Russell Wilson y el movido receso de campaña de los Denver Broncos: una evaluación

Un nuevo grupo de propietarios y un nuevo rostro para la franquicia han dado una sacudida importante a la organización en Denver

ENGLEWOOD -- Las cosas se sienten distintas acerca de los Denver Broncos, al término de su programa de receso de temporada.

Por primera ocasión desde que Peyton Manning arribara a su complejo suburbano en el 2015, cuentan con un quarterback con currículo. Russell Wilson ha elevado las expectativas y el optimismo, regresando el estándar a la postemporada, un lugar que no han visitado los Broncos desde el retiro de Manning.

Los Broncos parecen haber respondido a su mayor interrogante de la temporada del 2021 con la adquisición de Wilson. Al tiempo que arranca el descanso veraniego, aquí hay un resumen de momentos que definieron la temporada baja:

Un quarterback en la ciudad

Wilson está en todos lados, casi como un viajero en el espacio-tiempo que un día da el discurso de apertura en Dartmouth, y lidera la porción de la práctica de dos minutos, 11 contra 11, al día siguiente.

O, quizás, como dijo riendo Melvin Gordon III: "Cuando estás cobrando 30 millones de dólares anuales, puedes conseguir un jet privado que te lleve a donde quieras ir".

Wilson ha tenido el acelerador a fondo a lo largo del receso de temporada con reuniones extra, algo de trabajo adicional sobre el campo, y la expectativa de que habrá más antes del campamento de entrenamiento.

"Dejaremos que se vayan los chicos... pasen algo de tiempo con la familia, y hacer lo que quieran hacer, viajar lo que sea", explicó Wilson. "El último par de semanas [en julio], estaremos listos para pasar algo de tiempo antes de regresar. Pasaremos algo de tiempo de calidad en el Sur de California".

El balance siempre es el conocimiento de saber cuándo empujar y cuándo no. Pero, Wilson ha hecho exactamente lo que esperaban los Broncos. Apretó el botón de reinicio en un equipo que se ha perdido los playoffs en seis campañas consecutivas, y dejó en claro que, si no estás interesado en "invertir el trabajo", podrías preferir hacer otra cosa.

Nuevo propietario, pronto

Los Broncos han sido una de las franquicias más exitosas de la era del Super Bowl. El equipo tuvo más apariciones de Super Bowl que temporadas perdedoras durante el mandato del propietario Pat Bowlen, y tienen una racha de llenos en el estadio que data desde 1970.

Ahora, contarán con el grupo de propietarios más acaudalado, liderado por Rob Walton, en la NFL. La hija y el cuñado de Walton --Carrie Walton Penner y Greg Penner--, así como Mellody Hobson, dan a los Broncos recursos potencialmente sin paralelo en su búsqueda por sumar a los tres Trofeos Vince Lombardi en sus vitrinas.

Cuán agresivo será el nuevo grupo de propietarios para emplear esos músculos financieros, todavía no se sabe.

"Pienso que el nuevo grupo de propietarios será grandioso", dijo Wilson de su reunión con ellos. "Obviamente, pienso que ha habido una tradición tan increíble aquí. Sé cuánto le importó a la familia Bowlen esta organización de los Broncos. Ellos por siempre serán parte de esta organización. Pienso que con el cambio llega una gran oportunidad".

El Comité Financiero de la NFL está revisando la transacción y se espera un voto formal por parte de los propietarios de la liga que apruebe la venta para finales de julio.

La danza de la línea ofensiva

El head coach Nathaniel Hackett y su grupo hicieron bastantes experimentos posicionales durante el receso de temporada, pero en ninguna posición lucieron las cosas menos decididas que en la línea ofensiva.

Billy Turner (rodilla izquierda), quien firmó en la agencia libre, no participó en las actividades organizadas del equipo ni el minicampamento por la lesión. Más allá del tackle izquierdo Garett Bolles, parece que el campamento de entrenamiento será lo que el coordinador ofensivo Justin Outten diga es "una situación competitiva" a lo largo de plantilla.

Habiendo dicho eso, Lloyd Cushenberry III recibió casi todas las repeticiones con los titulares como centro y Wilson ha aprovechado todas las oportunidades para elogiar el trabajo de Cushenberry a lo largo del receso de temporada, incluyendo cuando el liniero fue a San Diego para trabajar con Wilson y los receptores del equipo, al poco tiempo del arribo del quarterback.

Dalton Risner, Netane Muti, Quinn Meinerz y Graham Glasgow están en la competencia por los puestos de guardia --todos ellos iniciaron juegos la temporada pasada-- con Turner, quien también ha alineado como guardia durante su carrera, Tom Compton y Calvin Anderson peleando el puesto de tackle derecho. Anderson recibió la mayoría de repeticiones con los titulares durante las actividades organizadas del equipo, así como el minicampamento de entrenamiento.

Con el esquema de zona externo de carreras, el movimiento es codiciado en todos ellos; Hackett empleó la frase "corriendo del balón" casi todas las veces que se le preguntó acerca del progreso de alguno de los linieros. Pero, en general, el grupo es probablemente el menos armado para los Broncos cuando el equipo sale de su programa de temporada baja.

Randy Gregory, Jerry Jeudy se pierden tiempo

Los Broncos no pudieron echarle un vistazo a su contratación más significativa de agencia libre, el linebacker externo Randy Gregory.

Los Broncos sabían de los temas de hombro de Gregory cuando le brindaron un contrato de 70 millones de dólares. Se sometió a una cirugía al poco tiempo de firmar, y no participó en ninguna de las actividades organizadas del equipo, ni prácticas de minicampamento.

Hackett había sido extrañamente reservado a lo largo de mayo y junio con respecto a si Gregory sería dado de alta a tiempo para cuando abriera el campamento de entrenamiento, pero el coordinador defensivo Ejiro Evero dijo que Gregory ha hecho su parte para aprender el nuevo esquema.

"Ha estado haciendo un gran trabajo sobre las cosas que puede controlar", dijo Evero. "Ha sido grandioso en el aula de clases, ha sido grandioso haciendo preguntas y tratando de aprender tanto como puede. Estoy realmente complacido con lo que ha realizado hasta ahora".

El receptor abierto Jerry Jeudy fue un participante limitado a lo largo del receso de temporada, también. Fue arrestado el 14 de mayo bajo cargos menores de violencia doméstica. Los cargos fueron desechados el 31 de mayo, pero fue marginado de las prácticas mientras el asunto era revisado por la oficina del fiscal de distrito de Arapahoe County.

Jeudy sufrió después una lesión en la pierna cuando regresó al campo de prácticas, así que no finalizó las actividades organizadas del equipo, ni participó en ningunas de las dos prácticas de minicampamento obligatorio. Saliendo de una temporada sin touchdowns en el 2021, Jeudy tendá que recuperar algo de terreno perdido con respecto a los otros receptores cuando abra el campamento.