"Lucho" lo soñó, lo cumplió y dio una alegría que anhelaba la Selección Colombia

Dos goles y un partido casi perfecto. Luis Díaz fue la figura de Colombia ante Brasil. EFE

Luis Díaz fue el mejor de la victoria 2-1 de Colombia ante Brasil por la quinta fecha de la Eliminatoria. Sus dos goles sellaron un partido inolvidable.

Que nadie dude de su compromiso con la camiseta de la Selección. La siente con pasión sanguínea. Deja todo. Es su instinto natural. En la adversidad mucho más...

El gol tempranero de los brasileños mostró todos los defectos del equipo con Néstor Lorenzo. Siestas en defensa, nervios en salida, demoras en los regresos de los laterales para defender. El más lúcido en esos primeros minutos de caos fue el guajiro.

En el uno a uno por la izquierda desconcertó al lateral Emerson y Marquinhos, primer respaldo en marca. Arrancó su duelo propio con el portero Alisson con remates a ras de piso. Siguió con dos intentos individuales desde campo propio a los que llegó sin piernas en la definición. Hubo velocidad pero no compañía.

La complacencia del árbitro Andrés Matonte en las divididas con Brasil lo exasperó. Reclamó con furia. Nobleza obliga, el central le perdonó la amarilla. Volvió al partido de inmediato, concentrado con el reloj en contra.

Los cambios de Lorenzo le dieron más poder a los costados. Cristian Borja pasó con criterio y lo asistió desde la izquierda al punto penal. Su primer cabezazo empató a los 75'. Lo dedicó a su padre en la tribuna occidental de el Metropolitano, desbordado en emoción.

A los 79', Richard Ríos movió la defensa por la derecha. Devolvió para James libre. El 10 puso un centro de los suyos para el segundo frentazo. El más importante. El de la victoria. La primera contra los auriverdes en la Eliminatoria.

Sus números son brillantes, pero quizá secundarios frente tanto amor por la Selección. 10 remates, 19 pases buenos de 21, cincuenta por ciento de precisión en sus disparos al arco, dos goles. Héroe.

"Nos merecemos este triunfo, no solo mi persona, sino todos en general, hemos hecho un gran proceso con el DT y los jugadores, es más que merecido (...) Para ganar se sufre, pero es merecido", dijo al Gol Caracol.

Generoso, alabó a su capitán.

"A James lo quiero mucho, lo respeto mucho, es un crack, es ídolo de ídolos", añadió.

Lo soñó y cumplió. Luis Díaz entró en la historia. Esto apenas comienza...