cuatro semanas, ya que este es el tiempo que les dan en verano cuando la Liga MX finaliza.

“Todo dependerá de cuánto podamos parar y ojalá que no pare todo esto. En dos semanas detenidos quizá no nos costará, pero con un mes sería el mismo tiempo a a unas vacaciones largas del final de temporada. Dos semanas es el descanso de diciembre y cuando regresas no pierdes tanto. Ahorita no podemos comer de todo. Estamos conscientes que la liga volverá y no nos descuidamos. En vacaciones te das gustos en la comida y no entrenas diario sabiendo que tienes tal fecha para volver. El ritmo de juego se pierde, pero el ritmo de trabajo diario esperemos que no”, expuso.

Ante la falta de un compañero para trabajar a un nivel de exigencia elevado, Blanco reconoce que una pared se puede convertir en el mejor aliado.

“Como porteros estamos acostumbrados a trabajar de una manera diferente. Nos toca hacer gimnasio y fuerza. Por ahí uno agarra una pared o hacer abdominales con la pelota, pero no es lo mismo el que te exija el remate de un compañero a una pared. Es diferente el ritmo y es lo que toca en este reto”, aseveró.

En este mismo tema comentó el guardameta de Querétaro, Gil Alcalá, quien aceptó que la falta de contacto con la redonda puede perjudicar, pero confía que no haya errores en el reinicio del Clausura 2020.

“Creo que será un poco difícil. Como portero sí necesitas tener el contacto con la pelota de manera frecuente. Debes trabajar el tema de bloqueo y será una prueba más para ver qué tan preparados estamos en esta clase de cosas y el regresar y ver la manera que nos encontramos preparados. El tema del campo para los jugadores es más básicos, pero a ellos en dos o tres días teniendo la pelota en el pie es diferente. Será golpe duro y debemos estar preparados. Será una prueba importante”, externó.

Además, señaló que las fallas pueden existir sin importar qué tanto tiempo puedan estar detenidos. “Espero que no haya errores. Somos seres humanos y al final serán al pie de la letra. La concentración será importante y un factor a tomar en cuenta. La preparación será corta, pero será la que nos saque a flote para evitar tener errores”, concluyó.