Alex Morgan: La National Women's Soccer League (NWSL) todavía no confía en nosotras

La delantera del Orlando Pride y de la selección femenina estadounidense, Alex Morgan, dijo que es optimista en lo que respecta a las demandas que la Asociación de Jugadoras (NWSLPA, por sus siglas en inglés) está haciendo a la National Women's Soccer League (NWSL).

No obstante, que la liga todavía es demasiado "reactiva" y que se debe construir más confianza entre ambas partes.

En declaraciones a los periodistas antes del amistoso ante Corea del Sur el jueves (8 pm ET en ESPN2 y ESPN+), Morgan señaló que como ella es jugadora asignada no es miembro de la NWSLPA pero dice que las representantes de su club, Erin McLeod y Toni Pressley, la han mantenido informada.

A raíz de las revelaciones de que varios directivos de la NWSL abusaron verbalmente o sexualmente de jugadoras, la NWSLPA emitió una lista de demandas el 6 de octubre que incluía que el personal de la liga participara voluntariamente en la investigación de la liga de la conducta sexual inapropiada. Las dos partes anunciaron una extensión de las conversaciones este lunes y acordaron que los representantes de la NWSLPA se reunirán con los candidatos para ser el próximo comisionado de la liga.

"Me siento optimista con la información que me han dado", dijo Morgan sobre las representantes del Pride. "Las demandas que la [NWSLPA] ha presentado para que NWSL se comprometa y apruebe, aún no se han atendido, y ha habido una extensión, por lo que en sí mismo dice que la NWSL todavía está siendo demasiado reactiva. Sé que hay muchas cosas que deben cambiar, pero tenemos que empezar a construir esa confianza, y en este punto, todavía no ha llegado".

Morgan fue nombrada recientemente para un grupo de asesoramiento técnico de la FIFA para el crecimiento y el avance del fútbol femenino. Entre los temas discutidos por el grupo, encabezado por la ex entrenadora de la selección nacional femenina de Estados Unidos, Jill Ellis, estuvo la posibilidad de realizar Copas Mundiales femeninas cada dos años.

Morgan dijo que podía "ver los pros y los contras" de la propuesta. Aunque existe un precedente histórico de realizar el evento cada cuatro años, una Copa del Mundo cada par de años podría resultar en una mayor cobertura del fútbol femenino. Morgan añadió que hay una mezcla de perspectivas dentro del grupo.

"No creo que ese sea el consenso de todas las jugadoras, no querer esta Copa del Mundo cada dos años", dijo. "Creo que en realidad hubo muchas opiniones compartidas a favor de la Copa del Mundo cada dos años en el consejo asesor de jugadores actuales y anteriores".

Se le preguntó a Morgan si la FIFA realmente escucharía las opiniones de los jugadores cuando se tratara de tomar una decisión. Morgan respondió afirmativamente.

"Aún faltan muchas conversaciones por tener, pero pienso que esta junta directiva femenina fue creada para escuchar a las jugadoras", ella dijo. "Así que si todas jugadoras dicen, 'No, esto es locura. No podemos hacer esto. Esto le hará daño al fútbol femenino a nivel global a tal nivel que no nos recuperaremos de ello', ¿escucharán [el presidente de la FIFA] Gianni [Infantino] y la FIFA? Por supuesto. Pero para esa función se ha formado esta junta directiva, para tener el consenso de las jugadoras que realmente se verán afectadas por esto positiva y negativamente. No es una decisión que se debe tomar a la ligera, y el debate continúa".

Morgan añadió que si la FIFA llega a llevar a cabo una Copa del Mundo bienal, deberá abordar la necesidad para una mayor inversión en el deporte femenil. Esto incluye incentivar a las federaciones para que financien a sus equipos de mujeres en una base continua y no solo cuando venga una Copa del Mundo.

Ella dijo, "No se puede tener una Copa del Mundo cada dos años sin ocuparse del lado financiero".