Guillermo Varela confirmó la insólita razón por la cual no pudo ser convocado por la Selección Uruguaya

El defensor no pudo ser convocado por Alonso para esta doble fecha de Eliminatorias. @fcdynamo (TW)

Guillermo Varela confirmó este miércoles la insólita razón por la cual no pudo ser convocado para jugar por la Selección Uruguaya en los encuentros ante Paraguay y Venezuela por las Eliminatorias de la CONMEBOL rumbo al Mundial de Qatar 2022.

Realizando la pretemporada del Dynamo Moscú en Turquía, el lateral derecho de 28 años respondió cuando fue consultado en ‘100% Deporte’ (Radio Sport) sobre su ausencia en la convocatoria del entrenador Diego Alonso: “Lo que pasa es que no estaba vacunado, y no sabía que se exigía la vacuna, yo tuve el COVID en noviembre, un mes antes de ir a Uruguay por vacaciones”.

Varela, quien había sido reservado por el nuevo técnico de la Celeste, había entrenado incluso en los primeros días de enero en el Complejo Celeste junto a Diego Godín, Martín Cáceres, Sebastián Sosa, Giorgian De Arrascaeta y el selectivo juvenil.

El futbolista dijo que con Alonso habló de diversos temas, pero no sobre las vacunas contra el COVID-19. “Hace algunos días yendo a Qatar para empezar la pretemporada con el Dynamo, me llamó Eduardo Belza (gerente deportivo de la Selección Uruguaya) y cuando le dije que no estaba vacunado él no entendía nada”, comentó Varela.

El jugador señaló que durante el 2021 no quiso vacunarse con la Sputnik en Rusia, sino que esperaba darse la Pfizer cuando estuviera de vacaciones en Uruguay en diciembre. Sin embargo, el haber contraído coronavirus en noviembre le impidió vacunarse cuando llegó a su país.

“Cuando le expliqué a Eduardo por qué no me había vacunado, él me respondió que no había problema porque teniendo un certificado oficial de que había tenido COVID, yo podía entrar a Paraguay. El tema es que el club nunca había hecho oficial mi coronavirus porque si lo oficializaban, yo iba a estar afuera entre 15 y 20 días, y sin embargo al no hacerlo oficial a los diez días ya estaba entrenando y a los doce jugando”, narró el jugador uruguayo.

Varela continuó: “El Dynamo llegó a mandar un certificado pero como que no lo vieron viable porque como que no tenía garantías, eso fue lo que me dijo Belza. El último día iba a viajar a Uruguay, pero Diego Alonso me dijo que se había complicado la gestión y que no tenía chance de entrar a Paraguay”.

“Entonces la idea era apuntar al partido ante Venezuela en Montevideo, pero tampoco podía ser porque sin la vacuna yo debía estar siete días en cuarentena al llegar a Uruguay. Todo fue un baldazo de agua fría. Son cosas que pasan de mí, no pude hacer nada y hay que aprender. Tenía mucha ilusión de estar ahí y jugar estos dos partidos importantes, ahora a alentar y ver qué pasa en marzo”, remarcó.

El lateral explicó que no se quería dar la vacuna rusa porque la información sobre la Sputnik la recibía a través de un traductor, y no de forma directa: “Mi padre me había dicho que me tenía que haberme vacunado con la rusa. No es que me daba miedo, pero sí todo el mundo se daba la Pfizer, y acá la información sobre la Sputnik no es tan clara con el traductor”.

“A nosotros no nos exigían la vacuna en el Dynamo. Mi idea era darme la Pfizer en Uruguay, pero todo se complicó al tener COVID en noviembre, porque para vacunarme debía esperar entre tres y seis meses. Ahora con el equipo nos estamos volviendo a Moscú el 2 de febrero y ya está planificado darme la primera dosis el jueves tres. No me queda otra que mantener mi rendimiento y esperar a marzo”, destacó.

Más allá de esta situación, Varela pudo volver al Complejo Celeste en enero y esta convocatoria, aunque frustrada, lo coloca nuevamente en el radar celeste: “Cuando hablé por teléfono con Diego volvió toda la ilusión como la primera vez. Hacía casi tres años que no iba a la Selección. Hablé con él y me dijo que había una reserva grande y que quería ver cómo estaba, mi último partido, cuando arrancaba la pretemporada, toda información para tener al tanto”.

“Luego volví a hablar con él; en enero yo tenía un plan para seguir de entrenamiento que me mandó el Dynamo, y Diego me dijo que charlara con el profe Guillermo Souto para seguir el plan en el Complejo Celeste. Antes de llegar al Complejo, en el camino sí iba pensando en todo el tiempo perdido, pero una vez que entré, ya es como volver a casa y no pensé en lo que había perdido, sino que fue muy lindo encontrarme con la gente que trabaja ahí”, afirmó el ex lateral de Peñarol y Manchester United, entre otros equipos.

El último partido de Varela con la Celeste fue ante Arabia Saudita por la fase de grupos del Mundial de Rusia 2018. Luego, en setiembre de ese año fue convocado para jugar ante México en Estados Unidos, pero se lesionó en el hotel, sufriendo un fuerte desgarro en el gemelo interno de su pierna derecha.

“En su momento, el Copenhague me compró estando lesionado y estuve varios meses inactivo. Quizás el entrenador optó por otros jugadores y está bien, sí a veces esperaba una llamada para charlar, pero también en frío pensaba que no le van a dar explicaciones a todos los jugadores que pasan por la Selección”, comentó Varela, quien después de esa citación de setiembre del 2018 dejó de ser convocado por el Maestro Tabárez.

“Al principio miraba las convocatorias posteriores, pero después hubo una lista extensa para la Copa América del 2021 y cuando vi que no estaba, ya había perdido la ilusión de tener la chance de ser convocado nuevamente”, relató.

Volviendo a su presente y la situación particular que vivió con su convocatoria ya con Alonso como DT de Uruguay, Varela señaló que iba a viajar a Sudamérica con el paraguayo Fabián Balbuena, compañero en el Dinamo Moscú.

“Íbamos a viajar juntos. Aunque él está suspendido para el partido de este jueves entre Paraguay y Uruguay, sí hablamos de la actualidad de las dos selecciones, sabiendo que ambas están en una posición muy comprometedora; este partido es fundamental para los dos”, sentenció Varela.