Consecuencias del Covid-19 pueden afectar hasta por tres meses a Fernando Beltrán

play
La polémica no faltó en el triunfo del 'Rebaño' (1:16)

Con goles de Jesús Molina y J. J. Macías las Chivas se quedaron con el triunfo. (1:16)

El mediocampista de Chivas Fernando Beltrán ha perdido protagonismo al presentar fatiga crónica y una baja en la intensidad tras ser positivo a coronavirus

Fernando Beltrán, mediocampista de Chivas, reconoció el pasado 27 de agosto que no está bien en el tema físico después que fue uno de los elementos de los rojiblancos que dio positivo a Covid-19.

"Sigo en el proceso de recuperación y buscando mi mejor versión. Me ha costado muchísimo. Di negativo y me tocó jugar, pero este no es mi mejor futbol. Me cuesta mucho terminar los partidos, me ahogo mucho; es lo que me dejó el Covid, pero sigo tratando de recuperarme. Fueron 15 días sin hacer nada, uno tiene que recuperarse rápido. Sigo trabajando y si sigo así lo voy a recuperar lo más rápido posible”, sostuvo el ‘Nene’.

El 29 de agosto, dos días después de sus declaraciones, el mexicano de 22 años disputó 76 minutos ante Pachuca en la jornada 7 del Guard1anes 2020. En las siguientes cinco jornadas acumuló 124 minutos de 450 disponibles y Víctor Manuel Vucetich, técnico de Chivas, dijo que le hicieron estudios para ver su estado físico después de la enfermedad.

“En el caso de Beltrán, lo hemos monitoreado con el GPS. Hemos visto baja de intensidad, se hicieron estudios y arrojaron fatiga crónica post-Covid. Ha ido trabajando mejor día a día y yo creo que pronto lo tendremos en la participación con el primer equipo”, dijo tras la victoria ante Mazatlán en la fecha 12.

Desde el punto de vista médico, no hay evidencia científica suficiente que compruebe que los atletas de alto rendimiento pierdan su condición física al cien por ciento; sin embargo, de acuerdo al Dr. Eliseo Espinosa Poblano, neumólogo y cirujano de tórax del Centro Médico Nacional SXXI, es normal el sofocamiento y puede durar hasta tres meses posterior a la enfermedad.

“Se ha visto que en la población general, posterior a la infección y durante el período de convalecencia, pueden presentar dificultad para respirar de grandes a medianos esfuerzos que ocurren en consecuencia a la inflamación de las células del pulmón, la cual suele remitir en 2-3 meses. De ahí que muchas personas se sientan “sofocados”, posterior a la actividad física”, dijo a ESPN Digital.

Incluso, los síntomas como la pérdida del olfato y del gusto pueden durar por meses, aunque todo depende de lo fuerte que impactó el virus en el paciente. De la misma forma, puede haber un aumento de glucosa y pueden tener formaciones de coágulos.

“Se ha descrito que los pacientes recuperados de SARS-CoV 2, pueden presentar gran agotamiento físico, depresión asociado al temor de la enfermedad en sí y a la presencia de anosmia y disgeusia que ocasiona la infección durante las primeras etapas, se han descrito también estados de hiperglicemia transitoria y los pacientes pueden estar más susceptibles a eventos protrombóticos”, expuso el Dr. Espinosa Poblano.

“El tiempo de convalecencia es directamente proporcional a la gravedad del cuadro clínico. Personas que estuvieron hospitalizados o requirieron de ventilación mecánica; tardarán más tiempo en recuperar su estado de salud (de 12 a 18 meses aproximadamente), que aquellos que tuvieron síntomas leves quienes en su mayoría retomaran su salud en alrededor de 2-3 meses”, agregó a este portal.

Finalmente, el especialista expuso que si nadie está exento de sufrir la enfermedad, es más fácil que una persona sana, tiene menor riesgo de desarrollar síntomas del virus.

“Se entiende que un estilo de vida saludable puede disminuir el riesgo de contraer la enfermedad, pero no erradica por completo dicha posibilidad. A pesar del entendimiento que los atletas de alto rendimiento podrían ser individuos más saludables, no se encuentran exentos de contraer la enfermedad”, finalizó.

Beltrán no es el único futbolista que ha sentido estos síntomas, pues otros elementos lo expresaron públicamente como Juan Pablo Vigón, quien dijo en ESPN Radio Fórmula que el virus le quitó toda la condición. Además, ESPN Digital puso saber que otro jugador de los Pumas sintió el mismo efecto de perder la fuerza y la capacidad pulmonar de un instante a otro.