Eduardo Aguirre, el seleccionado mexicano que era portero y delantero como Jorge Campos

El padre del delantero de Santos Laguna reveló que el 'Mudo' guarda cualidades tanto para hacer daño en la portería rival como para defender la propia

MÉXICO -- La primera vez que Eduardo Aguirre salió en hombros fue en su barrio, cuando clasificó a la final a su equipo, después de anotar dos goles y detener los penales, en un mismo partido. El delantero de Santos jugaba de portero y de delantero, como Jorge Campos, ahora es uno de los dos atacantes que tiene disponibles la Selección Mexicana para el compromiso ante Ecuador.

“Si ponemos un comparativo sí era como el Brody. En unas finales, jugó, anotó dos goles y luego empataron. Lo pusieron a él de portero, a atajar los penales y ese día ganaron, detuvo dos. Fue la primera vez que sacaron a mi hijo en hombros, todos los niños estaban bien emocionados”, cuenta Jorge Aguirre, papá de Eduardo Aguirre, delantero de Santos y de la Selección Mexicana, en entrevista con ESPN Digital.

A Eduardo Aguirre le dicen el 'Mudo' porque “es de pocas palabras, muy certero en su comentarios”, reconoce su papá. La afición por la portería y la delantera surgió en la infancia, en las fiestas decembrinas, cuando su abuela le regaló una playera de las Chivas, unos guantes y un balón. Sus ídolos estaban en el extremo de la cancha, Oswaldo Sánchez y ahora Oribe Peralta.

“Su abuelita le trajo un balón, una playera de Chivas y unos guantes de regalo. Mi mamá no sabía de futbol, pudo ser una playera de Chivas o de América, pero como ella escuchó que le gustaba, pues le trajo eso y a partir de ahí, cada Navidad había balones, guantes o playeras de equipo. Yo los llevaba a los campos a jugar”, reconoce el papá del medallista de bronce en Tokio 2020.

“La vez que lo lleve a hacer su prueba en Santos supe que tenía algo diferente, porque ese día entrenó con muchachos que ya estaban en la escuela del equipo y él entendía todo sin haber tenido preparación previa. Su coraje y carácter ha hecho que cumpla todo lo que me ha dicho, dijo que iba a ir a selecciones menores, debutar en Primera División y luego ir a la mayor, ya lo hizo”.

Hace unos días, la mamá de Eduardo Aguirre le preguntaba a su hijo: “¿A qué te hubieras dedicado si no fueras futbolista?”. El delantero de la Selección Mexicana respondió: “Yo creo que les estaría ayudando en la lonchería de la familia”. Su progenitora complementó: “pero ya ves, estás cumpliendo un gran sueño”.