Jorge Martín ganó el sprint de Qatar y amenaza a Pecco Bagnaia en MotoGP

La cara de amargura y preocupación que Jorge Martín tenía después de la clasificación del GP de Qatar, penúltima cita de MotoGP que se vive por Star+, cambió drásticamente en apenas cuatro horas. El español del equipo Pramac sentía como una derrota el quinto lugar de partida que había conseguido, especialmente porque justo delante suyo picaría Pecco Bagnaia, quien llegó a Losail con 14 puntos de ventaja en la lucha por la corona y con chances de cerrar la temporada en la última carrera asiática del ejercicio 2023. Sin embargo, el sprint cambió por completo el panorama con un éxito sensacional de Martinator para que su sonrisa abarcara todo el pequeño emirato.

El ritmo del madrileño fue arrollador en la carrera corta de la 19ª cita. Y eso que en los primeros compases no la pasó bien. Porque llegó al roce en la batalla inicial con el campeón, a quien logró superar. Pero enseguida perdió otra vez el puesto al doblar abierto y hasta Marc Márquez se coló. No tardó nada en imprimir el poderío de su Ducati 2023 del equipo satélite y comenzó con una apilada fenomenal. Primero fue por el hexcampeón de MotoGP, luego por Pecco, en otra maniobra al límite. Y siguió para adelante. Álex Márquez y Luca Marini fueron sus víctimas siguientes para llegar a la punta y ganar su octavo sprint de la temporada.

El madrileño destató un festejo alocado con su equipo, con una sonrisa dibujada en su rostro y la mueca de preocupación se mudó de box para llegar al de Ducati oficial. Ahí estaba Bagnaia, buscando explicaciones, porque en la primera mitad, su moto no fue competitiva. Recién tomó buen ritmo en la segunda parte, pero ya era tarde y no pudo pasar del quinto puesto. Así, la brecha con la que arribó a Qatar se redujo a la mitad en el primer día de entrega de puntos del GP para quedar en siete, cuando todavía queda la competencia principal que premiará con 25 al vencedor. El dato es que, con los números como están, el Mundial se definirá en la última cita (el próximo fin de semana en Valencia), porque si Pecco llegara a triunfar y Martín no anotara, la luz se estiraría hasta 32, cuando quedarán 37 en el GP de cierre.

“Pensé que iba a ir fuerte, sabía que tenía potencial para ganar, pero en carrera nunca se sabe. Perdí terreno cuando me fui abierto con Marc y caí dos posiciones, pero me recuperé. Cuidé la goma trasera y así y todo veía que tenía buen ritmo. Al final se venía Di Giannantonio (NdeR: finalizó segundo), pero tenía resto. Ahora a pensar en mañana, que es lo más importante”, contó Martín, quien quedó mucho mejor parado que Pecco en al previa de la carrera principal qatarí. Pero el español no puede relajarse, porque el campeón suele sacar lo mejor de su rendimiento justamente en las carreras largas y ahí es el lugar en el que encontró su lugar para aún estar al frente del Mundial. El chico de los sábados de sprint, se sabe, es Martín.