Entrenador de Uzbekistán y su efímera relación con el futbol mexicano

play
Dionisio Estrada: "Cortizo fue el que terminó cambiándole la cara al equipo" (2:38)

El especialista de Futbol Picante analiza el desempeño del mediocampista en el duelo ante Australia. (2:38)

Srecko Katanec coincidió con Nery Castillo en el Olympiakos, pero sólo estuvo en el banquillo tres meses


Srecko Katanec es el actual entrenador de la selección de Uzbekistán, rival con el que México cerrará su Fecha FIFA. El director técnico esloveno ha tenido un episodio que lo relaciona al futbol mexicano. Dirigió a Nery Castillo por apenas tres meses cuando el atacante aún no se consolidaba como figura del Olympiakos, pero la estadía del estratega en el club griego fue muy corta por generar “ambiente negativo”, de acuerdo a reportes.

Nery Castillo y Srecko Katanec coincidieron en el Olympiakos de Grecia entre noviembre del 2002 y febrero del 2003, dos años después de que el futbolista mexicano, también con nacionalidad uruguaya, llegó al conjunto de El Pireo.

En los tres meses que el director técnico dirigió a Nery Castillo, el futbolista solo participó en tres de los 14 partidos que Srecko Katanec estuvo frente al Olympiakos, de los cuales en dos fue como titular.

Nery Castillo sumó 196 minutos con Srecko Katanec en el banquillo del conjunto griego. Disputó los 180 minutos de la llave de la tercera ronda de la Copa ante Panachaiki, en la que colaboró con una anotación para que Olympiakos avanzara. Ese gol significó apenas el tercero de los 47 tantos que hizo el mexicano con el conjunto de El Pireo.

Srecko Katanec dirigió al Olympiakos por 14 partidos, con números de ocho triunfos, cinco empates y solo una derrota, además de que registró 34 goles a favor y 10 en contra. Sin embargo, el 7 de febrero del 2003, el conjunto griego decidió cesar al esloveno por generar “ambiente negativo” al interior del club, de acuerdo a información que la agencia EFE y BBC publicaron en su momento.

A pesar de que aquella temporada desfilaron cuatro entrenadores por el banquillo de Olympiakos, el conjunto griego logró mantener su dominio en la Super Liga y ganó su sexto título consecutivo, de los cuales Nery Castillo había participado en dos.