Los jugadores de la Liga MX que rompieron el confinamiento

Alan Mozo, 'Cabecita' Rodríguez y 'Chofis' López son algunos de los jugadores que se expusieron a reuniones con personas y un posible contagio

MÉXICO -- La pandemia por COVID-19 que se tiene en México ha alcanzado su punto más delicado a nivel social. Con más de 148 mil personas fallecidas por esta enfermedad y una Liga MX que sigue su desarrollo acompañado de medidas preventivas, ha provocado que las indisciplinas de jugadores sean mal vistas y los clubes comiencen a tomar medidas más severas para aquellos elementos que lleguen a romper los protocolos.

Con casi 10 meses del inicio de la cuarentena en México, en ESPN Digital te hacemos un recuento de algunos de los elementos que han sido vistos a través de videos y redes sociales y rompiendo el Quédate en Casa.

El portero de Tijuana, Jonathan Orozco, decidió hacer una fiesta en mayo pasado con motivo de su cumpleaños. En ese entonces el guardameta militaba en Santos, club que registró 15 casos positivos.

Algunos de los primeros elementos en romper las reglas en plena competencia fueron Hugo González y Dorlan Pabón. Los dos elementos asistieron a una fiesta y la directiva decidió separarlos hasta que se comprobara que no estuvieran contagiados.

A dicha reunión se unió el defensa de Tigres, Diego Reyes, quien argumentó que “fue solo un ratito”, pero para su mala suerte el jugador dio positivo luego de estar en dicha reunión.

El conflictivo Javier ‘Chofis’ López rompió las normas en más de una ocasión y sus acciones provocaron que la directiva del Guadalajara llegara al límite de su paciencia, por lo que fue puesto en transferencia y ahora el ofensivo jugará en el San José de la MLS.

Además de ‘Chofis’ López, también hubo más casos de indisciplina en el Guadalajara. Uriel Antuna, Cristian Calderón, José ‘Gallito’ Vázquez, Alexis Peña y Dieter Villalpando también salieron en su momento de fiesta y para algunos esta situación derivó en la salida del equipo y Villalpando se vio envuelto en problemas legales.

Alan Mozo volvió a caer en una indisciplina. Hace unos meses fue señalado de estar en una fiesta con otros compañeros de profesión e integrantes de una barra. Ahora, se filtró un video en el que el jugador estaba con unos amigos en un restaurante y en el mismo se observa que estaba tomando. Ante esto, los felinos anunciaron que el futbolista sería descartado para este fin de semana y no sería tomado en cuenta hasta que pase la prueba de PCR que demuestre que no está infectado de COVID-19.

En Cruz Azul las cosas no han sido diferentes. Pablo Cepellini acompañó en una fiesta al antes mencionado Mozo. Santiago Giménez fue acusado de viajar a Cancún a ver a su familia cuando el equipo estaba en plena competencia.

El caso más grave que se presentó en La Máquina fue de Jonathan Rodríguez, quien fue captado en una pequeña fiesta y en la que apareció con el uniforme de concentración del cuadro celeste. El equipo decidió sancionarlo económicamente y no fue considerado para el partido contra Pachuca.

Gerardo Arteaga, hoy jugador del Genk, decidió presenciar carreras clandestinas y su imagen, sin cubrebocas, circuló por los medios de comunicación.

Felipe Pardo, jugador de Pachuca, fue señalado en dos ocasiones de romper la cuarentena. La primera cuando viajó con su familia de Toluca a la Marquesa. La segunda ocasión fue cuando organizó una fiesta en su casa. Los vecinos del futbolista llamaron a la policía para ponerle fin a la reunión del exjugador de los Diablos.