¿En qué momento?

play
Jona dos Santos: 'En España si me tocó vivir el racismo' (1:06)

El futbolista de LA Galaxy lamenta que el futbol tenga insultos entre jugadores. (1:06)

Para el Chelís, hablar de racismo en el futbol mexicano no es una tarea sencilla debido a los contextos que durante años se han manejado en la Liga MX

Difícil tema me pone el editor. Hablar de racismo dentro del fútbol y más difícil, hablar del mismo tema, pero dentro de la Liga MX, me viene a la cabeza el título de este escrito: ¿En qué momento cambio decirle a un jugador de tez morena, negro o negrito y que no pasara nada, al día de hoy, decirle lo mismo y caigas en racismo?

Por supuesto que he dirigido jugadores con esa característica de color de piel. Me viene a la cabeza Joaquín Velázquez, Cosme, Nico Olivera. Mexicanos, uruguayos, colombianos y que les decía, refiriéndome al primero, “Negro” Velázquez o “Negrito” Oliveira. A Cosme le pregunté si le molestaba que le dijera “negro” y él me respondió que por supuesto no. Hoy en día, si tengo que hablar con ellos, me refiero como siempre los llamé y no pasa absolutamente nada.

Entiendo que la historia te marca grandes luchas en cuanto a ese tema y grandes problemas sociales basados en el racismo. Esto no se puede ocultar: si existe y si va más allá de la simple ofensa despectiva.

Todo esto transportado a una cancha de fútbol, con el espíritu de ofender, denigrar, hacer menos, humillar, rebajar, etc, claro que no está bien y se tiene que castigar porque emana del insulto y de todos los verbos transitivos antes dicho de afección psíquica.

Usados de esta forma, nada tiene que ver con referirte de una forma amigable y afectiva. Tenemos muchos problemas mundiales de carácter racial y por ningún motivo estoy de acuerdo que se traslade a una cancha de fútbol, de un deporte que tendría que imperar y anteponer otros muchos valores. El fútbol es una diversión y todo lo contrario a esto se tiene que erradicar de tajo. El problema no es lo que dices, si no como lo dices y utilizar la palabra negro como insulto, en una cancha de fútbol, te definirá como un ser sin valores y con nulo espíritu deportivo. Por último, me viene a la memoria una canción de la primaria y que decía: ¿De color es la piel de Dios? Si todos somos iguales a los ojos de Dios.