Jesús Molina y otros jugadores que se han puesto playeras de gran rivalidad

MÉXICO -- Jugadores de la Liga BBVA Mx que han defendido más de dos playeras con rivalidad entre sí.

En algunas temporadas equipos con rivalidades entre sí han decidido fichar a futbolistas que militaron en el plantel contrario. Sin embargo, son contados los casos en los que un jugador suele llegar a pertenecer a más de dos equipos con rivalidades entre sí. Ha sido frecuente que ex futbolistas de cierto equipo militen con el conjunto contrario, pero también es muy extraño que esto se repita en dos ocasiones.

Estos son algunos casos en la Liga Mx en donde en dos ocasiones han vestido de un equipo rival.

Jesús Molina (Tigres-Monterrey, América-Chivas)

El ahora capitán del Guadalajara pertenece a esta selecta lista de jugadores que han militando en más de dos equipos con rivalidades entre sí. El centrocampista debutó con Tigres en el Apertura 2007 para emigrar al América tres temporadas después. Con los azulcremas Molina se consagró campeón en el Clausura 2013 y Clausura 2014. Después de pasar por la camiseta de Santos, llegó a Monterrey en 2017, equipo en el que solo pudo conseguir el campeonato de Copa. Jesús Molina cambió las rayas azules por las rojiblancas en 2019, y aunque su llegada fue criticada en un principio por la afición del rebaño debido a su pasado americanista, poco a poco se ha ganado el cariño de la afición.


Carlos Ochoa (Tigres-Monterrey, Guadalajara-Atlas)

Similar a la historia de Molina, Carlos Ochoa vistió estas cuatro playeras con rivalidad en el fútbol mexicano. Aunque jugó más encuentros defendiendo la playera de Monterrey, Ochoa tuvo un mejor rendimiento con Tigres. En su torneo debut con los felinos anotó 11 goles en 48 partidos. En cambio, la efectividad que tuvo con el conjunto rayado no fue la esperada al solo encontrarse con el gol en 16 ocasiones en 81 encuentros.

Otra de las rivalidades que Ochoa pudo disfrutar fue la de Guadalajara y Atlas, aunque en ninguno de los dos equipos pudo marcar diferencia, ya que en 2009 cuando defendió los colores rojiblancos solo pudo marcar dos goles mientras que con Atlas solo tuvo oportunidad de jugar ocho encuentros.


Luis Hernández (Cruz Azul – América, Monterrey – Tigres)

El “Matador” defendió los colores tanto de Monterrey como de Tigres. Aunque con ambos equipos duró dos temporadas, Luis Hernández marcó una mayor cantidad de goles con Tigres. Vistiendo la playera de los universitarios Hernández marcó 39 anotaciones en 64 partidos, mientras que, perteneciendo a los Rayados en la misma cantidad de encuentros, solo anotó 17 tantos.

América y Cruz Azul también fueron equipos para los que Hernández jugó, aunque hay escasos recuerdos de su paso por La Máquina, el delantero mexicano debutó con el equipo celeste en 1990 anotando un solo gol. Mientras que América fue el equipo que lo repatrió después de su paso por la MLS, en el Apertura 2000. Hernández trató de llenar el vacío que Cuauhtémoc Blanco dejó en su salida a Europa, sin embargo, solo pudo anotar 10 goles en 54 encuentros.


Jesús Mendoza (León – Irapuato, Guadalajara – América)

El jugador mexicano es uno de los casos en los que de un torneo a otro vistieron la playera del equipo contrario. Mendoza militó primero en Guadalajara en el torneo 1999-2000, teniendo un desempeño aceptable y aunque su posición no era la de un ‘9’, sí anotó 10 goles durante la temporada que militó en el conjunto rojiblanco. Al torneo siguiente cambió de piel, al vestir la playera del América en 96 partidos en su primera etapa como azulcrema y aunque salió del conjunto de Coapa en el 2002, regresó al año siguiente sin conseguir el despegue total.

Mendoza también ha vestido las playeras León e Irapuato, equipos que tienen rivalidad en el bajío, aunque con un paso discreto por ambas instituciones. Mientras que con la Fiera debutó en 1997, sus últimos minutos en la cancha los disputó con el Irapuato.


Sebastián Abreu (Cruz Azul – América, Monterrey – Tigres)

Como buen trotamundos, ‘El Loco’ Abreu vistió las playeras de cuatro equipos con rivalidad entre sí. Abreu jugó para Cruz Azul y América y Monterrey y Tigres.

Con La Máquina Celeste Abreu tuvo un mejor desempeño que con América. En 52 encuentros con la playera del Cruz Azul marcó 46 anotaciones en tanto con la playera azulcrema solo pudo anotar tres goles en su única temporada en el Invierno del 2003

Respecto a la rivalidad que involucra a los equipos regios, en su paso por Monterrey y Tigres, Abreú jugó casi la misma cantidad de encuentros, marcando un gol de diferencia entre ambos conjuntos, con Monterrey anotó 8 goles y con Tigres 7.


Ramón Ramírez (Santos – Tigres, Guadalajara – América)

Antes de ser una de las máximas figuras del Guadalajara, Ramón Ramírez militó en Santos equipo que tiene una rivalidad cercana con los conjuntos de Monterrey. Con el conjunto de la Laguna Ramírez disputó cinco temporadas del Invierno del 90 hasta el Verano del 94 y aunque su llegada a Tigres ocurrió casi diez años después, con el conjunto regio no pudo tener una carrera sobresaliente.

La ‘traición’ más fuerte que protagonizó el jugador mexicano fue precisamente el abandonar al Guadalajara para vestir inmediatamente la playera Americanista. Ramírez era considerado como ídolo de la afición rojiblanca al conseguir la décima estrella para el chiverío, pero pese a todo, la directiva tapatía lo cedió al conjunto americanista en el Verano del 99. Con la playera del América Ramírez no tuvo un desempeño cercano al rendimiento que mostró con los colores rojiblancos, por lo que un torneo después fue vendido a los Tigres.


José Antonio Noriega (Pumas – Cruz Azul, Monterrey – Tigres)

José Antonio Noriega vistió los colores de Pumas y Cruz Azul, así como los de Tigres y Monterrey. Pumas fue el equipo en el que debutó profesionalmente; a Cruz Azul llegó después de tener destacadas actuaciones con Monterrey. Precisamente en las filas de los Rayados fue donde Noriega pudo tener uno de los mejores momentos de su carrera, en comparación al desempeño que no pudo tener con Tigres, equipo al que llegó tres años después. Jared Borgetti Atlas – Guadalajara, Santos – Monterrey

Como canterano del Atlas, Borgetti debutó con los rojinegros en 1994 siendo una de las promesas de ese tiempo del conjunto rojinegro. Pero el pasado rojinegro de Jared se olvidaría 15 años más tarde cuando llegó a vestir la camiseta de Chivas en el Apertura 2009, disputando solo ocho encuentros. Esa no sería la única vez en la que Jared Borgetti vistiera dos playeras con rivalidad entre sí, ya que Santos y Monterrey también fueron ‘amores’ del delantero mexicano. Con la playera de los Laguneros, Borgetti marcó historia al convertirse en el máximo anotador de la organización con 205 tantos. Mientras que en conjunto consiguió dos de las estrellas para el escudo de Santos al ganar los títulos del Invierno 1996 y el Verano del 2001.


Ariel González (San LuisQuerétaro, América – Pumas)

El delantero argentino se convirtió en referente del fútbol potosino tanto en las franquicias que militaron en el ascenso como en primera división. Ariel también defendió los colores de los Gallos, acérrimo rival del San Luis, cuando estos se encontraban en el ascenso. El argentino consiguió tener un mejor rendimiento vistiendo los entonces colores auriazules ya que pudo obtener la permanencia del equipo, así como la primera final en la historia del balompié de esa plaza.

Además de jugar con los protagonistas del Clásico de la 57, González jugó para América y Pumas, equipos estelares del Clásico Capitalino sin llegar a tener una participación destacada para ambos conjuntos, ya que con América militó un torneo, mientras que a Pumas llegó con expectativas muy altas después del rendimiento demostrado en San Luis, sin embargo pasó desapercibido.


Oribe Peralta (Santos – Monterrey, América – Guadalajara)

Una de las últimas transferencias polémicas entre Guadalajara y América se dio con la cesión de Oribe Peralta, después de la escasa participación del delantero con el equipo azulcrema. Sin embargo, esta no fue la primera vez, en la que Peralta militó para dos equipos con rivalidad entre sí, dado a que anteriormente compartió las camisetas de Santos y Monterrey.

El equipo regiomontano adquirió los servicios de Oribe en donde militó por dos temporadas jugando 64 encuentros y anotando 11 goles, aunque destacó en mayor nivel con el equipo de la Laguna, conjunto en donde si fue referente al ser parte de dos títulos de liga, en el Clausura 2008 y Apertura 2012.