Bryan 'Latino' Acosta vuelve al ring tras ataque con picahielos

El sonorense se medirá al 'Diamante' Robles ocho meses después de resultar herido en un asalto a su domicilio

En mayo pasado, el boxeador mexicano Bryan ‘Latino’ Acosta fue atacado con un picahielos en su propia casa mientras le robaban, y ocho meses después, está de vuelta la noche de este viernes en su natal Sonora para defender ante Pablo ‘Diamante’ Robles el campeonato Pluma de la Fecarbox en un evento de 2M Boxing Promotios que transmitirá ESPN KNOCKOUT para toda Latinoamérica.

Del robo aquel de mayo, Bryan dijo entonces a ESPN que no le dolió tanto la pérdida del celular, estufa, cama, ropa, el aparato de aire acondicionado y aditamentos de entrenamiento, sino el cinturón de campeón que había ganado unas semanas atrás, por lo que trató de enfrentar a los tres sujetos que se metieron a su casa y ahí le atacaron con el picahielos en el pecho y el brazo, además de causarle una herida en la cabeza.

Aunque pidió ayuda en redes sociales, Bryan no pudo recuperar el cinturón y el Consejo Mundial de Boxeo se lo repuso meses después. Semanas después de aquella mala experiencia, se contagió de covid y tuvo que ser sometido a un duro proceso de recuperación que le impidió volver antes al ring.

Con todos esos momentos en el pasado, Bryan, quien entrena con Alfredo Caballero, está de vuelta para enfrentar al peligroso ‘Diamante’ Robles, en una velada en la que estará en acción el debutante Amado Vargas, hijo del excampeón Fernando Vargas, y donde el local, Christian ‘Kiki’ Olivo expondrá el invicto ante Adrián Montoya en la coestelar.

Este jueves en la ceremonia de pesaje, Bryan Acosta (13-0, 4 Ko’s) registró un tonelaje de 125.4 libras, por debajo de las 126 permitidas, y Pablo Robles (14-1, 9 Ko’s) detuvo la balanza en 125 libras. Por su parte, ‘Kiki’ Olivo pesó 124.5 libras por 125.6 de Adrián Montoya. Amado ‘Malvado’ Vargas pesó 125.8 libras y Héctor Montijo, su rival, pesó 131.6 libras. Además, Rodolfo ‘Soldado’ Carbajal registró 120.8 libras por 125.6 de su rival, Diego Óliver.