No puede haber expectativas más elevadas para Tyler Linderbaum en la ofensiva de los Baltimore Ravens

La franquicia espera que el centro novato se convierta de inmediato en el mayor alidado del explosivo quarterback Lamar Jackson

OWINGS MILLS -- Lamar Jackson perdió a su amigo más cercano del equipo, así como a su mejor receptor abierto, durante el Draft 2022 de la NFL cuando los Baltimore Ravens enviaron en canje a Marquise "Hollywood" Brown a los Arizona Cardinals. Los Ravens, no obstante, creen que Jackson va a amar lo que obtuvieron como pago en el acuerdo.

Baltimore usó la selección de primera ronda adquirida en ese movimiento en Tyler Linderbaum de Iowa, considerado unánimemente como el mejor centro disponible este año. Linderbaum atrapará pases profundos como Brown, pero sí ayudará a Jackson a hacer lo que mejor hacer, como jugador explosivo.

"Cuando [Jackson] puede extender la jugada, es eléctrico; allí está su brillo, es cuando se le abre el campo de muchas maneras", expresó el head coach de los Ravens, John Harbaugh. "Lamar va a apreciar la habilidad [de Linderbaum] de sostener bloqueos para poder extender la jugada".

La habilidad de Jackson de moverse es un reto mayúsculo para las defensivas. En las tres campañas completas de Jackson como un quarterback titular, su tiempo promedio antes de lanzar un pase es de 2.95 segundos. Eso lo ubica únicamente detrás del pasador de los Philadelphia Eagles, Jalen Hurts, entre quarterbacks con al menos 20 partidos.

Una de las fortalezas de Linderbaum es mantener sus bloqueos por la fuerza de su agarre, lo que le permite mantenerse pegado a defensivos de mayor tamaño. Su sólida protección de pase viene de su comprensión de cómo jugar con palanca, gracias a su pasado como luchador, donde culminó tercero en el estado durante su último año en la preparatoria. Linderbaum permitió dos capturas en 1,201 jugadas de protección de pase como colegial, según datos de Pro Football Focus.

"Mi trabajo es protegerlo [a Jackson]; estoy emocionado por recibir esa oportunidad", reconoció Linderbaum. "Cada jugada, cada down, voy a tener que responder, porque obviamente es una liga difícil. Todos los tipos que tendré frente a mí serán complicados.

"Pero, simplemente la mentalidad con la que voy a llegar, simplemente el aspecto duro, físico, llegaré con eso para protegerlo y mantenerlo sano".

Aunque fue una sorpresa ver a Baltimore desprenderse de Brown, fue igualmente sorpresivo ver al equipo tomar a un centro nuevo con el turno N° 25 global. Se trata de la única posición a la ofensiva o defensiva en la que los Ravens nunca invirtieron una selección de los primeros 29 turnos en la historia del equipo.

El hecho de que Linderbaum fuera el primero, no es obra de la casualidad.

Los Ravens han mantenido una relación estrecha con el head coach de Iowa, Kirk Ferentz, quien fue entrenador de línea ofensiva para los Ravens desde 1996 a 1998. Ferentz solía salir a correr con el ahora gerente general de los Ravens, Eric DeCosta. El último liniero ofensivo de Iowa seleccionado por Baltimore en el draft, fue el eterno guardia de Pro Bowl, Marshal Yanda, quien dio su visto bueno con Linderbaum ante los oficiales de los Ravens.

Por supuesto, los Ravens también quedaron impresionados por el modo en que Linderbaum, quien mide 6 pies con 3 pulgadas y pesa 290 libras, jugó. DeCosta dijo que fue uno de los "jugadores que más disfruté estudiar este año".

"Hablas de uno de los tipos más técnicos, fuerte, físico, duro, rápido de pies", enumeró DeCosta. "Alguien lo dijo en la TV: si fuera una pulgada más alto, y sus brazos media pulgada más largos, hubiera sido un recluta del Top-5, y lo creo. Es probablemente uno de los mejores centros que hemos visto salir en mucho tiempo".

Ha habido apenas siete centros seleccionados en la primera ronda a lo largo de los últimos 12 drafts. Tres de ellos --Travis Frederick (Dallas Cowboys), Ryan Kelly (Indianapolis Colts) y Frank Ragnow (Detroit Lions)-- han alcanzado el Pro Bowl.

Los Ravens esperan que Linderbaum aporte estabilidad a largo plazo en el medio de la línea ofensiva. Desde el retiro de Matt Birk al término de la campaña de Super Bowl del 2012, Baltimore ha tenido a ocho jugadores diferentes pasar por el puesto de centro titular: Gino Gradkowski, Jeremy Zuttah, John Urschel, Ryan Jensen, Matt Skura, Patrick Mekari, Trystan Colon y Bradley Bozeman.

"Sabe cómo jugar la posición", señaló el director de personal de los Ravens, Joe Hortiz. "Sabe cómo colocar su cuerpo en la posición correcta, y luego simplemente trabaja para mantener sus bloqueos. Lo verán cuando vean las jugadas destacadas: bloqueará tres tipos en la misma jugada. Es una especie de consenso con todos los visores y coaches. Todos lo vieron jugar del mismo modo".