Así se terminó la historia Forlán en el Manchester United

Forlán, su salida del United y la charla con Ferguson después de una pelea. El actual DT de Peñarol habló sobre cómo se dio su salida del club inglés y su llegada a Villarreal.

“Llegó un momento en que internamente dije: ‘ya no me siento jugador de fútbol, a mí me falta algo’”, dijo Diego Forlán sobre cómo fue su salida del Manchester United, en una entrevista por Instagram con el periodista Máximo Palma.

El entrenador de Peñarol había llegado en enero de 2002 a Manchester y tras dos temporadas y media en los Red Devils buscó un cambio de aire, ya que no era titular y tenía por delante a nombres de la talla de Ruud Van Nistelrooy, Wayne Rooney o Cristiano Ronaldo.

Forlán dijo que se sentía bien en Manchester, donde jugaba cerca de 30 partidos por año, “pero no todos los que quería jugar”. Además, la sensación de estar convirtiéndose en un nuevo Ole Gunnar Solskjaer, que a esa altura tenía 32 años y era conocido como un “súper suplente” que no era titular con regularidad, pero que solía ingresar a prácticamente todos los juegos.

“Necesitaba algo más. Hablé con mi hermano y le dije: ‘me vas a decir que estoy loco, pero me quiero ir, necesito algo más, estoy acomodándome y no quiero acomodarme a esto; quiero ir a pelearla, tener más protagonismo, sé que eso requiere riesgos, pero confío en mí mismo y creo que eligiendo bien podemos tener la posibilidad de ir a otro lado’”, mencionó “Cachavacha”.

Otra certeza que tenía era que no quería quedarse en Inglaterra porque entendía que era un fútbol duro, y que por entonces solo unos pocos equipos intentaban jugar. “Yo no tenía físico como para estar jugando ‘físico’, no era mi fútbol. España me parecía un buen lugar”, agregó.

Su primer pretendiente fue el Levante. “No me gustó, no lo vi un equipo sólido. No confié mucho en ese momento. Aunque me pagaban bien, mejor que en Villarreal, dije que no”, contó Forlán. Sobre el final del período de pases llegó la oferta del Submarino Amarillo por lo que su hermano le dijo que debía ir a hablar con Sir Alex Ferguson, el entrenador del United. Pero había un problema: no solo Van Nistelrooy y Louis Saha, ambos delanteros, estaban lesionados, sino que Forlán había tenido una pelea con el legendario entrenador.

“Él se había enojado conmigo con razón porque contra Chelsea estaba utilizando un calzado que no tenía que utilizar y él me lo había avisado seis meses antes. Me dijo de todo ese partido. Cuando viene la chance de ir a Villarreal y tengo que ir a hablar con Ferguson, pensé: ‘¿justo ahora?’. Ponele que había sido el domingo el partido, y tenía que ir a hablar el martes”, contó.

A pesar del escenario desfavorable en lo previo, el DT escocés fue comprensivo. “Le conté todo esto, no le dije lo de Solskjaer, obviamente, pero sí de la sensación tenía. Me dijo, textual: ‘sinceramente, no te tendría que dejar ir porque te necesito. Sos un jugador importante para nosotros, a pesar que sé que te tendría que haber utilizado muchas más veces y no te pude utilizar, pero es así el fútbol. Sé que te lo debo porque he visto pocos jugadores que han entrenado tanto como vos, y eso que he tenido a muchos acá’. También dijo: ‘creo que te merecés tener una oportunidad y te agradezco porque hayas venido a hablar conmigo y me lo hayas pedido de esa manera, así que no te preocupes, yo te doy la chance para que puedas salir, ya negociaremos’”, narró Forlán.

El último día del período de pases del 2004, Forlán firmó con el Villarreal, por un monto bastante menor al que lo había comprado el United desde Independiente. En su primera temporada en el Submarino Amarillo, fue Pichichi de La Liga y Bota de Oro del fútbol europeo.