Porto admite que sí dio dinero al Estoril, pero no para amañar un partido

El Porto admitió que transfirió 784 mil euros al Estoril, pero no lo hizo después del partido aplazado y fue para pagarles la contratación de dos jugadores, aseguró el director de comunicación de los Dragones en una entrevista para el programa Universo Porto.

A Bola, periódico luso, publicó el jueves 1 de marzo que se interpuso una demanda anónima en los tribunales de Portugal por el supuesto amaño del duelo entre los Dragones y Canários, que se tuvo que jugar en dos etapas porque hubo una grieta en la tribuna del Estadio António Coimbra da Mota.

“La segunda parte de la noticia cuenta que hubo una transferencia de 730 mil euros al Estoril. Es falso, no hubo ninguna transferencia bancaria o de ningún otro tipo, no tenemos nada que esconder”, dijo Francisco J. Marques.

Pero aclaró sobre el pago que les hicieron: “Tengo aquí los documentos para probar: el 14 de febrero, una semana antes del partido, el Porto transfirió 784 mil euros a Estoril a las 16:01, porque en ese momento tuvimos dinero. Fue el día que jugamos contra el Liverpool, pero no solo hicimos ese pago, también a otros clubes con los que teníamos deudas”.

El dinero que le dieron al Estoril fue por las transferencias de Carlos Eduardo y Lica: “Para tener la licencia de la UEFA tenemos que saldar las deudas a clubes y jugadores hasta el 31 de marzo, y la transferencia se dio una semana antes del partido y fue por deudas antiguas”.

Lo que liquidaron fue porque en ese momento contaban con el dinero por la venta de entradas para el juego ante el Liverpool de Champions League: “El FC Porto gana en el campo, lo único que compró fue un excelente equipo de futbol”.

Después de que el medio luso publicó la noticia, los Dragones desmintieron la información en un comunicado en su página de internet.

La primera parte del duelo entre Porto y Estoril se disputó el 15 de enero, pero una grieta en la tribuna impidió que se jugara la parte complementaria, por lo que hasta el 21 de febrero. Esa victoria le dio a los Dragones ventaja de cinco puntos en la Primeira Liga en el liderato.