Europa mira a la Copa del Mundo: equipos en alza y baja tras la UEFA Nations League

Los equipos europeos jugaron partidos de mucha exigencia de cara al Mundial ESPN.com

En medio de la preparación para la Copa del Mundo de Qatar 2022, las selecciones europeas jugaron en junio las primeras cuatro jornadas de la UEFA Nations League, que le permitieron probar variantes, corregir defectos y afianzar virtudes en partidos de competencia oficial.

Los 13 clasificados europeos para el Mundial disputaron encuentros exigentes en estas semanas. Algunos vieron crecer su nivel, mientras que otros sumaron preocupaciones. Estas son las conclusiones.

EN ALZA

DINAMARCA
Hoy, es uno de los seleccionados de mejor presente de Europa. Así de simple. Viene en ascenso desde la Euro, cuando llegó a semifinales, y lo afianzó en las Eliminatorias, en las que clasificó con gran autoridad tras ganar nueve partidos de forma consecutiva. Cada vez más firme en defensa y potente en ataque, el equipo dirigido por Kasper Hjulmand lidera su zona de UEFA Nations League por sobre el campeón y subcampeón mundial. Está en gran momento futbolístico y anímico y quiere dar sorpresas en Qatar.

PAÍSES BAJOS
Fue la Selección que más puntos sacó en estas cuatro jornadas de la UEFA Nations League y dio un golpe de autoridad de cara a la Copa del Mundo, después de varios años lejos de los primeros planos internacionales. La Naranja sumó diez puntos gracias a tres victorias y un empate. Venció a Bélgica en el clásico por goleada y también le ganó dos veces a Gales. Solo igualó con Polonia, después de estar dos veces arriba en el marcador. El equipo de Louis Van Gaal está en crecimiento y si llega con Virgil Van Dijk, Frenkie de Jong y Memphis Depay en buen nivel puede llegar muy lejos en Qatar.

ESPAÑA
No comenzó bien y sufrió varios problemas defensivos en los partidos contra Portugal y República Checa como visitante, pero mejoró y terminó la fecha FIFA como líder de su grupo y con mejores sensaciones. Logró buenas victorias en Suiza y frente a los checos en casa y evidenció un crecimiento colectivo. Además, quedó claro que tiene variantes en todas las líneas, más allá de las ya mencionadas dificultades en defensa.

PORTUGAL
El último partido contra Suiza genera preocupación porque no jugó bien y cayó derrotado, pero los tres anteriores sí fueron actuaciones positivas y está en ascenso, más allá del tropiezo. Fernando Santos tiene individualides de sobra y ha encontrado un buen funcionamiento colectivo. Será un rival de mucho cuidado en Qatar.

CROACIA
Comenzó la fecha FIFA con una dura derrota 0-3 contra Austria como local, aunque aquel día no tuvo a Luka Modric entre los titulares. Luego, demostró que con su figura es otra historia y no sólo levantó su nivel, sino que terminó con una histórica victoria 1-0 sobre la Francia de Kylian Mbappé y Karim Benzema como visitante. Sabe jugar torneos como el Mundial y está con el ánimo renovado tras la clasificación y una Euro mediocre.

NEUTRO

SERBIA
El seleccionado que complicó a Portugal en las Eliminatorias frenó un poco su ascenso en estos partidos pero mantiene su apariencia de equipo con posibilidades de complicar a cualquiera en Qatar. Comenzó la fecha FIFA con una dura derrota en casa contra Noruega pero se recuperó y mostró argumentos ofensivos, incluso a pesar de la ausencia de Dusan Vlahovic. Es el único de los clasificados al Mundial que juega en la zona B de la Nations League.

GALES
Cumplió su único objetivo de junio: clasificar a un Mundial después de 64 años. Es el tiempo más largo que tuvo que esperar un país para regresar a la máxima competencia y por eso se festejó a lo grande en la patria de Gareth Bale. Más allá de los encuentros de la Nations League, el duelo de repechaje contra Ucrania era la meta de los británicos y su triunfo fue suficiente para meterse en el grupo B de la Copa del Mundo. En el torneo europeo solo sumó un punto y perdió tres encuentros, aunque supo dar pelea contra Bélgica y Países Bajos.

ALEMANIA
Terminó la fecha FIFA con un triunfo histórico que lo relanza y le permite mejorar la autoestima, pero los primeros partidos no habían sido buenos. El 5-2 sobre Italia, la primera victoria de todos los tiempos ante la Azzurra en un certamen oficial, fue su pico máximo de rendimiento. Con una espectacular exhibición ofensiva de la mano de Thomas Müller y Timo Werner, consiguió sus primeros tres puntos después de tres empates pobres contra Inglaterra, Hungría y la propia Italia. Está en proceso de formación con Hansi Flick pero tiene todo para brillar en Qatar.

POLONIA
Fue irregular su camino en el comienzo de la Nations League, pero tampoco tenía grandes ambiciones de triunfo, así que no se puede decir que está en baja. La dura derrota 1-6 contra Bélgica encendió todas las alarmas en el combinado que enfrentará a la Argentina de Lionel Messi. Sin embargo, reaccionó rápido y en el partido siguiente le empató a Países Bajos tras estar dos goles abajo en el marcador. Y lo hizo sin Robert Lewandowski, su incuestionable figura.

BÉLGICA
Ya no tiene las luces de otros tiempos, pero aún es un adversario peligroso para cualquiera. Su poderío en ataque sigue siendo uno de los más respetables del mundo, pero sufre demasiado en defensa para un seleeccionado que quiere sera animador de un Mundial. Perdió el primer partido por goleada como local contra su clásico adversario Países Bajos y luego se recuperó con dos victorias sobre Polonia y un empate ante Gales. No llegará a Qatar como favorito pero puede hacer ruido.

EN BAJA

FRANCIA
Es su peor momento desde el título del mundo en 2018. Aún no ganó en la Nations League, está último en su grupo y ya no tiene posibilidades de llegar al Final four. Sin embargo, esto no es lo más preocupante para el campeón reinante. El juego no fluye y ni siquiera lo salvaron las individualidades, muy por debajo de su nivel habitual. Está claro que tiene todo para mejorar en estos meses, pero los cuatro partidos de junio llenaron de incertidumbre el camino hacia Qatar. Didier Deschamps cambió mucho y nunca encontró respuestas.

INGLATERRA
Si hoy hay una hinchada preocupada en Europa, esa es la inglesa. Antes de estos partidos, la Rubia Albión era indicada por la amplia mayoría de la escena futbolística como una de las principales candidatas a ganar el Mundial. Ahora, el panorama es mucho más sombrío. Fueron cuatro actuaciones que preocupan a cualquiera, más allá de que todavía falta y que no se pueden sacar conclusiones apresuradas. El equipo no tuvo funcionamiento, solo marcó un gol y de penal y sufrió mucho en defensa. Gareth Southgate no puede sacar ninguna conclusión positiva y tiene mucho para trabajar.

SUIZA
La victoria sobre Portugal le permitió cerrar la fecha FIFA con una pequeña sonrisa, pero tiene motivos de preocupación. Fue el seleccionado que mandó al repechaje a Italia y siempre demuestra capacidad para competir, pero en estos partidos evidenció un retroceso. Perdió tres de cuatro y no tuvo argumentos salvo por la capacidad para sostener la ventaja rápida conseguida contra los lusos.