Janelly Farías explica los retos con la familia y la cultura mexicana al ser una futbolista abiertamente gay

Janelly Farías, defensa de Chivas Femenil, tendrá una ponencia en la Universidad de Harvard donde hablará de la cultura mexicana y los retos para una futbolista abiertamente gay

MÉXICO -- La defensa central de las Chivas, Janelly Farías, brindará el próximo 7 de octubre una conferencia en la Universidad de Harvard, donde contará su historia y expondrá temas de género, sexualidad, idioma, cultura y deporte.

Janelly Farías, de 30 años, tocará en su charla, particularmente un tema que le provocó problemas con sus padres y que le causó un gran sufrimiento, como fue el de declararse gay de forma honesta ante sus progenitores.

La futbolista mexicana nacida en Santa Ana, California, que a mediados de 2019 llegó a México, procedente del Galaxy, para firmar con las Chivas, club que prácticamente acaba de renovarle hasta diciembre próximo.

Janelly Farías, quien fue también seleccionada mexicana para el Mundial Femenino Sub-20, en 2006, y al siguiente año debutó con la selección mayor, afirmó en entrevista para ESPN Digital: “Soy méxico-americana, soy gay, vivo abiertamente mi sexualidad”.

Expresó con franqueza que “en el futbol no he tenido problemas, porque los equipos son muy incluyentes, es algo muy bonito, pero en la cultura mexicana en general, es extremadamente difícil, porque siempre hay gente que trata a una de imponerle lo que ‘debe de ser’. Viven con una perspectiva de estereotipos y de que una mujer ‘debe ser así’; por eso es muy difícil vivir abiertamente en la cultura mexicana”.

Dijo que en su caso, ha asumido la responsabilidad de vivir su homosexualidad abiertamente y ser transparente, porque sé que hay muchísimas personas que se identifican conmigo, de cierta manera”.

“A mis 18 años, cuando yo le expliqué esto a mis papás, fue algo muy difícil; me rechazaron al principio, sufrí años y años, tomó mucho tiempo, mucha educación, paciencia de ambas partes para que mi familia se diera cuenta que soy la misma persona, soy mujer, son Janelly y eso no cambia nada”.

Explicó: “No fue que lo escondí, simplemente cuando tuve mi primera novia, a los 18 años, vi que no lo aceptaban, que hablaban mal de ella o de mí. Dije: ‘Ok, esto va a ser muy difícil’, y sí, me afectó mucho en mi vida, en la escuela, en el futbol, porque yo necesitaba ese amor de mis papás y en ese tiempo sentía que no los tenía, porque no me aceptaban por mi ser. Entonces, yo sufrí mucho”.

Janelly Farías expresó que sus padres se dieron cuenta que necesitaba mucho de su cariño: “Lo que nos ayudó mucho fue que yo me di cuenta que ellos también necesitaban vivir un proceso. Me dije: ‘Creo que va a ser difícil para ellos, tengo que ser paciente’. Así fue como ellos cambiaron su perspectiva de muchas cosas y ahora usan su voz igual que yo. Mis papas son personas increíbles, están muy orgullosos de mí y es muy bonito”.

La jugadora se dijo consciente que hay “miles y miles de personas” que se sienten igual que como se sentía ella y que sienten un rechazo de sus papás, de su familia y de sus amigos, simplemente por no seguir los cánones, o los designios de la naturaleza.

“Es difícil vivir así; creo que es importante que la gente deje de imponer ideas de lo que ‘debe de ser’ y dejar que una persona simplemente sea”.

En su caso, explicó Janelly Farías que “conforme pasaron los años, me di cuenta que necesitamos más visibilidad, que hay pocas personas que están dispuestas a vivir abiertamente y que viven con un miedo del qué dirán. Yo, por eso siempre alzo mi voz; es importante sentirse parte de algo, especialmente si estás pasando por momentos difíciles, si sientes que hay personas que te aman, eso puede cambiar tu vida”.

“SER MUJER FUTBOLISTA, TODAVÍA MÁS DIFÍCIL”

Acerca de que hay algunas futbolistas en el futbol femenino de la Liga MX, que también han aceptado abiertamente su homosexualidad, señaló: “Creo que más allá del futbol, cuando hay personas que están dispuestas a vivir abiertamente, eso nos ayuda a crecer como sociedad, como cultura. Entonces, cada vez que veo que alguien dice abiertamente que es gay, lo aplaudo, porque están dispuestas a vivir, a pesar de ese miedo al que dirán".

"Creo que, la verdad, con que sean profesionales y puedan hacer su trabajo, lo demás no debería importar”, agregó.

Afirmó Janelly Farías que la palabra “difícil” no es suficiente para expresar lo que las mujeres futbolistas viven en México, aunque aseguró que se puede salir avante, “porque es necesario, y más que eso, es posible. Yo lo sé porque yo lo vivo, y se puede… Es difícil ser mujer, y ser mujer futbolista lo es aún más”.

¿UN PROYECTO CAMINA TAMBIÉN EN LO SALARIAL?

Por otro lado, señaló que el proyecto femenino de Chivas va por muy buen camino: “Es importante tener a una persona como Nelly Simón al frente del equipo, ella hace las cosas con propósito, con mucha pasión, y creo que se nota en esta temporada, donde el equipo está haciendo las cosas muy bien, está trabajando, es profesional”.

Sostuvo que “no es nada fácil” el trayecto que han seguido en el futbol mexicano femenil: “Hay muchas cosas que la gente no ve, hay muchas cosas que tenemos que sacrificar para estar aquí. Creo que en los próximos cinco o diez años vamos a ver el crecimiento, no sólo de Chivas, sino del futbol femenil de México”.

Finalmente, al preguntarle cómo es el trato de la directiva para las jugadoras y cómo es en cuestión de nóminas, se limitó a responder: “Eeeeh… prefiero no hablar de eso”.