Manny Pacquiao 'intimida' a Errol Spence Jr en redes sociales

play
¿Pacquiao puede derrotar a Spence Jr? (1:30)

Carlos Nava analiza las circunstancias en que llega la primera pelea de Manny en dos años. (1:30)

A pesar de sus responsabilidades como senador en su natal Filipinas, Manny Pacquiao (62-7-2, 39 KO's) no descuida el trabajo que lo catapultó a la fama: el boxeo.

Pacquiao lució intimidante en un video que subió en su cuenta de Facebook y revela que no será una presa fácil en el combate que efectuará contra Errol Spence Jr. (27-0-0, 21 KO's) el próximo 21 de agosto en Las Vegas.

En el video puede observarse que la velocidad de Pacman permanece intacta. El tiempo, tiene 42 años, no ha mellado sus habilidades boxísticas, de ahí que haya levantado muchas expectativas su pelea con Spence Jr., 11 años menor, la cual será un pago por evento (PPV) y estarán en juego los títulos de peso welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Pacquiao no pelea desde julio de 2019, cuando derribó a la lona y ganó por la vía de los puntos al entonces invicto estadounidense Keith Thurman (29-1-1 NC, 22 KO's) para agenciarse el campeonato de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Spence viene de vencer a Danny García (36-3-0, 21 KO's) en diciembre pasado en Dallas, reteniendo las fajas CMB y FIB que unificó cuando derrotó a Shawn Porter (31-3-1, 17 KO's) en septiembre de 2019.

A propósito de su contienda con Pacquiao, Spence Jr. dijo en Barbershop Conversations que "estaba probablemente entre el 75-80 por ciento contra Danny García... Ahora estoy afilado como una tachuela. Voy a esperar al mismo Manny Pacquiao que vemos cada vez. Estaré mucho más fuerte y físicamente mejor que en mi pelea anterior. Si él está mirando a la última pelea pensando que hay señales de debilidad entonces él va a estar en problemas".

El legendario peleador filipino no sale como favorito para vencer Spence Jr., quien está arriba en los momios 3 a 1, la misma línea que tuvo en su contra el senador cuando enfrentó a Floyd Mayweather Jr. en 2015.

Las líneas iniciales tienen a Spence con -300, lo cual significa que hay que apostar 300 dólares para poder cobrar 100 por su victoria, mientras que el filipino llega a pagar 250 dólares por cada 100 apostados por su triunfo. El empate paga hasta 2,500 dólares por cada centenar en juego por este resultado.