Solari ha caído en los dos momentos más importantes en un año

play
Solari habla de la frustración luego de no conseguir el título de la Concacaf (1:10)

Las palabras del estratega de las Águilas luego de caer frente a Rayados. (1:10)

Santiago Solari se quedó en la orilla de poder conquistar un título con América y es que la derrota frente a Rayados se sumó al tropiezo que tuvieron en la liguilla del Guard1anes 2020

El América sucumbió en la final de la Concacaf Liga de Campeones en contra de Monterrey y con esto, Santiago Solari sumó el segundo revés más importante en los casi 11 meses que tiene el técnico argentino al frente de las Águilas, una derrota, que se junta con loa que lograron en la Liguilla del Guard1anes 2020.

El equipo de Santiago Solari perdió la memoria a lo largo de 90 minutos, pese a llegar con una racha de cuatro triunfos y un empate en los últimos cinco compromisos, mientras que Rayados llegó con cuatro descalabros en fila. Sin embargo, en el terreno de juego.

El equipo de Santiago Solari perdió la final por la mínima diferencia con un gol de Rogelio Funes Mori, pero en las estadísticas el equipo de Coapa igual fue inferior, ya que solo realizó nueve disparos y solo tres de estos fueron a puerta, mientras que Rayados realizó 15 tiros y cinco fueron a la portería.

En remates desviados Monterrey hizo ocho tiros y América cuatro, la mitad de lo que logró su rival de la noche del jueves.

Esta es la segunda ocasión que sucumbieron en la fase final, la primera se dio hace solo unos meses en contra de Pachuca, rival que los goleó en el juego de ida de los cuartos de final y marcó de buena forma el futuro de la serie.

Pachuca venció al América en el juego de ida por goleada de 3-1, un partido que dominaron durante la primera mitad, pero no fueron capaces de reflejarlo en el marcador, ya que el equipo hidalguense se fue arriba en el marcador con un gol de Erick Aguirre, mientras que Leo Suárez empató al minuto 45.

Sin embargo, todo cambió para América, ya que Pachuca logró dos tantos más con Felipe Pardo y Luis Chávez y con estadísticas similares a la que logró Rayados con 15 tiros y de estos, cinco fueron al arco. En tanto, América remató 11 veces. El juego de ida fue otra historia, ya que a pesar de golear 4.2, el gol de visita los eliminó en la Liguilla.

Ahora, Santiago Solari y el América, tienen por delante el cierre de un torneo en el que aseguraron el liderato y el pase a cuartos, por lo que deberá jugarse su tercera carta en la Liguilla que se celebrará en noviembre.

SOLO TIENE UN TÍTULO EN SU CARRERA COMO TÉCNICO

Solari, en toda su carrera como entrenador de un primer equipo, lleva dos finales disputadas y suma un título, mismo que consiguió con el Real Madrid en el Mundial de Clubes de 2018. Sin embargo, en su tiempo con los merengues quedó corto en cuando a resultados y eso terminó por costarle el puesto.

Luego de un buen paso en las divisiones inferiores del Real Madrid y donde fue campeón en dos ocasiones, llegó como timonel interino al primer equipo en sustitución de Julen Lopetegui. Su cargo inició en octubre de 2018 y de inmediato inició con buen paso en Copa del Rey y LaLiga, además que calificó a la fase final de UEFA Champions League.

En diciembre llegó su primera gran prueba, el Mundial de Clubes, mismo que ganó al Al-Ain de Emiratos Árabes. El madridismo, de la mano de Solari, vivía buenos momentos, pero para 2019, entre febrero y marzo, la directiva no aguantó el mal paso del equipo y lo destituyó.

Solari tenía tres trofeos por los cuales pelear, la Copa del Rey, LaLiga y la Champions, pero no pudo ir por ninguno. En la copa fue eliminado por el Barcelona, días después perdió ante el mismo Barca El Clásico de LaLiga y quedó a 12 puntos del liderato, mientras que el Ajax lo echó, en marzo, en los octavos de final de la Champions.

Ante los malos resultados para un equipo de dicho calibre, la directiva decidió cesarlo y, en su lugar, llegó Zinedine Zidane.

Solari, de esta forma, no pudo pelear por los cuatro trofeos disponibles y solo se quedó con uno, mismo que no fue de su cosecha, ya que él no llevó al equipo al Mundialito.