Graham Arnold, el entrenador de Australia en el Mundial de Qatar 2022 que conoce muy bien a Argentina

Graham Arnold lleva una vida en la Selección de Australia y en Qatar 2022 dirigirá su primer Mundial EFE

La vida de Graham Arnold estuvo ligada a la Selección de Australia desde diversos ángulos durante los últimos 35 años. En ese camino, Australia y Arnold se cruzaron una y otra vez con Argentina.

Primero como futbolista y luego como entrenador, forjó una identidad asociada al combinado nacional y en la Copa del Mundo de Qatar 2022 buscará conducirla al éxito más estruendoso.

En sus años de futbolista, se destacó como un delantero temible. Hizo su presentación a los 17 años en Bankstown Berries FC y brilló con la camiseta de Sydney United, donde marcó 68 goles en 178 partidos. Su debut con la camiseta del seleccionado fue en 1985 y en total jugó 56 partidos, en los que convirtió 19 goles.

Tras un paso por equipos de Países Bajos, Bélgica y Japón, regresó a su país para jugar y dirigir al mismo tiempo. Lo hizo en Northern Spirit FC. Cuando Guus Hiddink dejó el cargo de técnico de la Selección, su nombre apareció de forma natural para hacerse cargo de forma interina. Ese fue su primer paso por el banco australiano, pero solo pudo dirigir la Copa Asia 2007, en la que llegó hasta cuartos de final. También entrenó a la sub 23 y logró el pasaje a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Recién después comenzó su carrera de entrenador de clubes. Dirigió a Central Coast Mariners FC y Sydney FC, además de Vegalta Sendai de Japón. Es el segundo DT con más encuentros en la liga australiana, en la que tiene el mejor porcentaje de efectividad. Ganó tres títulos con sus dos clubes.

GRAHAM ARNOLD Y LOS AUSTRALIA-ARGENTINA
Graham Arnold fue protagonista en cinco de los siete partidos que disputaron Australia y Argentina en su historia. Primero, claro, como futbolista. Jugó en el 4-1 de 1988, la única victoria australiana en los registros, cuando la albiceleste de Bilardo era campeona mundial y se preparaba para Italia 90.

También, Arnold estuvo en cancha el duelo ida y vuelta por el repechaje mundialista de 1993. En el 1-1 en Sidney en la ida, y en el 0-1 de la vuelta en el Monumental. Pero se perdió los amistosos de 1992 (0-2) y 1995 (0-2).

Como parte del cuerpo técnico, estuvo en los antecedentes más recientes en el historial. Con asistente en el choque de la Copa Confederaciones de 2005, triunfo argentino 4-2, y como DT interino en el amistoso de 2007, 0-1 con asistencia de Lionel Messi para el gol de Martín Demichelis.

Recién en 2018, después del Mundial de Rusia, cuando el neerlandés Bert van Marwijk dejó su cargo y, tal como había ocurrido con Hiddink, Arnold asumió como técnico principal de la Selección. Esta vez llegaba con más experiencia y una espalda mucho más amplia, tras sus éxitos en el fútbol local. No solo dirigió al combinado mayor, sino también a la sub 23, un ámbito que conocía muy bien.

Ahí, volvió a cruzarse con Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio. Australia sorprendió ganando 2-0 ante la Albiceleste y se fue del torneo dejando una gran impresión. Apenas perdió 1-0 ante España, luego medalla de platal.

El camino hacia Qatar 2022 no fue de rosas. Con la pandemia del covid 19 y algunas actuaciones algo decepcionantes en Copa Asia y Eliminatorias, los Socceroos consiguieron el pasaje de forma agónica en el repechaje contra Perú.

El estilo de juego físico, intenso y defensivo dio sus frutos en los duelos mano a mano. En su 1er Mundial, Arnold logró que el equipo de el salto de calidad que necesitaba para superar un grupo complicado, con Francia y Dinamarca.

Ahora, el desafío en 8vos de final es Argentina. Un rival gigante y conocido para los australianos y, sobre todo, para Graham Arnold.


*Esta nota se publicó originalmente el 25 de julio de 2022, como parte de una serie previa rumbo al Mundial. Y se actualizó el 1 de diciembre de 2022, para dar cuenta de la clasificación de Australia a 8vos de final.