El saldo de un segundo lugar

play
David Faitelson: 'Si Tigres quiere ser un equipo grande, debe aprender a convivir con las críticas' (2:55)

En su Mirada, David responde al mensaje que André-Pierre Gignac lanzó a través de sus redes sociales luego de la participación de Tigres en el Mundial de Clubes. (2:55)

Tigres ganó el segundo lugar perdiendo 0-1, con nulo ataque u opciones de gol y con nula reacción después del gol en contra

Tendríamos que ir a mi escrito del pasado miércoles. No voy a analizar el juego desde el punto de vista de lo qué pasó. Escribí acerca de lo que podía pasar en diferentes escenarios, empezando porque para mí, a diferencia de la opinión del DT Mario Carrillo, este es el menos bueno Tigres de los últimos 5 años porque el equipo no tiene los recambios ofensivos de calidad que siempre tuvo.

Jugadores como Vargas, Damm, Valencia, Zelarayán y el mismo 'Diente' López que no viajó, fueron necesarios para darle otra respuesta al juego con marcador en contra. En lo anímico y después de ganarle al Palmeiras, estaban en óptimas condiciones, pero con el marcador 0-1 necesitaban algo más que el estado anímico dado el rival que tenían enfrente.

Después y también está escrito, el juego de posesión de Tigres no podía tener efecto ya que el Bayern hace una presión alta y su último hombre está en media cancha. Cuando Tigres intentó tener la pelota, no daban más de tres pases antes que tres alemanes les salieran al paso.

Mi conclusión de lo que escribí y escribo en este momento es la siguiente: Tigres ganó el segundo lugar perdiendo 0-1 y con nulo ataque u opciones de gol y con nula reacción después del gol en contra.

¿Qué hubiese pasado si adelantas líneas, propones recuperar antes la pelota, no te tiras hacia atrás en todos sus ataques --en una palabra-- eres más pro ofensiva en los últimos 15’ cuando Bayern saca a sus mejores atacantes? ¿Hubieras perdido por dos o por tres?

El segundo lugar ya lo tenías asegurado jugando a morirte de nada. Este tema queda perfectamente con lo que está pasando en estas primeras cinco fechas del torneo de la Liga MX. Este campeonato es solo un espectáculo para televisión y con los juegos que estamos viendo, el público seguramente le está cambiando de canal para ver las mil opciones que tiene en su aparato receptor.

Los juegos están sustentados en cómo hace un equipo para maniatar al otro y el otro hace exactamente lo mismo. Al final vemos pocas jugadas de gol, muy pocos goles y juegos sistemáticamente perfectos, pero muy aburridos para el televidente. Los anunciantes que se contratan para estar en los partidos, se están dando cuenta que el público le está cambiando de canal y su producto no tiene el impacto requerido porque la gente está en otro canal, entonces hablarán con las televisoras y pedirán que el costo de anuncio baje de precio y las televisoras hablarán con los equipos para pagarles menos por la transmisión de sus juegos.

Todo vendrá en cadena negativa. La única solución sería reunir a todos los técnicos y directores deportivos y decirles que sus esquemas tendrán que ser más pro espectáculo y que sus puestos de trabajo estarán asegurados todo el torneo, entonces la gente que vemos los partidos, veríamos un espectáculo divertido de dos horas, sin importar si mi equipo ganó o perdió. Los tiempos son otros y todos nos tenemos que adaptar a estos cambios globales. El que no se adapte, necesariamente saldrá de mercado.