Billy Álvarez y la promesa del estadio para el Cruz Azul que nunca se cumplió

En los últimos años hubo al menos dos proyectos para la construcción de un nuevo estadio de Cruz Azul, incluso para comprar el Estadio Azul, pero ninguno se concretó

MÉXICO -- Guillermo Álvarez Cuevas, actualmente prófugo de la justicia, intentó en varias ocasiones comprar el Estadio Azul, su ex casa, pero los propietarios del inmueble se negaron. En los últimos años, hubo dos proyectos para construir la nueva casa del Cruz Azul. Ninguno se consumó y ahora tienen contrato con el Estadio Azteca hasta el 2022, la también casa de su rival el América.

Cruz Azul dejó el Estadio Azul en 2018 y la familia Cossio se negó a vender el inmueble en el que ahora juegan los Potros de Hierro del Atlante. Había otros planes para la edificación que se encuentra en la colonia Nochebuena, pero tampoco se concretaron con el cambio de gobierno.

La ex directiva de La Máquina Celeste tenía varias maquetas para la construcción del nuevo estadio. “El problema es que cada vez que digo un lugar, el valor de los predios crece”, dijo Billy Álvarez, al inicio de la temporada pasada, tras presentar el uniforme del equipo.

Hubo acercamientos con la delegación Iztapalapa para construir el nuevo estadio del Cruz Azul en esa localidad y hasta las autoridades reconocieron acercamientos, pero al final el proyecto tampoco se consumó. Al mismo tiempo, los aficionados del América se burlaron del equipo y les llegaron a pegar volantes con la palabra “arrimados”, por utilizar el Azteca como su casa.

Víctor Garcés, también prófugo de la justicia, mencionó que ya había un proyecto para la nueva casa celeste en Tlalnepantla. El alcalde de esa región del Estado de México reconoció acercamientos con la directiva de La Máquina y hasta se había elegido el terreno para la edificación. En una reunión con las autoridades municipales y Billy Álvarez se presentaron las maquetas para el nuevo estadio, a las que ESPN tuvo acceso. Al final, no hubo un acuerdo.

En abril del 2020, cuando iniciaban los problemas legales del ex directivo, dijo que había una promesa para construir un estadio para el equipo, sin embargo fue acusado de lavado de dinero y participación en actividades con dinero de procedencia ilícita, y no pudo cumplir su palabra.

En una demanda en contra de Billy Álvarez se especifica que se desviaron mil doscientos millones de pesos de la Cooperativa Cruz Azul y si se toma en cuenta que el estadio de Mazatlán, el más nuevo de la Liga MX, costó 700 millones, con ese dinero se pudo construir al menos un estadio para el equipo de futbol.