Los New York Giants ponen la mira en el quarterback en Mitchell Trubisky, según fuentes

Un punto clave para los Giants sería la posibilidad de reunir al quarterback con el coach Brian Daboll y gerente general Joe Schoen; ambos llegan desde Buffalo, igual que Trubisky

EAST RUTHERFORD -- Al tiempo que gira el carrusel de quarterbacks, se espera que los New York Giants pujen por los servicios del agente libre Mitchell Trubisky cuando abra la venta de negociaciones la semana entrante, dijeron fuentes a ESPN.

Si Trubisky fuera a firmar con los Giants, sería con la intención de competir contra el titular Daniel Jones, un también recluta del Top-10 del Draft de la NFL, quien todavía cuenta con el respaldo del equipo pese a tres temporadas de altibajos. La idea parecería ser dejar que el mejor quarterback a lo largo de la primavera y del verano, gane.

Un punto clave para los Giants sería la posibilidad de reunir a Trubisky con el coach Brian Daboll y gerente general Joe Schoen. Ambos llegan desde Buffalo, donde Trubisky pasó la temporada pasada luego de cuatro años con los Chicago Bears.

La fuerte relación de Daboll con Trubisky es un enorme factor en lo que puede ofrecer New York, incluso más que una posibilidad de ser titular.

"Pienso en el coach Daboll de inmediato por mi conexión con él en Buffalo. Estoy emocionado por ver lo que hace en New York, realmente", admitió Trubisky en el podcast de Adam Schefter respecto a la posibilidad de aterrizar con los Giants. "No sé a dónde iré, pero sé que lo que él haga allí, hará un gran trabajo con esa ofensiva. Es un gran líder de hombres. Es un tipo real y auténtico con todos, y creo que es la razón por la que tantos lo respetaban en nuestra organización. Así que, estoy emocionado por ver lo que hará.

"Y luego, por supuesto, New York, piensas en la ciudad. No he estado en New York demasiadas veces, pero piensas en la enorme New York City y los Giants. Así que, sé que el coach Daboll hará un gran trabajo y estoy emocionado por ver esa ofensiva".

Pero, está lejos de ser una certeza ver a Trubisky, segundo recluta global en el Draft del 2017, aterrizando en New York. Podría tener mejores opciones, especialmente con los Giants apretados en contra del tope salarial en este receso de temporada.

Habrá una competencia seria por los servicios de Trubisky. Clubes como los Washington Commanders, New Orleans Saints y Pittsburgh Steelers podrían ofrecerle una mejor oportunidad de iniciar de inmediato. Es probable que Trubisky esté al tope del orden de plantilla para cualquiera de esos equipos, y ese no sería el caso en New York.

Trubisky, de 27 años de edad, probablemente iniciaría al nivel o por detrás de Jones, de quien recientemente admitió la gerencia de los Giants que el equipo había "hecho todo lo posible por arruinar a este chico desde que llegó aquí". New York va en su cuarto coordinador ofensivo en cuatro años.

Jones, recluta N° 6 del Draft 2019 de la NFL, tiró 10 pases de touchdown y siete intercepciones la temporada pasada. El pasador de 24 años de edad suma 45 pases de touchdown y 29 intercepciones con un porcentaje de pases completos de 62.8 en sus primeros tres años como titular.

Trubisky ha lanzado 64 pases de touchdown y 38 intercepciones con un porcentaje de pases completos de 64.1 de por vida.

Los Giants, apretados financieramente, buscan contar con, al menos, un sólido plan de contingencia después de la debacle del año pasado con Mike Glennon como reserva. Jones se ha perdido tiempo en cada una de sus primeras tres temporadas, incluyendo seis la temporada pasada por un problema en el cuello. Los Giants promediaron 9.3 puntos por partido, perdiendo los seis encuentros con Glennon y Jake Fromm en la posición de quarterback.

New York tendría que ser creativo con el contrato para quedarse con Trubisky, dada su situación financiera. Múltiples fuentes de la liga han indicado que esperan ver a Trubisky recibiendo un acuerdo en el presente receso de campaña que podría llegar a los 10 millones de dólares por año, o más, con incentivos.

Los Giants todavía se encuentran por arriba del tope salarial, en espera de realizar algunos movimientos antes del inicio de la agencia libre la semana entrante.

Pero, Trubisky se ajusta al molde de lo que buscan en un quarterback adicional. Se trata de un veterano con movilidad y algo de éxito. Una fuente de la liga indicó que el nuevo régimen conformado por Daboll y Schoen buscaba a un quarterback móvil para complementar al atlético Jones.

Marcus Mariota, Case Keenum, Tyrod Taylor y Jacoby Brissett son algunas de las otras opciones de agencia libre que se ajustan al molde, y son candidatos potenciales.

Pese a ser reclutas del Top-10, ni Jones ni Trubisky, lograron brillar, jugando en situaciones complicadas al inicio de sus respectivas carreras.

Trubisky fue a Buffalo la temporada pasada, a cambio de un acuerdo por una temporada y 2.5 millones de dólares. Su año en la banca, detrás de Josh Allen, lo hizo instantáneamente más atractivo en el actual receso de temporada.

Existe la creencia alrededor de la liga que un cambio de escenario y el sistema adecuado podrían dar a Trubisky la posibilidad de brillar.

"Vale la pena tirar los dados, al precio correcto, para una competencia de quarterbacks" dijo un coach ofensivo a ESPN.