¿De qué se pierde Lamar Jackson al no asistir a las prácticas voluntarias con Ravens?

OWINGS MILLS -- Los Baltimore Ravens han minimizado la ausencia del quarterback Lamar Jackson del inicio de las actividades organizadas del equipo.

El head coach de los Ravens, John Harbaugh, dijo que Jackson no es el primer jugador de alto perfil en perderse las sesiones voluntarias, y el presidente del equipo, Sashi Brown, expuso que los Ravens "no harán un gran escándalo por esto".

"Voluntario sí significa voluntario", dijo Brown a WBAL Radio en Baltimore. "Lamar ha estado entrenando en este receso de temporada [fuera del complejo] … así que no, no creo que haya motivo de alarma".

Los Ravens no dieron un motivo para la ausencia de Jackson, diciendo que dependía del ex Jugador Más Valioso de la NFL explicarla. Jackson no ha hablado con reporteros desde el 10 de enero, pero sí publicó en redes sociales el martes que: "No puedo esperar a regresar".

La ausencia de Jackson no puede ayudar a los Ravens, quienes dan sus primeros pasos para tratar de reponerse de su primera temporada en el último lugar de la AFC Norte desde el 2007. Jackson viene de una campaña en la que tiró su mayor total de intercepciones, 13, y se perdió 17 prácticas durante la campaña regular --una marca personal-- por lesiones y enfermedad.

Aquí está lo que se pierde Jackson al no presentarse a las actividades organizadas del equipo:

Ayudar a uno de los grupos de receptores abiertos más jóvenes de la NFL

Los Ravens no tienen un receptor abierto con más de 10 inicios profesionales después de traspasar a Marquise "Hollywood" Brown y no renovar con Sammy Watkins. Rashod Bateman es considerado en N° 1 en el orden de plantilla de cara a su segunda campaña, y Devin Duvernay, James Proche y Tylan Wallace batallan por el resto de los puestos. Aunque Jackson ha celebrado sesiones privadas de pases con Bateman y Proche, su última práctica completa con el equipo fue el 10 de diciembre. Mejorar la química de Jackson con estos objetivos relativamente verdes es una de las mayores prioridades. Jackson se ubicó N° 19 la temporada pasada con un Total QBR de 74.5 lanzando a receptores abiertos.

Obtener sincronía con su nuevo centro

El intercambio de balón entre centro y quarterback es más importante para los Ravens que para cualquier otro equipo en la NFL porque Baltimore estuvo bajo centro solamente en el 5.1 por ciento de las jugadas la temporada pasada, la menor cifra en la NFL. Los coaches y jugadores han charlado sobre cómo la sincronía y colocación del ovoide en los centros desde la formación pistola son críticas para el ritmo ofensivo, especialmente en las jugadas de opción carrera-pase. Va a tomar algún tiempo ganar precisión con el centro novato Tyler Linderbaum, recluta N° 25 global en el draft de este año. Linderbaum dijo estar cómo con los centros desde la formación escopeta, pero admitió que no eran rutinario en Iowa. Será un punto de énfasis porque Baltimore tuvo 13 centros abortados a lo largo de los últimos cinco años, la cuarta mayor cantidad en la liga.

Preparar una base para una ofensiva que cometió demasiados errores la temporada pasada

Baltimore fue su peor enemigo por momentos por penalidades previas al centro. Los Ravens fueron penalizados por demora de juego en ocho ocasiones, que fueron la mayor cantidad en las 14 campañas de Harbaugh al frente del club. Esto, en adición a los 18 castigos por inicio en falso, y las múltiples ocasiones en que los jugadores no alienaron correctamente. Los Ravens no ejecutarán repeticiones de equipo completo y situaciones de juego hasta el minicampamento obligatorio y campamento de entrenamiento, pero es este punto en el año cuando los coaches y jugadores establecen la base de la ofensiva.

Fortalecer los lazos con el equipo

Cuando Jackson habló por última vez, tocó el tema de cómo una de sus metas era incrementar la química del equipo. Dijo en enero que los Ravens "teníamos todo lo demás, pero no teníamos ese vínculo saliendo del edificio ... siente que necesitábamos conjuntarnos más, y eso pasó factura a lo largo de la campaña". Por eso fue sorpresivo que Jackson no estuviera presente cuando los Ravens se reunieron como equipo por primera vez en el receso de campaña. Jackson escribió que no podía esperar a regresar con emojis de corazón púrpura y cohetes, pero no está claro cuándo sucederá.