El extraño y maravilloso mundo de las tácticas motivacionales de los entrenadores

Mourinho le da un jamón español a Reguilón Instagram @josemourinho

En todos los niveles de la competición atlética, los entrenadores deben ser maestros, tácticos, sicólogos y maestros de la motivación. Y son capaces de ir a algunos extremos curiosos cuando quieren motivar a un equipo.

El entrenador de los Dallas Cowboys Mike McCarthy dijo haber emulado a Gallagher, humorista estadounidense que se dio a conocer en la década de 1980 por romper sandías como parte de su acto, en un intento por inspirar y despertar emociones dentro de su equipo, poco antes de enfrentarse a los Minnesota Vikings. Provisto con un mazo y varias sandías, el entrenador de los Cowboys y algunos de sus jugadores se dedicaron a aplastar frutas.

"Tuvimos una cantidad de puntos a enfatizar que tratábamos de recalcar; por ello, un grupo de chicos pudo participar y una vez más, diré que fue sumamente divertido. Tuvo buena recepción", afirmó McCarthy, después de la victoria 31-28 sobre los Vikings.

McCarthy no es el único en ir a lugares insospechados en busca de motivar a sus pupilos. Ni siquiera es el único en utilizar herramientas para reforzar sus tesis. A continuación, les presentamos algunas de las tácticas motivacionales más extrañas y maravillosas que conocemos, utilizadas por entrenadores en distintas disciplinas deportivas.


2020: McCarthy imitando al humorista Gallagher

Los Cowboys buscaban cortar una racha de cuatro derrotas consecutivas el pasado domingo. Tal como lo mencionamos anteriormente, el técnico y su equipo hicieron un peculiar ejercicio en el cual destrozaron varias frutas.

¿Funcionó? Los Cowboys obtuvieron la victoria; por ende, se puede decir que se sembraron las semillas de la inspiración, a menos que hayan sido sandías sin semillas. Adicionalmente, McCarthy expresó a los medios esta semana que sopesaba mantener la táctica como parte de sus herramientas motivacionales.

¿Qué dijeron? "De hecho, tuvimos que transportar nuestras sandías, porque es un poco más difícil conseguir sandías de gran tamaño en Minneapolis durante esta época del año, en comparación con Dallas, según me dijeron", expresó McCarthy.


2020: El ganador se lleva un jamón

El jamón ibérico es uno de los alimentos más costosos del planeta. En 2016, según informa el diario español El País, una pierna completa proveniente del suroccidente español fue cotizada en la bicoca de $4,872. Por ende, el DT del Tottenham Hotspur José Mourinho se llevó toda una ganga, Mourinho hizo una apuesta con su defensa Sergio Reguilón. Si Reguilón era capaz de detener al jugador del Manchester City Riyad Mahrez cuando éste intentase desbordarle durante su enfrentamiento de Premier League, Mourinho le obsequiaría un jamón.

¿Funcionó? Vayamos al fondo del cochino asunto. Reguilón cumplió con su parte en el encuentro sabatino, imponiéndose en la totalidad de sus cuatro marcaciones personales a Mahrez. El Tottenham se impuso 2-0 y asumió el liderato de la tabla de Premier League. El jamón le costó $650 a Mourinho.

¿Qué dijeron? "Una promesa es una promesa", publicó Mourinho en Instagram.


2019: A marcar tarjeta

Cuando el entrenador de los Chicago Bulls Jim Boylen quería asegurarse de que su equipo trabajaba con tesón (acumulando horas de labor en busca de mejorar su juego), decidió utilizar tácticas chapadas a la antigua. Boylen contrató la fabricación de un reloj laboral personalizado y cada uno de sus jugadores recibió una tarjeta que debían marcar cuando iniciaban sus respectivos turnos en la fábrica de los Chicago Bulls.

¿Funcionó? En definitiva, el tiempo se le agotó a Boylen. El estratega sustituyó a Fred Hoiberg, entrenó en 58 partidos durante dicha temporada, junto con la totalidad del torneo 2019-20. Boylen fue cesanteado en agosto pasado, acumulando récord 39-84 durante su paso por Chicago.

¿Qué dijeron? "Hombre, es una locura", afirmó Tracy McGrady, miembro del Salón de la Fama del Baloncesto, sobre la implementación del reloj laboral en el programa The Jump de ESPN.


2015: Notas musicales e informes de scouting

El entrenador de los Denver Nuggets Brian Shaw intentaba estrechar nexos con un equipo lleno de juventud. Intentó leer libros escritos sobre los millenials. Nada funcionaba. ¿Su solución para presentar un informe de scouting al equipo? Acompañamiento musical.

¿Funcionó? En absoluto. Su música y tácticas de entrenamiento sonaron desafinadas. Fue despedido durante la temporada 2014-15, luego de sumar récord 56-85 en Denver.

¿Qué dijeron? Durante un partido de los Nuggets, la conductora de ESPN Rachel Nichols informó que Shaw se sentía "frustrado porque parecía que esos jugadores necesitaban recibir más elogios, en comparación con su época".


2014: Funeral para un ovoide

Los Oakland Raiders tenían marca 0-4. Ya habían cesanteado a su entrenador jefe y ahora, Tony Sparano fungía como técnico interino. Cuando su equipo se aprestaba a tener fecha libre luego de concluida la Semana 4, Sparano utilizó la metáfora gastada de "enterrar el pasado". Aunque en esta ocasión, Sparano enterró un balón para intentar dejar atrás el horroroso inicio de campaña. Ahora que los Raiders se mudaron a Las Vegas, es probable que el ovoide siga bajo tierra, esperando la visita de un intrépido arqueólogo.

¿Qué dijeron? "Aquí está tu pala, aquí tienes tu herramienta y esos cuatro partidos quedarán atrás", dijo Sparano. "Y aquí estamos listos para trabajar. ¿Todos lo entienden?".


2008: Vestir pantalones es optativo

Otro entrenador interino en 2008 y otra táctica. Mike Nolan había sido cesanteado por los San Francisco 49ers. Optaron por darle el puesto a Mike Singletary. Con desventaja 20-3 en el descanso del partido de la Semana 8 contra los Seattle Seahawks, Singletary se despojó de sus pantalones. Los miembros del cuerpo técnico de los 49ers afirmaron que Singletary intentaba dramatizar lo vergonzoso del nivel mostrado por su equipo.

¿Funcionó? Más o menos. Luego de haber iniciado la temporada con marca 2-5, los Niners sumaron registro 5-4 bajo el mando de Singletary. Volvió a asumir el puesto de entrenador en 2005. Sin embargo, Singletary no pudo mantener éxitos sostenidos. Luego de sumar récord 8-7 en 2009, Singletary fue despedido faltando un partido para concluir la campaña 2010. San Francisco tenía récord 5-10.

¿Qué dijeron? "Utilicé mis pantalones para ilustrar que nos estaban pateando el trasero en el partido del domingo y lo humillante que debería ser para todos nosotros", afirmó Singletary en un comunicado emitido después del encuentro.


2006: Carretillas y cubetas de agua

En 2006, el entonces entrenador del Miami Heat Pat Riley había llevado a su tercer equipo a las Finales de la NBA en su ilustre carrera. Riley sabe bien cómo motivar a las superestrellas hasta alcanzar triunfos. Eso no significa que no opte por utilizar accesorios de utilería y metáforas cuando tiene que hacerlo. Riley utilizó un recipiente misterioso, una carretilla y una cubeta de agua en 2006. También tenía en sus filas a Dwyane Wade.

¿Funcionó? El recipiente contenía 120.000 tarjetas con la frase "15 Fuertes", al igual que distintos mensajes motivacionales escritos por cada uno de los jugadores. La carretilla había sido utilizada a principios de temporada, para ilustrar una analogía relativa a la confianza. Para ejemplificar el deseo de ganar un campeonato, Riley zambulló su cabeza dentro de la cubeta llena de agua, para demostrar a los jugadores que debían desear la victoria "como si fuera el último aliento". Miami se impuso a los Dallas Mavericks para conquistar el título; por ende, la alegoría funcionó.

¿Qué dijeron? "Trajimos una carretilla para meter cosas en ella, porque él nos contó una historia sobre la confianza en otras personas y empujar una carretilla sobre una cuerda floja", afirmó el escolta del Heat Gary Payton en 2006. "Es un gran motivador".


2003: "El hachazo accidental"

"Sigan cortando madera", es un cliché futbolístico ampliamente utilizado. Probablemente, no transcurre una semana sin que un jugador o entrenador no utilice alguna versión de esta frase en una conferencia de prensa. El entrenador de los Jacksonville Jaguars Jack Del Rio la elevó a otro nivel en 2003. Del Rio portó un hacha y un tronco para que sus jugadores se dedicaran a cortarlo. Sus pupilos parecían disfrutar del ejercicio por un momento.

¿Funcionó? ¿Acaso se puede considerar que un pateador haya enterrado el hacha dentro de su pierna como un ejercicio exitoso? Chris Hanson intentaba cortar madera cuando el hacha rebotó y terminó cortando la extremidad inferior de Hanson.

¿Qué dijeron? "Si puedes sentir tu espinilla, pues la piel está verdaderamente tensa. Si la rebanas, se expande muy rápidamente", afirmó el preparador físico de los Jaguars Mike Ryan. "Cuando lo vi, la espinilla estaba dividida y abierta".


1992: Un toro se convierte en novillo

El campeón de todos los tiempos en tácticas extremas para motivar es el entrenador de fútbol americano de la Universidad de Mississippi State Jackie Sherrill, gracias a su extravagante estrategia para motivar a su equipo previo a su enfrentamiento contra Texas en 1992. Sherrill permitió la castración de un toro frente a todo su equipo, catalogándola como una experiencia "educativa".

¿Funcionó? Pues no para el toro. Sin embargo, los Bulldogs vencieron a los Longhorns.

¿Qué dijeron? "No hicimos nada inhumano a un animal", expresó Sherrill según cita hecha por la agencia The Associated Press, después que el público conoció del peculiar suceso. "El ternero sigue vivo a la fecha de hoy, haciendo lo suyo. Déjenme ponerlo de esta forma: no creo que el ternero se sintiera avergonzado".


En México...

José Luis Sánchez Solá, ex técnico del Puebla y Necaxa, aseguraba que motivaba a sus futbolistas "tratándolos como novias", les abría la puerta y continuamente les llevaba presentes después de algún éxito. En los equipos que estuvo al frente, rifó pantallas, relojes y varios artículos entre sus jugadores.

Además, el 'Chelís' tenía actitudes histriónicas que ayudaban a sus jugadores a generar confianza ante rivales que a veces los superaban en calidad, como en la ocasión que ahogó a un puma de peluche previo a enfrentar a los universitarios. En la banca no escondía sus emociones y en varias ocasiones lloró ante un buen resultado de su equipo, actos que motivaban a sus dirigidos.