Julio César Chávez entregó estafeta al Canelo en su despedida

La leyenda del boxeo aseguró que México tiene al mejor peleador libra por libra de la actualidad en Álvarez

El legendario boxeador mexicano Julio César Chávez dijo adiós al cuadrilátero tras una última exhibición a los 58 años contra 'Macho' Camacho Jr., agradeció el cariño y dejó aviso al mundo de que Canelo Álvarez es hoy por hoy quien nos representa y es el mejor peleador libra por libra del mundo.

De esta forma, la familia Álvarez coronó un sábado histórico tras el debut profesional positivo de Johansen, sobrino de Canelo, y victoria en la trilogía para Ramón sobre Omar Chávez.

"Me despido del ring, mi templo, mi vida, mi felicidad. Ayer, les di lo mejor que pude darles, Gracias a USTEDES que me hicieron ser EL GRAN CAMPEÓN MEXICANO", escribió Chávez a través de sus redes sociales en un sentido mensaje.

"Pero tenemos a Canelo quien es hoy mejor libra por libra, nos representa como MÉXICO en el mundo del boxeo", sentenció Chávez, quien avisó que continuará como comentarista de televisión.

Chávez entró al ring del Estadio Jalisco acompañado del cantante de música regional mexicana, Julión Álvarez, al son de 'El Rey'. Más tarde fue Edith Márquez, otra reconocida cantante mexicana, quien entonó de manera notable el Himno Nacional Mexicano. También se escucharon las notas del Himno Nacional de Puerto Rico. Chávez reconoció al entrenador tijuanense Rómulo Quirarte antes del inicio de la batalla principal.

Los primeros tres rounds fueron con careta. JC propuso el pleito desde el primer asalto, mientras que Camacho Jr. retrocedió, pero con el jab por delante. De vez en vez hubo feroces intercambios que emocionaron a más de uno. El gancho al hígado por parte del más grande peleador mexicano brilló por última vez.

Camacho Jr. dejó brillar a la gran estrella de la noche con los asistentes coreando "Chávez, Chávez, Chávez". Entendió bien el hijo del otrora rival de JC, Héctor 'Macho' Camacho Jr., que había que dar espectáculo y se brindaron ambos en el centro del ring, hasta que al final de cada round se enfrascaban en sendos intercambios.

Para el cuarto asalto, Chávez pidió quitarse las caretas de protección, pero no quiso el boricua. Canelo Álvarez se subió a la esquina del 'César del Boxeo', dejando en claro que no hay ninguna rencilla. Los últimos segundos fueron electrizantes, pues tuvieron al isleño contra las cuerdas y ahí le castigaron fuerte al hígado, yéndose entre aplausos de la fanaticada.

"Gracias a Canelo, aquí tienen al mejor peleador mexicano de la actualidad y posiblemente el mejor de la historia, las comparaciones no son buenas. Canelo tiene todo lo que tiene a base de esfuerzo, perseverancia y disciplina, con todo el respeto que te mereces, eres un peleadorazo cab[...]", le dijo Chávez a Canelo.

Por su parte, Canelo abrazó a Chávez y agradeció tener la oportunidad de haberle visto en vivo, además de recalcarle que no hay peleador más grande en el boxeo mexicano que él: "Yo siempre he dicho que usted va a ser el mejor".