La chilena de Cristiano, el escorpión de Giroud y el remate de Batistuta: Los mejores goles que he visto

Durante el pasar de los años, nuestros redactores han presenciado algunas de las ocasiones más importantes de la historia del fútbol. En la edición más reciente de nuestra serie, ellos nos cuentan las historias de los mejores goles que han visto en persona, las cuales incluyen una chilena de Cristiano Ronaldo, el escorpión de Olivier Giroud, James Rodríguez y Gabriel Batistuta.

La elección de Nick Miller: Cristiano Ronaldo se monta en su bicicleta

El partido: Juventus 0-3 Real Madrid (2018)
El lugar: Turín, Italia

El genio de un gol como este no solo es producto de la aptitud física que le permite lograr hazañas así, sino también de su razonamiento, que le hace creer que es posible. Los atletas de élite tienen una psique creada de forma algo diferente al resto de nosotros, siendo capaces de eliminar de sus mentes la posibilidad del fracaso y eso les da la convicción de intentar algo como una chilena en un momento crucial de un partido de cuartos de final de Champions League contra uno de los mejores equipos de Europa.

Uno de los elementos más extraordinarios de lo hecho por Cristiano Ronaldo fue que en realidad el cruce de Dani Carvajal se dirigía con bastante precisión hacia el madridista Lucas Vázquez, quien lógicamente tenía una probabilidad mucho mejor de bajar el balón y amenazar el arco de la Juventus.

Solo un jugador de la jerarquía de Cristiano que sería él, a sólida distancia de seis o siete yardas de la trayectoria del balón y en dirección contraria, quien tenía la mejor posibilidad de anotar el gol si se lanzaba de cabeza, a seis pies de altura, de espaldas a la portería.

La mayoría de los remates de chilena cuentan con un fuerte elemento de confiar en el azar y esperar el mejor resultado, pero este no fue el caso: Cristiano no solo atrapó el balón a la perfección, con poder y malevolencia; sino que también lo ubicó perfectamente en la esquina inferior, sin que un estático Gianluigi Buffon (¡Gianluigi Buffon!) tuviera posibilidad alguna de atrapar el disparo.

Como es el caso frecuente a la hora de ver goles increíbles, se produjo un breve instante de silencio, mientras todos los asistentes hicieron una momentánea pausa con el fin de procesar lo que acababan de ver. Varios reporteros presentes dentro del palco de prensa (incluyendo un servidor) se colocaron las manos en sus cabezas y, por un breve instante, vieron boquiabiertos mientras Cristiano comenzaba a celebrar.

Posteriormente, un ruido comenzó a esparcirse por el Allianz Stadium. Al inicio, pensé que era un sonido similar a la caída de un aguacero sobre un techo de metal o plástico. Después se hizo evidente que 40,000 hinchas de la Juventus se pusieron de pie para aplaudir lo que acababan de presenciar.

Pocos seguidores del equipo local no se pusieron de pie, ansiosos en su aprecio de un gol que había puesto en desventaja 2-0 a su club. Cuando Cristiano se incorporó al plantel de la Juventus ese mismo año, indicó que dicha receptividad había sido una de las razones tras su decisión de mudarse a Turín.

La elección de Julien Laurens: el aguijón de escorpión de Giroud

El partido: Arsenal 2-0 Crystal Palace (2017)
El lugar: Londres

¿Se acuerdan de este increíble escorpión? En un frio y ventoso día de Año Nuevo, este encuentro de rutina en jornada de Premier League estaba marcado por el aburrimiento hasta que se produjo este momento de genialidad absoluta. Vino de la nada, pero será conocido por siempre como uno de los goles más grandes jamás anotados en Inglaterra. El movimiento sobre la cancha de todo el Arsenal fue excelente y el remate era simplemente mágico; Olivier Giroud, tras reaccionar a un cruce desde la banda izquierda hecho justo detrás de él, jugó con sus instintos, moviendo la pierna que tenía rezagada para obtener la recompensa definitiva.

play
0:49

El golazo de Giroud para ver una y mil veces

Arsenal vs. Crystal Palace.

La elección de Gabriele Marcotti: Batistuta golpea al Arsenal

El partido: Arsenal 0-1 Fiorentina (1999)
El lugar: Londres

Jorg Heinrich contuvo el balón a mitad de cancha para entregárselo a Gabriel Batistuta, quien enfrentó la marca de Nigel Winterburn, se viró a la derecha y soltó un remate que superó a David Seaman con la misma clase de ferocidad que solo El Rey León es capaz de mostrar. El tanto, que selló la eliminación del Arsenal de esa edición de la Champions League y el pase de la Fiorentina a octavos de final, forma parte de la clase de tantos que es imposible olvidar si lo presencias en vivo; el hecho de que quizás fue el último gran remate en el antiguo Wembley (Arsenal jugó allí sus encuentros de Champions en condición de local durante dos temporadas debido a la limitada capacidad del Highbury Stadium) y el hecho de que Batistuta partió de Florencia pocos meses después solo acrecienta su mito.

La elección de Tom Marshall: el flechazo de Aguilar supera a Estados Unidos

El partido: México 3-2 Estados Unidos (2015)
El lugar: Pasadena, California

A la hora de hablar sobre los mejores ambientes que se pueden experimentar en el fútbol mundial, un encuentro entre las selecciones de México y Estados Unidos, en frente de más de 90,000 almas en el Rose Bowl, obligatoriamente debe formar parte del debate. En el minuto 118 de la Copa CONCACAF en su edición 2015, el extremo derecho Paul Aguilar soltó una volea digna de Marco van Basten para convertir el gol de su vida y darle al combinado mexicano una victoria memorable que le aseguró un puesto a El Tri en la Copa Confederaciones de 2017. Adicionalmente, el gesto de Aguilar al lanzarse contra las vallas publicitarias en gesto de celebración, el jugador igualó la locura que se vivía en las tribunas.

La elección de Tom Williams: James martilla el arco

El partido: Colombia 2-0 Uruguay (2014)
El lugar: Rio de Janeiro

Previo a este choque de octavos de final del Mundial de Brasil, todo el debate giraba en torno al mordisco de Luis Suárez a Giorgio Chiellini en el compromiso anterior de la selección de Uruguay. Pero en un momento inolvidable, James Rodríguez hizo que todas las miradas se posaran sobre él, conteniendo el balón con su pecho antes de soltar una sublime volea a 25 yardas de distancia que golpeó la red tras pegar el travesaño. James, cuyo nivel mostrado en la Copa del Mundo le hizo merecedor de su pase al Real Madrid, volvió a anotar gol en el segundo tiempo para sellar la clasificación de la Selección Colombia a cuartos de final.

La elección de Graham Hunter: Pedro completa un movimiento perfecto

El partido: Barcelona 1-1 Real Madrid (2011)
El lugar: Barcelona, España

La genialidad que fue este gol comenzó con Víctor Valdés.

Fuertemente presionado en su área por un Madrid que jugaba decidido a revertir un déficit 2-0 en el global durante el partido de vuelta de semifinales de Champions League, el portero hizo un audaz pase corto a Dani Alves por la derecha. Alves envió el balón a Andrés Iniesta, quien a su vez pasó con precisión digna de la NASA para el remate de Pedro, para ponerle punto final al enfrentamiento. La jugada personificó al Barcelona de la época de Pep Guardiola. Los blaugranas avanzaron para conseguir su segunda Copa de Europa en tres temporadas.

La elección de Mark Ogden: El cohete de Cristiano

El partido: Porto 0-1 Manchester United (2009)
El lugar: Oporto, Portugal

Existen goles que nos hacen decir: "¡WOW!" y hay otros que siempre son seguidos por una mala palabra, la única capaz de capturar lo increíble que fue el tiro. Cristiano Ronaldo produjo uno de esos momentos en el Estadio do Dragao con un increíble tiro de 40 yardas de distancia a seis minutos de haberse iniciado un partido de vuelta de cuartos de final de Champions League, que selló la clasificación del United. La audacia mostrada al intentar el remate, al igual que su poderío, es la razón por la cual encabeza mi lista de los mejores goles que he visto.