Cómo trabaja Francis Jacobs para no ser el "próximo Freddy Adu"

Courtesy OCSC

Las comparaciones son inevitables.

En noviembre de 2003, Freddy Adu, quien tenía 14 años, firmó su primer contrato profesional con el D.C. United de la MLS. En los años transcurridos desde entonces, la carrera de Adu ha sido usada como una advertencia de lo que puede ocurrir cuando se llega demasiado rápido muy tempranamente; de cómo ser el rostro de la liga sentó las bases de una carrera que jamás pudo satisfacer las altas expectativas.

Ahora, otro joven de 14 años se apresta a convertirse en profesional, unos pocos meses menor que Adu cuando éste último dio el salto al deporte rentado. A finales del mes pasado, Francis Jacobs firmó un contrato profesional con el Orange County SC, equipo del USL Championship y esto despierta las interrogantes de costumbre: ¿Por qué el afán? Y acaso, ¿puede un chico de 14 años competir de verdad al lado y en contra de jugadores que en algunos casos llegan a duplicarle la edad?

Muchas cosas han cambiado en el panorama del balompié estadounidense desde que Adu hizo su debut con el D.C. United durante la temporada 2004. La Development Academy se formó en 2007, lo cual resultó en múltiples academias que surgieron por todo Estados Unidos y Canadá, y no sólo en el ámbito de la MLS. La totalidad del ecosistema futbolístico en Estados Unidos y Canadá cuenta con una experiencia considerablemente mayor en lo que respecta a la incorporación de jóvenes jugadores al panorama profesional. Alphonso Davies tenía 15 años cuando firmó con los Vancouver Whitecaps y ahora forma parte de la nómina del Bayern Múnich. A principios de año, el Chicago Fire fichó a un joven de 14 años, el portero Gabriel Slonina.

El californiano Orange County cuenta con algo de experiencia en este aspecto. El año pasado, el club pactó con el guardameta Aaron Cervantes cuando apenas tenía 15 años y ahora, después de nueve apariciones con su club en liga, Cervantes se encuentra entre los nombres considerados para la convocatoria de la selección estadounidense que disputará el Mundial sub-17 de la FIFA en octubre próximo. Considerando esta experiencia, Oliver Wyss, gerente general del Orange County, está confiado en que su club le dará la plataforma apropiada para el crecimiento futbolístico de Jacobs, quien se proyecta como volante central.

“Contamos con un jugador sumamente talentoso que ahora se encuentra dentro de un ambiente profesional, que le permitirá seguir y desarrollarse”, expresó Wyss con respecto a Jacobs. “Se le permitirá cometer errores. Se le permitirá ser adolescente. Aunque es evidente que existe un jugador muy talentoso y sentimos que, dentro de la estructura que le hemos puesto a su disposición, marcará una diferencia significativa dentro de la USL y más allá”.

El OCSC no tomó a la ligera la decisión de contratar a Jacobs. El director técnico Braeden Cloutier ha estado pendiente de Jacobs durante varios años y junto a Wyss y el director deportivo Frans Hoek, decidieron invitar a Jacobs a entrenar con el equipo en mayo pasado. Para sorpresa de éstos, Jacobs se adaptó rápidamente. Asombró al staff del OCSC con su habilidad con el balón. Con 5 pies y 11 pulgadas de estatura, Jacobs también cuenta con las herramientas físicas necesarias para competir con jugadores que en algunos casos superan su edad en más del doble.

“Jacobs siempre toma la decisión correcta todo el tiempo y creo que eso fue lo primero que percibimos en él”, expresa Cloutier. “Al incorporarse a nuestro ambiente, no sólo en el caso del plantel técnico sino también de los jugadores, ganarse el respeto de muchos jugadores veteranos, no es cosa fácil. En su caso, poder mantener control del balón, mantenerlo en movimiento, tomar las decisiones correctas, no perder el balón, eso llamó muy rápidamente la atención de todos los jugadores. También llamó nuestra atención. Lo he conocido durante largo tiempo, pero creo que todos pensábamos: ‘Wow, está muy por encima de muchísimos jovencitos’”.

Jacobs estima que requirió de aproximadamente dos semanas para adaptarse a la velocidad de juego.

“Estaba sumamente nervioso, pero una vez iniciada la práctica, se trató de una práctica normal”, recuerda Jacobs con respecto a sus primeras sesiones con el equipo. “Me sentía bastante emocionado a la hora de comenzar y jugar con ellos. El ritmo de juego es mucho más rápido porque estos chicos son profesionales y se produce mucho movimiento sin el balón, algo que también es mucho más veloz”.

Luego de haber visto cómo Jacobs demostraba su nivel durante varios meses de prácticas, se le extendió una oferta contractual. Jacobs aceptó, con la bendición de su familia. Jacobs participó en entrenamientos con el FC Koln y el Bayer Leverkusen; no obstante, la posibilidad de permanecer cerca de su hogar fue lo que tuvo mayor peso en la decisión. Existen ciertas medidas de precaución: por ejemplo, Jacobs podrá jugar con su club juvenil, el Irvine Strikers de la Development Academy, en caso de que necesite más minutos.

“Sacarlo de su nido no era la medida apropiada en este momento”, expresa Jeff, abogado de la localidad y padre de Jacobs. “Lo que ofreció el OCSC no podía ser mejor. Vivimos sumamente cerca (de la sede del club). La vida de Francis se mantendrá intacta en lo que respecta a sus amigos y su normalidad”.

También ayuda que Cindy, madre de Jacobs, cuenta con un doctorado en educación y ha impartido clases en casa a Francis durante el último año. Durante el año escolar venidero, Jacobs asistirá a clases en horario vespertino en una escuela privada local. No obstante, su prioridad será el fútbol.

“Creo que, después que lo vi jugar durante dos semanas y entender que se había ajustado al movimiento y ritmo de juego, con el balón moviéndose por todos lados, desde mi campo visual, pensé: ‘Wow, esto es lo que debería hacer de forma regular’”, expresa Jeff Jacobs. “Pero ese fue mi razonamiento. También pensé: ‘¿Qué es lo que él quiere?’ y todo parece compaginarse naturalmente”.

La totalidad del plantel del OCSC tiene sumo cuidado de no lanzar a Jacobs a las profundidades sin mayor preparación. Se ha asignado a Didier Crettenand, técnico del equipo sub-23 del OCSC, la tarea de actuar como “hermano mayor” de Jacobs, analizando videos con el jugador y ayudándole a recorrer con tranquilidad sus primeros meses como futbolista profesional. Se ha visto al ex miembro de la selección de Estados Unidos Michael Orozco impartiendo consejos a Jacobs durante los entrenamientos. Cloutier también está consciente de la diferencia de edad entre Jacobs y sus compañeros, además de la forma en la cual esto se puede manifestar dentro del vestuario y más allá del terreno.

“Jacobs sigue teniendo 14 años y hay cosas que se dicen y hacen dentro de un vestuario que un chico de 14 años no necesita ver ni escuchar”, afirma Cloutier. “Por ello, lo estamos protegiendo de esa clase de cosas. Él ya cuenta con su equipación, por eso, llega a las prácticas ya uniformado. Ingresa al vestuario cuando hacemos sesiones de análisis de video con el equipo. Está involucrado de cierta forma con el vestuario”.

Ya se pueden percibir ciertos conflictos incipientes en lo que se refiere a decidir cuándo Jacobs debería hacer su debut como profesional. Wyss indicó que Jacobs se encuentra disponible para las convocatorias y que podría pisar la cancha este mismo fin de semana en el partido contra Las Vegas Lights, a pesar de haber indicado que no desea acelerar las cosas con Jacobs y que en definitiva todo era cuestión de que el jugador demuestre estar listo. Cloutier se muestra más cauto al respecto. El OCSC ocupa el puesto 14 en la Conferencia del Oeste, conformada por un total de 18 equipos, aunque se encuentra a tres puntos de alcanzar un cupo en los playoffs; por eso, Cloutier debe pensar primero en la situación de mayor envergadura. También está consciente de que se le debe dar a Jacobs la oportunidad de debutar en el momento preciso. Apuntó que Jacobs tiene mayor espacio para crecer en el aspecto defensivo.

“Lo último que deseo hacer es ponerle en una situación en la cual el tiro le salga por la culata y las cosas no salgan bien, entonces habrá que dar dos o tres pasos atrás”, afirma Cloutier. “Solo deseo asegurarme de que lo haremos dentro del ritmo correcto y el momento apropiado”.

Jacobs está ansioso de dar ese próximo paso; sin embargo, está consciente, al igual que un veterano con canas, que esa decisión no depende de él. Pero es cuestión de tiempo hasta que se produzca su debut profesional.

Wyss afirmó: “Fue evidente que Jacobs cuenta con todas las herramientas, las cuales, si se desarrollan de la forma correcta, podrían convertirle en un gran jugador profesional, no solo con nosotros. Sus aptitudes le harán capaz de trascender mucho más allá”.

Muchos prospectos han inspirado frases similares. Ahora, el público estará pendiente a fin de comprobar si Jacobs puede satisfacer tan altas expectativas.