Patrick Mahomes alcanza un nuevo nivel de confianza de Andy Reid en Kansas City

El head coach de los Chiefs permitió que las sesiones privadas de entrenamiento encabezadas por su quarterback en Texas, sustituyeran los entrenamientos de acondicionamiento al arranque del receso de temporada

KANSAS CITY -- Solo por virtud de estar sano, el quarterback de los Kansas City Chiefs, Patrick Mahomes, dijo que tuvo un mejor receso de temporada que el año pasado, cuando se sometía a una rehabilitación tras una cirugía en el pie, y un tiempo en bota ortopédica.

"Siempre que sales de una lesión, intentas mantenerte en forma", dijo Mahomes. "Intentas montar la bicicleta o lo que puedas hacer, especialmente con una lesión en el pie, pero es difícil ponerse a correr, hacer arrancones. Ahora, estoy en un mejor punto de lo que estaba el año pasado, en cuanto a la explosividad y acondicionamiento.

"El no tener cirugía y el poder entrenar desde el inicio fue enorme para mí. Siento que estoy en un mucho mejor lugar, físicamente".

Mucho ha sucedido en la productiva temporada baja de Mahomes, una que le ha visto ganarse un nivel adicional de confianza del head coach Andy Reid.

Comenzó antes de lo que esperaba, cuando los Chiefs desperdiciaron una ventaja de 21-3 en la primera mitad del Juego de Campeonato de la AFC en lo que eventualmente fue una derrota de tiempo suplementario ante los Cincinnati Bengals.

Mahomes, después de lanzar 220 yardas y tres touchdowns en la primera mitad, se fue con 5 de 15 completos para 55 yardas y dos intercepciones entre la segunda mitad y prórroga. Mahomes describió ese tramo como "probablemente mi peor fútbol americano que haya jugado".

Mahomes regresó a la actividad desde la primavera, encabezando cuatro semanas de acondicionamiento y sesiones de pase cerca de su casa de temporada baja en Texas. Lanzó a nuevos jugadores, incluyendo los recién llegados receptores Marquez Valdes-Scantling y JuJu Smith-Schuster, y corredor Ronald Jones II.

"Tenemos algo de química solo por trabajar con los chicos por casi un mes", relató Mahomes. "Trabajando con ellos, lanzando con ellos. Vamos al almuerzo, vamos a cenar, cosas así. Construyes esa química y creo que una buena parte, especialmente de nuestra ofensiva, es tener esa química sobre el campo. Ser capaz de saber lo que está haciendo el tipo sin necesidad de hablar de ello. Creo que se traslada. Hasta ahora, en las prácticas que hemos tenido, pienso que estamos en la misma página y teniendo esa química, y vamos a seguir construyendo sobre eso".

Jones, quien jugó los últimos cuatro años para los Tampa Bay Buccaneers, dijo apreciar la oportunidad de recibir ese trabajo adicional con su nuevo quarterback.

"Definitivamente me ayudó", dijo Jones. "Que él viera mi velocidad en las rutas, mi tiempo saliendo de los cortes y cosas así, simplemente ayuda cuando ya llegas al campo de juego".

Reid estuvo suficientemente cómodo con el arreglo que permitió que las sesiones lideradas por Mahomes sirvieran de sustituto a los entrenamientos de acondicionamiento de los Chiefs, que de otro modo se hubieran llevado a cabo en Kansas City en las primeras semanas del programa de temporada baja.

"Hablamos de ello y él tuvo la confianza en mí para llevar a los chicos allí", reconoció Mahomes. "Pensé que fue grandioso, porque cuando estás en el complejo nos vemos, pero sigues estando con coaches diferentes, Tienes ciertas reuniones juntos. Tienes ciertas reuniones que no son juntos, pero ir allá y ser capaces de estar con todos esos chicos en todo momento, charlar acerca de cómo veo las rutas, y luego ir a las reuniones virtuales y escuchar a los coaches explicar las rutas, ayudó a conseguir un mejor entendimiento unos de otros.

"Eso era lo más importante, que confiara en nosotros para completar nuestro trabajo, poner en firma nuestros cuerpos, correr las rutas, iniciar desde antes".

El receso de temporada de Mahomes incluyó un hito personal. Se casó con su novia de hace tiempo en Hawaii, y él y su esposa Brittany esperan a su segundo hijo. Ya tienen una hija, Sterling.

"Él sabe que es otro paso en la vida", expresó Reid. "Comprende que ese bebé va a llorar de vez en cuando, y va a tener que levantarse y dejar que mamá descanse. Entiende todo eso. Pero, lo está manejando con mucha gracia. Y la energía que aportó al llevar a los chicos a Texas fue realmente positiva. Eso es parte del proceso de maduración conforme avanzas".