USL repetirá 23 minutos de partido entre Miami FC y Pittsburgh Riverhounds tras extraño error arbitral

La United Soccer League anunció que una parte de un partido del campeonato de la USL se volverá a jugar, después de que una extraña decisión llevó a los árbitros a anular un gol por error.

La liga dijo que el partido del 16 de octubre entre Miami FC y los Pittsburgh Riverhounds se reanudará el 27 de octubre desde el minuto 67 con Pittsburgh con una ventaja de 1-0.

Inicialmente, los árbitros otorgaron un gol a Pittsburgh cuando Devon Williams, de Miami, le pasó el balón a su compañero de equipo, Janos Lobe, en un tiro libre, cuyo pase hacia atrás rápidamente se fue por debajo del pie del portero Connor Sparrow y entró en la red para un gol en propia meta.

La regla establece que una pelota que ingresa a la red directamente de un tiro libre resulta en un tiro de esquina para el equipo contrario. Los árbitros aplicaron erróneamente esa regla, anulando el gol y dando a Pittsburgh un tiro de esquina. Pero dado que el tiro libre de Miami se puso en juego primero, debería haber seguido siendo un gol en propia meta.

El juego luego terminó en empate sin goles.

"Tras la revisión del partido del 16 de octubre, la Organización de Árbitros Profesionales (PRO) determinó que un error de arbitraje y una mala aplicación de las Reglas de Juego de la FIFA ocurrieron en el minuto 66", se lee en el comunicado de la USL.

"En este caso, los oficiales del partido aplicaron una ley que inequívocamente no coincidía con los eventos en el campo, y el fallo excedió el grado razonable de error humano que es inherentemente parte del juego", añadió el presidente de la USL, Jake Edwards. "Esta circunstancia extraordinariamente rara requirió la decisión de pedir a dos de nuestros clubes que repitieran el resto del partido con el marcador en 1-0".

Después del partido inicial, el entrenador de Pittsburgh, Bob Lilley, dijo: "(Los árbitros) dijeron que era el primer pase, pero no lo fue, claramente. Lo hemos visto, (el entrenador de Miami) Paul Dalglish lo ha visto, e incluso él dijo que era un gol. Era un gol perfectamente bueno".

PRO emitió un comunicado el jueves diciendo que retiraría al equipo de árbitros de su próxima asignación, y agregó: "Los árbitros creyeron incorrectamente que el gol se anotó directamente desde el tiro libre, lo cual no fue el caso".