Los novatos que más lucieron en la Liga de Verano de la NBA

play
¡Grizzlies se coronan campeones de la Summer League de la NBA! (2:18)

El MVP de la liga de verano, Brandon Clarke, guio la victoria de Minnesota sobre los Timberwolves (95-92) con 15 puntos y 16 rebotes. (2:18)

LAS VEGAS - ¿Quiénes fueron los novatos más destacados en la NBA Summer League? Desafortunadamente, muchos de los jugadores de mayor renombre debieron ver la acción desde las tribunas durante la pasada semana, incluyendo a Zion Williamson, elegido en el puesto número 1 del draft, cuyo verano terminó en el segundo periodo de su partido debut por motivos de precaución debido a una contusión en su rodilla.

Su ausencia les dio a algunos de los miembros menos conocidos de la clase de novatos 2019-20 la oportunidad de brillar en un sitio no muy alejado de las luces de Las Vegas, incluyendo a los compañeros de Zion en los Pelicans y a Brandon Clarke de los Memphis Grizzlies, Jugador Más Valioso de la Summer League en su totalidad y del partido por el campeonato.

Con otra Summer League ya reseñada en los libros de historia, repasemos las mejores actuaciones de los jugadores de primer año.

Mejor novato y mejor pasador: Nickeil Alexander-Walker | New Orleans Pelicans

Debido a que los canjes entre New Orleans y los L.A. Lakers y Atlanta Hawks aún no habían sido finalizados, Alexander-Walker y los otros dos elegidos en el draft aparte de Williamson no pudieron jugar en los dos primeros partidos del equipo en Las Vegas. Después de ello, Alexander-Walker tuvo una actuación electrizante, mostrando un juego sumamente completo que le podría permitir aportar en un rol de suplente más rápido de lo que se anticipaba.

Tras haber compartido la tarea de manejar el balón con el base veterano Justin Robinson en la Universidad de Virginia Tech, Alexander-Walker mostró una habilidad sorprendente en la creación, a la hora de conducir la ofensiva de New Orleans. Sumó promedio de 6.0 asistencias por partido, la mejor cifra entre los novatos. Los scouts se mostraron especialmente impresionados por su distribución con ambas manos después de haber jugado más con la zurda en la universidad.

La anotación de Alexander-Walker (24.4 puntos por partido) y enceste encendido en la larga distancia (13-32 en triples) fueron factores más predecibles pero impresionantes a pesar de todo. Además, la longitud de Alexander-Walker lo convierte en un defensor valioso en cualquier puesto de escolta. Pidiendo disculpas al Más Valioso Clarke, la totalidad de condiciones mostradas por Alexander-Walker fue mejor que la del resto de los novatos presentes en Las Vegas.

Mejor novato (edición del torneo): Brandon Clarke | Memphis Grizzlies

Al igual que Alexander-Walker, Clarke tuvo un arranque tardío este verano debido a que su cambio no se había formalizado. Ese descanso extra rindió dividendos para Clarke, quien prácticamente sumó promedio de doble-doble (14.7 puntos y 9.8 rebotes por partido) mientras condujo a los Grizzlies al título en Las Vegas.

Luego de un debut sólido, Clarke realmente dio una gran actuación durante la etapa competitiva del torneo, registrando dobles-dobles en los tres partidos. El egresado de Gonzaga se mostró con su usual efectividad a la defensiva, convirtiendo siete cestas en tres partidos del torneo. Al igual que los Pelicans, Memphis causó grata impresión a pesar de que su elegido en puestos altos de lotería (en este caso, Ja Morant, elegido con el número 2), debió reposar debido a una lesión. Clark fue el principal catalizador de semejante actuación.

Mejor volcada: Jaxson Hayes | New Orleans Pelicans

Si bien Alexander-Walker fue la mitad del dueto que produjo la mejor volcada en Las Vegas, fue Hayes quien asumió la carga pesada… desde el principio.

El jugador elegido en el puesto número 8 del draft tomó el balón corriendo después de un pick-and-roll para Alexander-Walker y se elevó sobre el defensor de los Chicago Bulls Mychal Mulder, propulsándose frente a Mulder por los aires para rematar de forma poderosa.

Mejor jugada: Zion Williamson | New Orleans Pelicans

Durante su breve estadía en la cancha, Zion nos dio un momento para recordar.

Luego de un rebote del alero de los New York Knicks Kevin Knox (en su segundo año en la NBA) en el primer periodo de su debut, Williamson vino desde atrás y arrebató el balón de las manos de un Knox que no se lo sospechaba y quien terminó en el piso después de la lucha por el balón. Eso dejó a Zion sin nadie que le detuviera para volcar el balón con ambas manos. En pocas ocasiones su celebración característica en la cual flexiona los brazos se ha sentido tan merecida.

Peor tendencia: Novatos que no juegan en la Summer League

Considerando la importancia de proteger a jugadores elegidos en los primeros puestos del draft que no han jugado mucho desde el final de sus temporadas universitarias en marzo o abril, es comprensible que prospectos de la talla de Williamson sean puestos fuera de acción al primer indicio de una lesión. A pesar de ello, es destacable que apenas un jugador elegido entre los seis principales puestos del draft entre los seis primeros (RJ Barrett de los New York Knicks, tomado en el puesto número 3 del draft) haya jugado más de un solo compromiso.

El momento en el cual se celebra la NBA Summer League con respecto al periodo de moratoria en la NBA representa un tema particular porque tres elegidos en el Top 10 (incluyendo a Hayes) se vieron involucrados en canjes que no pudieron ser completados hasta el segundo día de acción en Las Vegas. Esta situación debería mejorar el próximo año, cuando el inicio de la NBA Summer League posiblemente cambie al 10 de julio debido a que será año bisiesto. (De lo contrario, será imposible iniciar las otras dos ligas de verano previas a Las Vegas, el California Classic y la Salt Lake City Summer League después del inicio del nuevo año de la liga el 01 de julio).

Bien sea reduciendo o eliminando el periodo de moratoria o retrasando la fecha de inicio de la Summer League, la NBA debería buscar una forma de evitar que esto se repita en el futuro.

Jugador que experimentó mayor progreso: RJ Barrett | New York Knicks

Un lento inicio para Barrett, particularmente en lo que respecta al enceste, dio pie al escepticismo con respecto a cómo su juego se trasladaría a la NBA. Barrett tuvo 7-33 de enceste (21%) en sus primeros dois partidos y registró ocho balones perdidos en un difícil debut contra Williamson, su excompañero en la Universidad de Duke.

A medida que progresaba la acción, Barrett comenzó a conseguir su ritmo como creador. Totalizó seis asistencias en su tercer partido y 10 en una aparición de consuelo, a dos rebotes de sumar triple-doble. La fuerte presencia de Barrett en los rebotes fue la característica más consistente de su juego en el verano, promediando 8.6 rebotes. Y el enceste de Barrett comenzó a mejorar su nivel, convirtiendo una cifra más respetable: el 43% de sus intentos fueron efectivos después de los primeros dos partidos. Si Barrett sigue haciendo progresos de esta forma durante la temporada regular, le irá bastante bien.

Mejor encestador: Chris Clemons | Houston Rockets

Clemons, quien terminó su carrera en la Campbell University en el tercer lugar de todos los tiempos entre los anotadores en la División I Universitaria, firmó un contrato para asistir al campamento con los Rockets después de no ser elegido en el draft. Hizo fuertes argumentos para quedarse con un puesto en el roster gracias a su juego en el verano, convirtiendo aproximadamente cinco triples por partido a una tasa del 42% de efectividad.

Clemens es un encestador peligroso desde el rebote quien también es capaz de representar una sustancial amenaza en el poste. Se trata de un jugador ofensivo con calibre de NBA; no obstante, la interrogante radica en si Clemons puede mantener nivel óptimo a la defensiva con su estatura de 5 pies y 9 pulgadas.

Mejor rebotador: Terance Mann | LA Clippers

Cuatro de los cinco líderes reboteros en la Summer League fueron gigantes con experiencia en la NBA, lo cual los convirtió en líderes predecibles. El quinto fue Mann, un jugador por las alas de 6 pies y 7 pulgadas de estatura elegido en el puesto 48 del draft de este año por los Clippers.

Si bien Mann fue un jugador sumamente versátil en la Universidad de Florida State, con un promedio de 6.5 rebotes por partido en su último año de estudios, el promedio de 11.3 que mostró en Las Vegas sigue siendo sorprendente, al igual que sus 5.7 asistencias (más del doble de la marca registrada por él en 2018-19). Es probable que juegue más como “puesto 3 y defensor” con los Clippers, quienes utilizaron parte del remanente que tenían de espacio dentro del tope salarial después de contratar a Kawhi Leonard para darle a Mann un contrato por cuatro años que comienza con una cifra ligeramente superior al salario mínimo de la liga.

Mejor novato no elegido en el draft: Terence Davis | Denver Nuggets/Toronto Raptors

Otro jugador por las alas que (al igual que su homónimo Mann) causó grata impresión en el combine del draft de la NBA en Chicago. Draft no fue elegido en el draft, pero no requirió de mucho tiempo para conseguir un equipo. Luego de anotar 22 puntos y 5-7 de enceste desde la larga distancia en su primer partido con los Nuggets, Davis firmó un contrato por dos años con los Raptors garantizado en 2019-20 según Shams Charania de la web The Athletic. Luego pasó al equipo de verano de Toronto y sumó 33 puntos, 13 rebotes y 13 asistencias en sus otras dos apariciones.

Novato más popular: Tacko Fall | Boston Celtics

No creo haber apreciado del todo el fenómeno Tacko hasta que se presentó a su debut y recibió sonoros aplausos de los asistentes en el Thomas & Mack Center. Típicamente, semejante recepción durante la acción de un partido de rutina en Las Vegas está reservada para la llegada de una estrella como LeBron James como espectador. Por eso, mi instinto me llevó a mirar hacia la entrada antes de darme cuenta que la estrella popular en esta oportunidad se trataba de Fall, de 7 pies y 6 pulgadas de estatura, quien generó respuestas similares durante toda la semana e inspiró a un par de aficionados de los Celtics a usar disfraces de taco para marcar el “Martes de Tacko”.

Fall, quien es mucho más que una mera curiosidad, tuvo mejor desempeño en la acción del verano que lo mostrado en el Combine. Su estatura hace que los remates cerca de la cesta sean casi automáticos. Además, Fall tuvo 77% de enceste desde la cancha mientras sumó 20 rebotes y bloqueó siete tiros en 63 minutos. Lo más importante es que las ofensivas rivales no fueron capaces de aprovechar cuando Fall marcaba lo suficientemente lejos de la cesta para valorar la producción que aporta por dentro. Entonces, quizás hay motivos para creer que Fall podría hacer una carrera en la NBA como una versión reducida de Boban Marjanovic, otro favorito de la afición.