Camisetas camufladas: Algunos modelos son dignos de olvidar, y otros se destacan por lo feo

play
Las 3 más espantosas camisetas de la historia para Carolina Guillén (1:58)

Carolina Guillén elige a los uniformes de fútbol que menos le han gustado. (1:58)

El club suizo FC Sion se ha convertido en el último equipo en incorporar una camiseta camuflada a su repertorio de uniformes, tras el lanzamiento de su nueva casaca de visitante para la temporada 2020-21.

La prenda se destaca por un patrón a manchas en distintas tonalidades color verde tierra que podría generar muchos problemas en los días de partido, a la hora de distinguir los jugadores del Sion del césped sobre el cual jugarán al fútbol.

En el pasado, múltiples clubes de todo el mundo han coqueteado con la idea de utilizar camisetas camufladas en el pasado. Ejemplo de ello han sido algunos modelos de este género lanzados al mercado por la Juventus, Napoli y Everton, solo por mencionar unos nombres.

Algunas camisetas logran el efecto buscado con efectividad excesiva, a un punto en el que terminamos olvidándolas, pocos momentos tras haberlas visto. Por su parte, otras casacas logran aprovechar al máximo los diseños tradicionales del diseño camuflado para crear unos modelos inolvidables. Y por el contrario, otras fracasan de forma tan espectacular que uno termina deseando jamás haber puesto sus ojos sobre ellas.

A continuación, presentamos algunas de las diversas camisetas camufladas presentadas ante nosotros en años recientes.

LO BUENO

Everton 2011-12, camiseta de arquero (Le Coq Sportif)

Un ejemplo arquetípico de cómo diseñar dentro de este motivo, digno de los libros de texto. Tim Howard se vio tan bien en ella, que utilizó una versión similar y más oscura para la siguiente temporada.

Porto 2014-15, visitante (Warrior)

Es innegable que el color azul eléctrico hace que la intención del camuflaje se pierda; sin embargo, eso no evitó que la casaca alternativa del Porto, creada para su campaña de Champions League, fuera un modelo ganador.

Juventus 2019-20, tercera equipación (Adidas)

Otro intento en color azul intenso. En esta ocasión, se utilizó un sutil patrón que brillaba bajo la lluvia, o cuando Cristiano Ronaldo sudaba copiosamente en ella.

Japón 2020, local (Adidas)

Algunos tramos del reciente amistoso entre las selecciones de Japón y México se jugaron bajo una opaca nube de niebla que se posó sobre la ciudad austriaca de Graz. Una lástima, porque la casaca del combinado nipón merece ser vista de la forma más clara posible.

LO MALO

Napoli 2013-14, visitante (Macron)

Cuando el Napoli utilizó un uniforme camuflado por espacio de una temporada, lo hicieron en grande. Y pensar que este modelo, mal combinado con cuello y bordes de mangas azules, ni siquiera fue la peor casaca camuflada utilizada por el equipo de la Serie A en dicha campaña.

CSKA Moscú 2014-15, visitante (Adidas)

Esta camiseta utilizada por el CSKA, con color blanco polar desgastado, fue tan interesante como ver una pintura a acuarela de una tormenta de nieve sobre el Ártico.

Sheffield Wednesday 2020-21, visitante (Elev8)

Una camiseta camuflada con una campaña de lanzamiento que incluye la etiqueta "#standout" ("destacarse"). Todo un contrasentido.

Bastia 2013-14, tercera equipación (Kappa)

La primera vez que el Bastia vistió esta casaca fue en una visita al Paris Saint-Germain, que terminó en derrota 4-0. Zlatan Ibrahimovic anotó un icónico gol de tacón y Edinson Cavani desbordó a la defensa contraria, incluyendo al portero.

LO FEO

Arsenal Tula 2015-16, local (Macron)

Generalmente, los colores rojo y amarillo no se llevan muy bien a la hora de diseñar camisetas de fútbol. Esta casaca confirma la regla.

Napoli 2013-14, tercera equipación (Macron)

Ésta es, indudablemente, la peor camiseta camuflada que haya visto la luz. Posiblemente sea una de las peores casacas de fútbol jamás creada. Si existiera un Salón de la Vergüenza para camisetas horrorosas, este modelo quedaría relegado a un relleno sanitario en llamas.