El acordeón de Jens Lehmann que tiró en el vestidor en el Mundial 2006 y terminó subastado para ayudar a unos niños

A más de 10 años de la hazaña que puso a los germanos en la semifinal, el ex arquero recordó cómo ese trozo de papel fue motivo de alegría para muchos niños

Eran los cuartos de final del Mundial Alemania 2006 entre Alemania y Argentina. El juego, de pocos goles, acabó empatado a uno en tiempo regular, luego vinieron los tiempos extra y los penales, donde la gran figura fue Jens Lehmann y su acordeón, mismo que tenía la forma en la que los argentinos tiraban desde el manchón.

A más de 10 años de la hazaña que puso a los germanos en la semifinal, el ex arquero recordó cómo ese trozo de papel lleno de anotaciones y hecho bolas fue motivo de alegría para muchos niños, ya que su acordeón se subastó tiempo después del juego.

"Me sorprendí después de que se volvieran muy famosas (las notas), las tiré en el vestidor y las recogí después, se obtuvo mucho dinero, no para mí, sino que alguien pagó mucho dinero por ellas y eso fue donado a niños en necesidad, fue una fantástica historia de principio a fin", recordó el arquero.

"En los penales, todos esperaban de mí que atajara al menos un penal, no podías darte el lujo de no atajar nada, la presión estaba ahí, estaba preparado", agregó Lehmann.

LOS ARGENTINOS NO QUIEREN A LOS ALEMANES

Incluso, cuestionado sobre lo que opina de Messi, sobre todo de verlo y enfrentarlo tan joven como en la final de la UEFA Champions League 2006, el arquero bávaro recordó que los argentinos no quieren a los alemanes por los recuerdos del Mundial Brasil 2014.

"Quizás era muy joven o estaba muy cansado probablemente, ellos (Barcelona) nos ganaron (al Arsenal) la Final de la Champions League, recuerdo ya que jugué ahí, muchos juegos para jugadores jóvenes no encajaban, fue así, quizás no, pero para los argentinos ese día no estaba predestinado, era nuestro juego, nuestro día, me siento mal por los argentinos, incluso en la Final de 2014, supongo que no nos quieren realmente, al menos espero que nos respeten".

Finalmente, Lehmann habló sobre la muerte de Maradona, y confesó que el astro argentino no era muy limpio pese a ser uno de los mejores del mundo.

"No tengo mucha información al respeto. Tengo el recuerdo de cómo no era un jugador muy limpio, pero es uno de los grandes jugadores que ha habido, no me tocó en mi tiempo ni me tocó jugar con él, pero era muy entretenido verlo en el terreno de juego, en algunas veces tuvo problemas, sin embargo, como jugador he visto su juego en videos y era un verdadero show", finalizó.