Omar Govea lucha por un lugar en selección al mismo tiempo que busca ser piloto aviador

Los sueños del mexicano Omar Govea se labran en las canchas y también se construyen en los cielos de Bélgica, donde milita en la Jupiler Pro League con el Zulte Waregem y al mismo tiempo toma clases de aviación con el objetivo de ser en un futuro piloto comercial.

Con cinco goles y una asistencia, Govea fue premiado como el jugador del mes de diciembre, mismo reconocimiento que alcanzó el guardameta y seleccionado nacional Guillermo Ochoa.

“Desde niño siempre me llamaron la atención los aviones y siempre me preguntaba cómo le hacía la gente para volar. Cuando llegué a Bélgica conocí a un amigo que es capitán y me comenzó a contar cómo funcionaba la aviación, los estudios y me llamó mucho la atención e intenté un simulador, quedé fascinado y ahora lo llevo y hago teoría”, comentó.

El centrocampista fue una de las apuestas de Juan Carlos Osorio para la Selección de México, pero desde la salida del timonel colombiano el jugador de 24 años ha quedado relegado y su nombre ha sonado poco en los medios aztecas.

“Le agradezco al profe Osorio, porque fue el que me debutó en selección y sea con el entrenador que sea buscaré ese caminito que me lleve a selección nacional”, expuso.

El joven formado en las fuerzas básicas de San Luis y América externó que “ya realicé horas de vuelo y espero en un futuro trabajar como piloto privado o comercial y como las tardes las tenemos libres quería hacer algo de provecho”.

“Quiero llamar la atención y quiero hacer sonar mi nombre con buenos juegos y actuaciones para que selección volteé a este lado y haya seguimiento de la liga belga. Deseo llamar la atención con partidos y actuaciones y este tipo de premios me llena mucho de felicidad”, aseguró.

Vía telefónica, el mediocentro aseveró que “mientras estoy en la tierra mi cabeza está en el futbol y en el cielo mi cabeza se pierde y se vuelve loca con la aviación. Me encantaría mucho ser piloto comercial y volar para alguna aerolínea o en caso de que en la vida me vaya bien asociarme con aerolínea o empresa de pilotos privados y sería increíble”.

El elemento de los Essevee comentó que su sueño a mediano plazo es “buscar un lugar en competencias europeas y poder estar en selección”. Además, admitió que ha sido difícil ser reconocido por la afición mexicana, ya que nunca debutó en la Primera División.

“Ha costado hacerme de un nombre en México por el mismo proceso que no tuve y no debuté allá en primera división y ha sido un proceso largo y duro. Me salté el proceso en México y venirme de joven a Europa no me incomoda. Me siento bien aquí y al final de cuentas tener a esa gente que se alegra con mis actuaciones es lo que más me preocupa”, concluyó.