Tras el fiasco de Carson Wentz, ¿quién será el quarterback de los Indianapolis Colts?

Indianapolis merece un poco de crédito por admitir que Wentz no fue la solución y obtener dos selecciones de tercera ronda a cambio, pero estamos en el receso de campaña equivocado para pensar que la solución en la posición de quarterback está allá afuera

INDIANAPOLIS – Para una franquicia que pasó casi 20 años mimada por contar con el lujo tener a Peyton Manning y Andrew Luck en la posición de quarterback titular, los Indianapolis Colts se encuentran constantemente girando la rueda últimamente, esperando encontrar la posición a largo plazo para el puesto.

El miércoles, los Colts enviaron a Carson Wentz vía traspaso a los Washington Commanders, significando que están a punto de tener a su quinto quarterback titular diferente para la Semana 1 en igual número de temporadas bajo el head coach Frank Reich.

Será el sexto quarterback titular diferente en seis años, si se incluye la primera temporada del gerente general Chris Ballard en su puesto, en el 2017, y los Colts se han metido a los playoffs únicamente dos veces en ese periodo.

No es sorpresa que los Colts se libraran de Wentz vía canje. El dueño Jim Irsay, Reich y Ballard hicieron de todo excepto salir a decir públicamente que seguirían adelante sin Wentz, a lo largo de los últimos dos meses. Desde el momento en que ninguno de los líderes de la organización salió a decir que Wentz sería el quarterback titular para la próxima temporada, el pasador debía haber empezado a empacar sus pertenencias en Indianapolis.

Wentz finalizó último en Total QBR a lo largo de las dos semanas finales de la temporada, cuando los Colts necesitaban solamente un triunfo para meterse a los playoffs. No fue solamente la inhabilidad de Wentz de apropiarse de un juego cuando los Colts necesitaban que hiciera justamente eso la temporada pasada, sino también hubo interrogantes acerca de su rol de liderazgo dentro del vestidor, de acuerdo a fuentes.

El reloj empieza a marchar más rápido contra el deseo de Irsay de ganar múltiples Super Bowls en esta década. La realidad es que los Colts no deben estar pensando en ganar Super Bowls ahora. Ni siquiera deben estar pensando en ganar un Super Bowl.

Deben estar pensando simplemente en meterse a los playoffs. Los Colts poseen un triunfo de postemporada desde que alcanzaron el Juego de Campeonato de la AFC en el 2014.

Uno de los primeros pasos para convertirse en un invitado regular a los playoffs es hallar estabilidad en el quarterback. Fue durante su conferencia de prensa de presentación en el 2017, que Ballard señaló que su equipo no se trataría únicamente de la posición de quarterback.

Los Colts están descubriendo cuán difícil es ganar cuando no se tiene estabilidad en el quarterback. No funcionó con Jacoby Brissett en el 2019, y obviamente no funcionó con Wentz en su temporada solitaria para la franquicia. En algún punto, una respuesta a largo plazo debe llegar si esperan ser contendientes en una AFC que ya cuenta con quarterbacks talentoso como Josh Allen, Mac Jones, Lamar Jackson, Joe Burrow, Justin Herbert, Patrick Mahomes, y ahora Russell Wilson.

"Me gustaría dejar de estar poniéndole curitas [a la posición]", admitió Ballard en enero. "... Encontrar a alguien que se quede aquí por los siguientes 10 o 12 años. A veces no funciona así. Se puede soñar en ello, desearlo, hacer todo lo posible para encontrar la solución, pero haces lo posible con lo que hay en el momento".

Ballard merece un poco de crédito por admitir que Wentz no fue la solución y obtener las selecciones de tercera ronda de los Commanders en el 2022 y 2023, la segunda de las cuales puede ascender a una selección de segunda vuelta si Wentz juega en el 70 por ciento de las oportunidades de la próxima campaña. Los Colts también ascienden cinco turnos en el orden de la segunda ronda del próximo draft, con los equipos intercambiando turnos.

El problema es que estamos en el receso de campaña equivocado para pensar que la solución en la posición de quarterback está allá afuera. Los Colts actualmente tienen a los quarterbacks Sam Ehlinger y James Morgan en la plantilla, ninguno de los cuales ha iniciado un encuentro de NFL. No poseen selección de primera ronda, y Mitchell Trubisky es el agente libre disponible más notable en la posición.

Los días de Jimmy Garoppolo con los San Francisco 49ers podrían estar numerados, pero los Colts deben preguntarse si realmente es un jugador a largo plazo para el puesto, o solamente otra respuesta a corto plazo. También, está el tema de la salud con Garoppolo. Recientemente se sometió a una cirugía en el hombro, algo que le podría ocasionar perderse la mayor parte del trabajo del receso de campaña. Garoppolo se perdió 13 encuentros en el 2018 con una rotura de ligamento anterior cruzado y 10 juegos del 2020 por una lesión en el tobillo.

“Al final, tienes que tener a un tipo en el que crees, y con quien consideras puedes ganar", dijo Ballard al 1° de marzo. "Eso tendrá algo que ver, pero al final, tomaremos la decisión que creamos sea la mejor, tanto en el corto como en el largo plazo".