Los momentos más icónicos en la historia del Staples Center de la NBA, NHL, WNBA, UFC, boxeo y más

play
Los momentos mágicos en la historia del Staples Center (1:44)

Desde Shaq y Kobe hasta una Copa Stanley de los LA Kings, revive los mejores momentos en la historia del Staples Center antes de que cambie de nombre al Crypto.com Arena. (1:44)

Desde que abrió sus puertas por primera vez en 1999, el Staples Center ha sido la sede de siete Finales de la NBA, cinco Finales de la WNBA, cuatro tarjetas de pago-por-ver de la UFC, dos Finales de la Copa Stanley e incontables peleas de boxeo de campeonato mundial. Fue el hogar del torneo de básquetbol masculino de la conferencia Pac-12 durante una década y ha visto cómo se celebran múltiples Juegos de Estrellas de la NHL y la NBA. También es hogar cada año de los Premios Grammy (para la gran frustración de sus inquilinos deportivos, que se ven forzados a irse de giras largas cada mes de enero). A lo largo de sus 22 años de uso, el Staples Center se ha convertido en uno de los arenas más icónicos en los deportes profesionales.

Y después del jueves por la noche, el Staples Center dejará de existir.

El partido entre los San Antonio Spurs y Los Angeles Lakers será el evento final en el arena bajo el nombre de Staples Center. El edificio se convertirá oficialmente en el Crypto.com Arena para el partido de los Lakers programado para el Día de Navidad contra los Brooklyn Nets (8 p.m. hora del Este por ESPN Deportes y la aplicación de ESPN).

Antes de que el cambio se vuelva oficial, le pedimos a nuestros escritores de alrededor del mundo deportivo que recordasen algunos de los momentos más importantes en la historia del Staples Center, y si la lista provee alguna pista, el Crypto.com Arena buscará estar a la altura de un gran legado.


NHL: 'Frenzy on Figueroa' y coleccionar Copas

Hay tres momentos que definen la historia de Los Angeles Kings en el Staples Center. Dos de ellos resultaron en campeonatos de la Copa Stanley. El otro se conoce simplemente como "Frenzy on Figueroa" ("Frenesí en Figueroa").

El 18 de abril de 2001, los Kings enfrentaban a los Detroit Red Wings en los cuartos de final de conferencia. Detroit era un equipo repleto de estrellas que ganaría la Copa la siguiente temporada. Los Kings estaban contra las cuerdas: Los Red Wings tenían una ventaja de 2-1 en la serie y una ventaja de 3-0 en el Juego 4 en Staples. Entonces comenzó a suceder alguna magia. Los Kings llevaban 50 jugadas de ventaja numérica consecutivas en la postemporada sin un gol hasta que el delantero Scott Thomas anotó uno a los 13:53 del tercer periodo. El delantero Jozef Stumpel siguió con otro gol de ventaja numérica menos de cuatro minutos después. El público se conmocionó cuando Bryan Smolinski empató las acciones al restar 53 segundos en tiempo reglamentario; el rugido de los aficionados cuando el novato Eric Belanger anotó después de 2:36 del tiempo extra aún retumba del techo.

Lo que hizo el "Frenesí" aún más frenético fue cuando los oficiales en el hielo enviaron el gol de tiempo suplementario para una revisión de video. "Fueron los cinco minutos más largos de mi vida. El sentimiento que tuvimos cuando el gol fue permitido fue increíble", Belanger le dijo al sitio web de los Kings. Los angelinos aprovecharon ese ritmo para ganar la serie en seis partidos, pero cayeron ante el eventual campeón Colorado Avalanche en la siguiente ronda.

El vicepresidente senior de comunicaciones de los Kings, Mike Altieri, ha estado con el equipo durante todas las temporadas en el Staples Center, y lo ve de la siguiente manera: "Si querías el 'primer' gran momento, sería el Frenesí. Pero si buscas el 'momento más grande de los Kings en Staples', sería nuestra primera Copa Stanley".

Los Kings ganaron la Copa Stanley dos veces en el Staples Center. En 2014, capturaron su segunda Copa en el Juego 5 en un gol de doble tiempo extra del defensa Alec Martinez, en una serie contra los New York Rangers que no estaba muy en riesgo. Pero su victoria en la Copa Stanley de 2012 en su hielo local llegó en el Juego 6, luego de que los New Jersey Devils ganaron dos encuentros al hilo para enviar la serie de vuelta a Los Ángeles.

El partido se disputó el 11 de junio de 2012, y resultó ser una paliza. El delantero de los Devils, Steve Bernier tomó una inexcusable penalización de 'boarding' en el primer periodo, y los Kings anotarían tres goles de ventaja numérica durante la penalización mayor de cinco minutos resultante, rumbo a una victoria 6-1.

El tercer periodo complete fue una celebración de lo inevitable. El público en el Staples Center se paró, vitoreó y contó hacia atrás los últimos segundos de ese partido, algunos de ellos habiendo esperado los 45 años de la historia de la franquicia para ver a los Kings alzar la Copa. Para endulzar la victoria aún más: Los Kings fueron el primer equipo sembrado No. 8 en ganar la Copa Stanley y apenas el segundo que siquiera alcanza la Final.

Los Kings han estado reconstruyendo durante las pasadas cuatro campañas y han acumulado una de las mejores colecciones de prospectos en la NHL, listos para hacer nuevos recuerdos en el Crypto.

-- Greg Wyshynski


Básquet universitario: los Shockers pasman a los Buckeyes

Al derrotar a Ohio State 70-66 en la Final Regional del Oeste de 2013, el noveno clasificado Wichita State selló una campaña de Final Four de pocas posibilidades pero llena de sorpresas. Tan solo una semana antes, los Shockers habían dejado estupefactos al máximo sembrado y primer ranqueado Gonzaga anotando 14 triples camino a una victoria por seis puntos. Un triunfo fácil contra el decimotercer sembrado La Salle entonces trajo al equipo de Gregg Marshall a medirse cara a cara con los No. 2 sembrados Buckeyes. El equipo de Thad Matta apuntaba a su segundo Final Four consecutivo y había ganado 11 partidos al hilo.

Durante la mayor parte del duelo, parecía que Wichita State añadiría a su racha de sorpresas derrumbando a OSU fácilmente. Los Buckeyes anotaron apenas 22 puntos en la primera mitad y perdían por 20 con 11 minutos por jugar. Pero LaQuinton Ross de Ohio State estalló para 15 puntos en la segunda mitad, y para los minutos finales la ventaja de los Shockers se había reducido a solo tres.

Toda la temporada, OSU había sido potenciada por el jugador de tercer año Deshaun Thomas, de 6 pies 7 pulgadas, quien a menudo recibía asistencias de Aaron Craft. Thomas anotaría 21 puntos contra Wichita State, pero falló sus seis intentos para triple mientras que Craft se fue 2-de-12 desde la duela.

Ohio State también se vería frustrado en la pintura, mientras que Carl Hall de WSU registró seis bloqueos, una marca de temporada. El novato de Wichita State, Fred VanVleet, aún salía de la banca en este momento de su carrera, pero anotó 12 puntos y convirtió una canasta crucial al minuto 40 que botó alrededor del aro antes de caer. La canasta de VanVleet, más un triple importante de Tekele Cotton, le dieron a los Shockers justo el margen necesario para cosechar la victoria por cuatro puntos.

Como es bien sabido, Marshall le dijo a su equipo que "jugaran enojados", y Wichita State estaba lo suficientemente enojado y fue lo suficientemente bueno para alcanzar el primer Final Four del programa en 48 años. Los Shockers llevaron al eventual campeón Louisville a los momentos finales de la semifinal nacional en Atlanta antes de perder por cuatro. La próxima temporada, WSU ganaría una clasificación de No. 1 y ganaría sus primeros 35 partidos antes de caer ante el sembrado No. 8 Kentucky en la ronda de 32.

-- John Gasaway


Boxeo: Mosley, De La Hoya escenifican un clásico

Muhammad Ali. Denzel Washington. Jack Nicholson.

Al parecer todo Hollywood vino para el evento de box inaugural en el Staples Center, el primer choque entre Oscar De La Hoya y "Sugar" Shane Mosley el 17 de junio del 2000. Las festividades dentro del ring de alguna manera excedieron el poder estelar afuera de las cuerdas.

Mosley justo venció por puntos a De La Hoya en una pelea emocionante por el campeonato welter, dándole a "El Niño de Oro" su segunda derrota, ya que había perdido su invicto a manos del boricua Félix "Tito" Trinidad. La pelea fue nombrada El Evento del Año 2000 de The Ring, y en la ilustre historia pugilística del Staples Center, es difícil hallar otro enfrentamiento que puede superar el reconocimiento de Mosley y De La Hoya.

Pero el lugar en el centro de Los Ángeles generaría recuerdos muy significativos en los anales de la historia del boxeo. ¿Quién puede olvidar el clásico de campeonato de los pesos pesados entre Vitali Klitschko, un reemplazo de última hora, y Lennox Lewis el 21 de junio de 2003? Klitschko estaba ganando en las tarjetas cuando el combate fue detenido en el sexto asalto debido a un corte grotesco sobre su ojo izquierdo que requirió 60 puntadas.

Lewis nunca más volvió a pelear, mientras que Klitschko ganaría el campeonato de los pesos completos y disfrutó un reinado largo. Hoy en día, ambos están en el Salón de la Fama Internacional del Boxeo.

El Staples Center también es lugar donde se dio uno de los momentos más infames en la historia del boxeo. Antonio Margarito venía de una de la mejor victoria de su carrera, un triunfo por el título welter sobre Miguel Cotto, cuando firmó para pelear contra Mosley. Mientras sus manos estaban siendo vendadas en un vestuario del Staples Center, se descubrió que introducían un par de colchones con una sustancia parecida al yeso.

La polémica se desarrolló en HBO, y forzaron a Margarito a que volvieran a vendar sus manos. Cuando entró al cuadrilátero, él era un favorito por 4-1 sobre Mosley, de 37 años, quien venía de una actuación deslucida. En una sorpresa, Mosley no solo venció a Margarito; lo destrozó. La culminación llegó en el novena as alto cuando una lluvia de puños obligó al árbitro a salvar a Margarito de más castigo luego de una caída. El público más grande en la historia del Staples Center para cualquier evento, una audiencia de 20,820 personas, presenciaron la paliza.

Después, Margarito fue suspendido un año y su licencia fue revocada por la Comisión Atlética del Estado de California.

El Staples Center también fue la sede de la pelea épica por el campeonato de peso completo entre Tyson Fury y Deontay Wilder el 1ro. de diciembre de 2018, un combate que produjo uno de los momentos más indelebles en la historia de la división del glamour.

Fury, buscando volver luego de aumentar 40 libras, vencía a Wilder durante la mayoría del combate, pero fue derrumbado en el noveno asalto. Con la pelea aparentemente en mano, Fury fue derrumbado otra vez en el asalto final, y esta vez, fue lastimado gravemente. El característico 'overhand' derecho seguido de un gancho izquierdo que acertó, mientras que Fury ya caía a la lona, parecía poner fin a la pelea.

Pero como el Undertaker de la WWE, Fury se paró de repente después de permanecer inmóvil sobre la lona durante segundos, e incluso casi tumba a Wilder antes del final de la pelea. El combate fue decretado un empate controversial, el primer enfrentamiento de su trilogía épica que concluyó por fin este pasado octubre con dos victorias de Fury.

El arena no había terminado de producir momentos de boxeo increíbles. Errol Spence Jr., en otro clásico del peso welter, logró un derrumbe en el décimo as alto rumbo a una victoria por decisión sobre Shawn Porter en un candidato a Pelea del Año de 2019.

Y finalmente, el 5 de diciembre, Gervonta "Tank" Davis, el pupilo de Floyd Mayweather, struggled in a victory over long-odds underdog Isaac Cruz. Igual que cuando De La Hoya y Mosley abrieron las puertas del Staples Center a los aficionados del boxeo, las celebridades salieron en vigor.

-- Mike Coppinger


NBA: Los Clippers al fin saborean éxito en los playoffs

Con un Kawhi Leonard lesionado observando, los Clippers perdían por hasta 25 puntos en los primeros segundos del tercer cuarto del Juego 6 de la segunda ronda ante el Utah Jazz la última postemporada, y otro capítulo de los fracasos de postemporada de los Clippers parecía estarse desplegando. Los Clippers han estado, en su mayoría, en el lado incorrecto de la historia y ahora miraban a un Juego 7 en Utah.

Pero en este momento, los Clippers tornaron otra posible calamidad de los playoffs en no solo su momento más grande en el Staples Center sino también el momento más grande de la existencia de la franquicia.

Detrás de una explosión improbable de 39 puntos de Terance Mann, quien era titular en lugar de Leonard, los Clippers completaron la recuperación de medio tiempo más grande en una victoria para sellar una serie en la historia de la NBA y capturaron su boleto a las finales de la Conferencia Oeste por primera vez en 51 años con una victoria de remontada de 131-119. Los Clippers previamente tenían marca histórica de 0-8 con oportunidad de sellar una aparición en las finales de conferencia y hacía solo nueve meses habían desperdiciado una ventaja de 3-1 para sufrir un colapso y una derrota vergonzosos ante los Denver Nuggets en la segunda ronda en la burbuja en Orlando, Florida.

El ambiente en el Juego 6 contra Utah era eléctrico. Fue el primer lleno total en el Staples Center en más de un año debido a la pandemia y las restricciones del COVID en cuanto a que se permitieran aficionados dentro del edificio esa temporada. Aquella noche, los aficionados fueron testigos de una actuación histórica del desfavorecido de Mann, seleccionado número 48 en general en el sorteo de 2019. Mann fue un enfrentamiento de pesadilla para el Jazz y Rudy Gobert cuando los Clippers jugaban pequeño y el jugador versátil encestó siete triples. El público explotó con cada triple anotado mientras Mann inesperadamente se midió mano a mano con el astro del Jazz, Donovan Mitchell, quien acertó nueve triples y sumó 39 puntos, nueve asistencias y nueve rebotes con un tobillo adolorido.

"Esta fue mi primera vez experimentando un público así", dijo Paul George, quien se crió en Palmdale, un suburbio justo afuera de Los Ángeles. "Simplemente fue una noche especial. Lo sentías, los vítores, la emoción. Sentías que el peso se le quitaba a la espalda de los Clippers en cuanto a salir de la segunda ronda".

George quería ser canjeado de Oklahoma City en 2019 para unirse a Leonard, quien se crió cerca en Moreno Valley, para momentos como este. Dio su mayor esfuerzo para no dejar que se escapara otra oportunidad para que los Clippers vayan a las finales de la Conferencia Oeste. George casi logró un triple doble con 28 puntos, nueve rebotes y siete asistencias para asegurarse que los Clippers se clasificaran. Mientras se desarrollaba la historia, Mann, Reggie Jackson y Patrick Beverley estaban parados en la duela del Staples Center, urgiendo al público a vitorear más duro.

"Tan solo ver a nuestros aficionados y cómo se quedaron hasta el final y cómo estaban vitoreando, se sintió bien", dijo el entrenador de los Clippers, Tyronn Lue. "El equipo había estado hambriento por éxito, y la afición ha hecho lo mismo".

-- Ohm Youngmisuk


UFC: Cejudo vence al rival invencible

Henry Cejudo llegó a esta revancha con Demetrious Johnson en UFC 227 como más de un desfavorecido por 3-a-1. Johnson ya había batido a Cejudo una vez, por nocaut técnico en el primer asalto. Y Johnson estaba en la mejor racha de campeonato en la historia de la UFC -- 11 defensas consecutivas del título mosca, una marca que sigue en pie hoy. Pero en el Staples Center el 4 de Agosto de 2018, Cejudo, el ex medallista de oro olímpico en lucha nacido en Los Ángeles, pasmó a Johnson y al mundo de las artes marciales mixtas con una victoria por decisión dividida para convertirse en el campeón de peso mosca de la UFC. La racha sin precedentes de Johnson se había quebrado. Cejudo utilizó su lucha dominante para tumbar a Johnson y mantenerlo abajo, algo que ningún otro rival había conseguido hacer antes.

Cejudo procedió a ganar el título gallo de la UFC un año más tarde, convirtiéndose en apenas el cuarto peleador en tener títulos en dos divisiones de la UFC al mismo tiempo. Pero su racha histórica de MMA empezó en el Staples Center, a solo millas de done Cejudo nació a padres inmigrantes mexicanos.

Han habido varios otros momentos claves de la UFC en el Staples Center. En UFC 60 el 27 de mayo de 2006, el otrora campeón welter de la UFC, Matt Hughes, batió a Royce Gracie por nocaut técnico del primer asalto en un momento de pasar la antorcha. Gracie, el mejor peleador de la UFC de los primeros días, salió de su retiro para retar a Hughes, el mejor de su generación cerca de la clasificación de peso de Gracie. La victoria categórica de Hughes en el Staples Center señaló que había iniciado una era nueva, de más evolución en las artes marciales mixtas.

Ronda Rousey, la pionera que catapultó el MMA femenino a ser centro de atención, no es extraña a darle la bienvenida a eras nuevas, y una de sus victorias más increíbles tuvo lugar en el Staples Center , en UFC 184 el 28 de febrero de 2015. Rousey derrotó a Cat Zingano para defender el título gallo femenino de UFC en solo 14 segundos. En aquel tiempo, era la victoria más rápida jamás en una pelea de campeonato de la UFC. Zingano corrió directo a Rousey tan pronto sonó la campana. Rousey invirtió su ataque, las dos cayeron al suelo y de alguna manera Rousey logró su elogiada palanca de brazo para una posición imposible. Rousey, residente en Los Ángeles de mucho tiempo, se mantuvo invicta en MMA hasta más tarde ese año, cuando la noqueó Holly Holm, quien casualmente hizo su debut en UFC 184 con Rousey vs. Zingano como la cartelera principal.

-- Marc Raimondi


WNBA: Teasley inspira el segundo título seguido de LA

Fue en el punto más alto de una de las primeras rivalidades de la WNBA. Un duelo costero en las Finales de la WNBA de 2002 que tenía de todo, desde futuras jugadoras del Salón de la Fama a una novata lista para su gran momento.

Las Los Angeles Sparks y las New York Liberty se habían enfrentado en el partido inaugural de la WNBA en 1997 en el Great Western Forum. Para 2002, el hogar de las Sparks era el Staples Center, y estaban jugando ahí por su segundo título al hilo de la WNBA el sábado, 31 de agosto.

Las Sparks entraron al Juego 2 de su serie a mejor de tres en las Finales de la WNBA liderando al Liberty 1-0, tras ganar el primer partido en Madison Square Garden. A los 30 años de edad, la pívot de las Sparks, Lisa Leslie, aún estaba en su mejor momento, luego de consagrarse la JMV de la WNBA la temporada anterior.

Esta era la cuarta vez que el Liberty disputaba el título de la WNBA en los primeros seis años de la liga, y su núcleo de Teresa Weatherspoon, Sue Wicks, Tari Phillips y Vickie Johnson todas tenían 30 años o más. Había una noción de que su ventana ya se cerraba.

Las Sparks ganaban por siete al medio tiempo, pero las Liberty estaban desesperadas por forzar un tercer partido. Habían luchador por empatar el partido en 66 cuando la base armadora novata de las Sparks, Nikki Teasley arrojó un triple al restar 2.1 segundos.

Teasley, oriunda de North Carolina, fue la quinta selección del sorteo de la WNBA en 2002, por las efímeras Portland Fire, pero fue cambiada el día del sorteo a las Sparks. Ella fue titular de inmediato para las campeonas defensoras, promediando 6.4 puntos y 4.4 asistencias en la temporada regular. Teasley fue segunda en el equipo con 40 triples, y disparó un 40% desde más allá del arco -- lo cual explica la confianza que tenía para lanzar el posible tiro ganador del campeonato.

Entró limpio, y las Sparks celebraron con el público en el Staples Center. Fue más que un momento histórico que siquiera ellos supieron: Casi dos décadas después, ningún otro equipo de la WNBA desde las Sparks han ganado títulos consecutivos.

Leslie jugó 40 minutos en el Juego 2, finalizando con 17 puntos y siete rebotes, y fue nombrada JMV de las Finales de la WNBA por segunda ocasión. Las Sparks ganarían un tercer título 14 años después con otro tiro en los segundos finales, este por Nneka Ogwumike. Eso llegó en el Target Center de las Minnesota Lynx en 2016.

Pero el disparo de Teasley queda plasmado como el mejor momento para las Sparks en el Staples Center.

-- Mechelle Voepel


WWE: Lesnar regresa al SummerSlam

Brock Lesnar regresó a la WWE en 2012 después de reinar como campeón de peso completo de la UFC. En su segunda pelea de vuelta, retó a Triple H en SummerSlam el 19 de agosto de ese año en el Staples Center. Fue una pelea de ensueño en aquel tiempo -- los dos legendarios luchadores nunca se habían enfrentado en una pelea de individuales en la tele o en pago-por-ver anteriormente. La historia guionada alrededor del combate era que Lesnar le había roto el brazo a Triple H con una sumisión de kimura, una movida utilizad a menudo en MMA, de donde Lesnar acababa de volver. Triple H trató de vengarse en SummerSlam, pero después de una pelea agotadora, Lesnar prevaleció -- rompiéndole el brazo a Triple H otra vez con el kimura.

Lesnar no fue el único ex campeón de la UFC en vivir un momento importante de la WWE en el Staples Center. Ronda Rousey estaba en medio de su racha como la campeona femenina de WWE Raw cuando se midió a Charlotte Flair, la hija de Ric Flair, en la Survivor Series el 18 de noviembre de 2018. Fue un duelo brutal, físico que Rousey ganó vía descalificación cuando Flair le siguió pegando una y otra vez con un palo de Kendo. La cara de Rousey quedó ensangrentada, y quedó con algunos golpes feos cerca de su oreja derecha como resultado del ataque. Pero el comportamiento de Flair tuvo un efecto raro en la multitud de LA. Pese a que Rousey era la chica local, los aficionados la abuchearon y vitorearon la arremetida violenta de Flair. Eso llevó a que la WWE cambiase sus planes futuros y colocase a Rousey, Flair y Becky Lynch en una pelea de triple amenaza el año siguiente en WrestleMania -- la primera cartelera principal de mujeres en WrestleMania.

No tiene tanta mala fama como su famosa pelea de un mes antes en Chicago, pero CM Punk vs. John Cena en SummerSlam el 14 de agosto de 2011, en Staples Center fue una pieza clave en la trama de "Summer of Punk" de WWE. Punk ganó la pelea por el título indiscutido de WWE con Triple H como árbitro, solo para ser atacado por Kevin Nash, quien regresaba. Alberto Del Rio se abalanzó, cobró su contrato de Dinero en el Banco de oportunidad por el título y batió a Punk para ganar el cinturón.

WrestleMania 21 fue el único WrestleMania jamás en Staples Center y la función estelar fue Batista venciendo a Triple H para ser campeón mundial de peso pesado de WWE, el primer título importante que ganó Batista en la lucha libre profesional. Batista, por supuesto, procedió a conseguir más éxito en Hollywood, en "Guardianes de la Galaxia", y más allá.

-- Raimondi


NBA: Un último anillo para Kobe

Si un guionista se inventase la escena, la hubiesen cortado de la producción final por ser demasiado desmesurada.

Ahí estaba Kobe Bryant, justo después de haber derrotado a los Boston Celtics, el gran rival de Los Angeles Lakers en el Juego 7 de las Finales de la NBA 2010. El astro de los Lakers estaba parado en la mesa de anotadores, el sombrero de campeonato ladeado, el confeti cayendo a su alrededor, mientras abría los brazos en señal de triunfo como si fuese un gladiador romano.

El momento máximo de los Lakers en el Staples Center fue el resultado de un partido feo, pero eso no aguó la celebración.

Para Bryant, fue redención en varios niveles. Primero, era cobrar revancha con los Celtics después de que Boston le venció a él y los Lakers por 39 puntos en el Juego 6 de las Finales de 2008 para tomar el título.

Y era evidencia que el dueño de los Lakers, el doctor Jerry Buss, estaba correcto en seleccionar a Bryant sobre Shaquille O'Neal cuando dividió la dupla en 2004, enviando "El Más Dominante Jamás" a Miami, donde rápidamente ganó otro campeonato, su cuarto.

La victoria sobre los Celtics era la quinta de Bryant, hecho en el cual se regodeaba.

"Significa que tengo una más que Shaq", él dijo, su cara entera convirtiéndose en una sonrisa durante la conferencia de prensa postpartido.

El marcador no ha envejecido bien. Los Lakers ganaron 83-79, con Bryant disparando un anémico 6-de-24. Pero sí recuperó 15 tableros y fue parte clave del juego -- encontrando a Ron Artest con una asistencia en la derecha para un triple que empujó la ventaja de L.A. de tres a seis al restar exactamente un minuto.

Al demonio su mal porcentaje de tiro, cuando le pidieron que reflexionara sobre la victoria después de las entrevistas de salida con el gerente general, Mitch Kupchak en los días subsiguientes al campeonato, Bryant escogió una palabra para resumirla: "Épica".

Solo se ha vuelto más épica con el tiempo, ya que fue el último campeonato de los Lakers de Bryant y del doctor Buss. El propietario de mucho tiempo de los Lakers falleció menos de tres años después de fallo renal, luego de una lucha con cáncer. Bryant, su hija Gianna y siete otras personas murieron en un trágico accidente de helicóptero menos de 10 años después.

Para el chico que le pedía a sus abuelos que le enviaran por correo las cintas de VHS de las antiguas batallas de Lakers-Celtics para verlas mientras su padre jugaba básquet profesional en Italia, y el hombre que dedicó sus días post-carrera a contar historias, esa victoria de Juego 7 fue lo más cercano a un cuento de hadas.

-- Dave McMenamin