Joaquín Botero: "Bolivia le puede volver a meter seis goles a Argentina"

Joaquín Botero, una de las principales figuras de Bolivia en la histórica goleada por 6-1 frente a Argentina en 2009, habló en la previa de un nuevo encuentro entre la Verde y la Albiceleste, y aseguró: “Se le puede volver a meter seis goles”.

Aquella tarde, Botero marcó tres goles y brindó tres asistencias en la peor derrota de la historia para la Selección Argentina en una Eliminatoria, el 1° de abril de 2009.

"Se le puede volver a meter seis goles a Argentina, ya han pasado más de 11 años y se puede repetir. Depende de los jugadores, de cómo jueguen ellos y de hacerse fuerte en La Paz”, afirmó el exatacante en diálogo con El Deber.

Además, sobre su recuerdo en aquella vapuleada histórica de La Verde al equipo conducido por Diego Armando Maradona, reveló: “Siempre trato de ver ese partido en las redes sociales o algunos amigos me mandan videos. Es algo bonito ese recuerdo de ganar 6-1, no se da todos los días ganar de esa manera, hice tres goles, además tres asistencias, creo que salió todo perfecto y aparte la gente lo sigue recordando hasta ahora, a donde voy se acuerdan de ese partido. Ya dejé el fútbol hace algunos años y la gente se sigue acordando de ese triunfo”.

Por otro lado y frente a las chances de que los hombres de César Farías superen a los de Lionel Scaloni, reafirmó: “Ellos vienen ya con la mentalidad de que temen a la altura y eso hay que aprovecharlo más. Si se puede correr los 90 minutos y marcar muchos goles, mejor; nosotros el 2009 marcamos seis y ahora la selección ha trabajado hace bastante tiempo y creo que tiene muchas posibilidades de ganar”.

Botero marcó 20 goles en total con la Selección de Bolivia, cuatro de ellos ante la Selección Argentina (tres en el histórico 6-1). Frente al recuerdo de ganarle a Leo Messi y Diego Maradona juntos, afirmó lleno de orgullo: “En el banquillo estaba el mejor jugador de la historia del fútbol y en la cancha el mejor de la actualidad. También estaban Agüero, Di María, entre otros, los mejores de Argentina, que incluso siguen jugando en Europa y ganan muchos millones. Para nosotros fue maravilloso ganarles”.

Sobre el encuentro en que Bolivia aplastó a la Albiceleste, reveló que los defensores del equipo de Maradona le pidieron que bajaran el ritmo: “Nos decían ya está, ya tienen cinco. Yo hablé sobre ese pedido con Marcelo Martins y también lo comenté con Wálter Flores, porque nos pedían que no les hagamos más goles, pero de por medio estaba un premio que íbamos a recibir por cada gol que marcáramos en ese partido y obtuvimos 60.000 dólares”.

En conclusión y ante su presente y cómo observará Bolivia vs. Argentina, concluyó: “Da nostalgia de ver los partidos y pensar que yo jugué ese tipo de competiciones. Miro los canales internacionales en los que emiten los partidos que uno ha jugado y se me eriza la piel, sobre todo cuando veo mis goles y todo eso. Ya tengo 42 años, hace varias temporadas que ya no juego, así que solo queda apoyar al equipo de todos”.