Hablemos de Tigres, otra vez

espn

Si Tigres derrota a Palmeiras, habrá puesto en alto el nombre de México, quieran o no algunos de sus jugadores

El Mundial de Clubes es un torneo diseñado por FIFA para ver si el campeón de la Libertadores puede pegarle al monarca de la Champions, así de sencillo. Esto solo ha pasado tres veces. Y salvo la ocasión en que el sorprendente Mazembe africano que se coló hasta la final para perder contra el Inter, nada ha acontecido fuera del script esperado.

Es por eso que la victoria sobre el equipo coreano debe tener tranquilo a Tigres. Los felinos vencieron a su homónimo coreano con relativamente facilidad, aunque la recta final del juego ofreció algunos momentos de tensión. Gignac y un error infantil definieron el enfrentamiento de "Cuartos de Final".

Ahora el tiro es ante Palmeiras , un campeón al que muchos han "peluseado" en redes sociales. Primero, porque su victoria ante River fue muy circunstancial, y su triunfo ante Santos careció de brillo. Pero ganar nunca es fácil, y la estirpe de los equipos brasileños no debe ser despreciada. Muestra de ello es que ni Boca ni River han podido ganar una Final de Mundial de Clubes en este formato, y sí lo han conseguido Inter de Porto Alegre, Corinthians y Sao Paulo.

Tigres se puede dar por bien servido al ganar el Ulsan Hyundai y no lo digo en un tono conformista, sino porque Palmeiras es un equipo con mayor calidad que el cuadro felino, aunque muchos se empeñen en argumentar lo contrario. Si Tigres avanza a la final sería una sorpresa mayúscula a nivel mundial, aunque en México estemos habituados a verlos ganar campeonatos.

No es un tiro parejo, Palmeiras es mejor a pesar de que en nuestra microburbuja de redes sociales muchos así lo crean. Y qué curiosa es la vida. Si Tigres derrota a Palmeiras, habrá puesto en alto el nombre de México, quieran o no algunos de sus jugadores, porque aquí es donde juegan y aquí es donde cobran y viven y pagan impuestos.

Tigres va por la campanada. Y la conversación, una vez más girará en torno a ellos.