¿Cuáles son los pendientes de Eagles tras caer en el Super Bowl?

Philadelphia enfrenta el reto de tener que reemplazar a siete titulares con respecto al equipo que se coronó en la NFC el año pasado

PHILADELPHIA -- El precio del éxito en el 2022 fue elevado para los Philadelphia Eagles.

Luego de dominar la campaña regular con un registro de 14-3 y ganarse un viaje al Super Bowl LVII, el resto de la liga deseaba un pedazo de lo que construyeron. Los Arizona Cardinals se llevaron al coordinador defensivo Jonathan Gannon para convertirlo en su nuevo head coach. Los Indianapolis Colts hicieron lo propio con el coordinador ofensivo Shane Steichen. Y, el personal quedó diezmado, particularmente a la defensiva, con siete titulares --los safeties C.J. Gardner-Johnson y Marcus Epps, tackle defensivo Javon Hargrave, corredor Miles Sanders, guardia Isaac Seumalo, y linebackers T.J. Edwards y Kyzir White-- emigrando vía agencia libre.

Normalmente, el gerente general Howie Roseman trabaja para extender a los contribuyentes clave antes de que alcancen el mercado abierto, pero la organización tomó la decisión de pausar las negociaciones a lo largo de la campaña, deseando no arruinar la química del equipo con nuevos contratos para unos, pero no para otros. Los Eagles contaron a 19 agentes libres sin restricciones, como consecuencia.

"Comprendimos que eso nos podía costar al final, pero pensamos que valía la pena por la oportunidad de potencialmente ganar un campeonato", señaló Roseman durante el Combinado de Talento el mes pasado. "Desafortunadamente, nos quedamos cortos".

Pero, este receso de temporada no se ha tratado solamente de pérdidas. Philadelphia consiguió renovar con el esquinero All-Pro, James Bradberry; reestructuraron el acuerdo de Darius Slay después de que un rompimiento parecía inevitable; trajeron de regreso a los pilares Brandon Graham, Fletcher Cox y Jason Kelce; y agregaron a jugadores, incluyendo al corredor Rashaad Penny, quarterback Marcus Mariota, esquinero Greedy Williams y linebacker Nicholas Morrow. Los Eagles cuentan con un quarterback ascendente en Jalen Hurts y regresan con un sólido elenco de apoyo liderado por A.J. Brown y DeVonta Smith, junto con una de las mejores líneas ofensivas de la liga.

Pero, los Dallas Cowboys han ganado terreno en la NFC Este, si se consideran las múltiples salidas de la plantilla de los Eagles combinada con las adiciones de Brandin Cooks y Stephon Gilmore al plantel de sus rivales divisionales.

Sea que Philly pueda preservar o no el primer sitio divisional y mantenerse como un contendiente para el Lombardi Trophy, dependerá en gran medida en las siguientes preguntas:

¿Cuánto terminará costando la salida de Gardner-Johnson?

Si su campaña del 2023 se descarrila, existe una buena posibilidad de que los dedos empiecen a señalar a la toma de decisiones en torno a Gardner-Johnson y los efectos secundarios resultantes.

De acuerdo con una fuente con conocimiento directo de las negociaciones, los Eagles ofrecieron un convenio multianual al arranque de la agencia libre, pero Gardner-Johnson no aceptó, sintiendo que estaba muy por debajo de su valor. Philly siguió adelante y pactó con Bradberry y Slay. Con el dieron que los Eagles habían apartado prácticamente desaparecido, Gardner-Johnson optó por un pacto de un año y hasta 8 millones de dólares con los Detroit Lions.

Gardner-Johnson finalizó la temporada pasada empatado en el liderato de la liga en intercepciones (seis) a pesar de perderse cinco encuentros por un riñón lacerado, y fue un jugador de impacto para la mejor defensiva contra el pase en la liga. Entonces, ¿por qué no hubo un mayor esfuerzo por retenerlo? La sensación aquí es que los Eagles se mostraron renuentes a comprometer mucho dinero a Gardner-Johnson por la incertidumbre en torno a cuán confiable podría ser a largo plazo.

Pero, existe un riesgo en dejarlo marcharse, también. Philadelphia ahora aprieta el botón de reinicio en la posición de safety, y en lugar de renovar con un jugador de 25 años de edad que sigue mostrando señales de progreso, retuvieron a los veteranos Bradberry (29 años de edad) y Slay (32), que se unen a Kelce (35), Cox (32) y Graham (34) como los Eagles que recibieron acuerdos nuevos en el receso de campaña.

Reed Blankenship lo hizo bien en oportunidades contadas como novato en el puesto de safety, pero los Eagles necesitan mirar al exterior por ayuda. Adrian Amos, Terrell Edmunds y Taylor Rapp están entre los agentes libres que quedan. Vale la pena notar que Roseman no adquirió a Gardner-Johnson de los Saints hasta agosto del año pasado, así que hay tiempo de sobra para ocuparse de la posición, pero parece improbable que los resultados sean tan buenos como fueron con Gardner-Johnson en el 2022.

¿Cuán dramática será la caída de nivel en la posición de corredor?

Sanders firmó un pacto por cuatro temporadas y 24 millones de dólares con los Carolina Panthers, monetizando el mejor año de su carrera, cuando corrió para 1,269 yardas y 11 touchdowns.

Los Eagles tomaron la ruta menos onerosa e incorporaron al explosivo pero constantemente lesionado Penny por una temporada y un total apenas por arriba del millón de dólares, renovando con el corredor de rotación, Boston Scott.

"Siento que es un gran lugar para refrescar, reiniciar mi carrera", relató Penny, un ex recluta de primera vuelta para los Seattle Seahawks. "Jugar con un finalista al premio de MVP como quarterback, un gran grupo de corredores, grandes armas en los receptores abiertos y probablemente la mejor línea ofensiva, estoy definitivamente emocionado por ponerme a trabajar".

Hay un argumento que puede hacerse respecto a que la necesidad de un corredor de primera línea se aminora por los factores que menciona Penny, incluyendo el operar al lado de Hurts, cuya capacidad para correr pone en aprietos a las defensivas. No es difícil imaginar a Penny atravesando huecos enormes y sumando jugadas explosivas a esta ofensiva.

Su historia, no obstante, sugiere que las lesiones serán factor --Penny se ha perdido tiempo significativo por rotura de ligamento anterior cruzado, una lesión de pantorrilla y una fractura de peroné a lo largo de su trayectoria de cinco años-- y será un error sugerir que la producción de Sanders se debía únicamente al sistema. Hay talento en el grupo actual de corredores, encabezado por Penny, Kenneth Gainwell y Scott, pero también hay espacio para mejorar.

El ex corredor de los Cowboys, Ezekiel Elliott, ha expresado interés en sumarse a los Eagles, dijeron fuentes a ESPN. Elliott consiguió su menor total de yardas terrestres, 876, en el 2022, pero anotó 12 touchdowns y se mantuvo como el corredor principal para su equipo en situaciones de corto yardaje y protección en situaciones de pase.

Los Eagles probablemente querrán ver qué sucede en el Draft 2023 de la NFL antes de sumar otro veterano al grupo. El modo más realista de que Elliott termine en Philly, es si los Eagles salen del evento sin un corredor, y Elliott puede firmarse a precio de ganga más adelante en el receso de campaña.

El estelar de la Universidad de Texas, Bijan Robinson, generó emoción entre la afición reciente, cuando publicó en sus redes sociales una fotografía desde Philadelphia, presumiblemente en visita oficial previa al draft. Los Eagles tienen dos selecciones de primera ronda para el evento de este mes de abril --las N° 10 y N° 30 globales-- y probablemente tendrían que invertir la primera de ellas para quedarse con Robinson, All-American unánime y ganador del Doak Walker Award. Eso sería algo fuera de carácter para el modo en que los Eagles normalmente construyen su plantilla. Pero, existe una corriente de pensamiento que opina que Philly debe apostarlo todo a la ofensiva y permitir a ese lado del ovoide llevar la mayor parte de la carga en el 2023 mientras la defensiva se reconstruye.

Sea que se trate de una adición rimbombante como Robinson, o alguien más, no sería sorpresivo ver a Philadelphia ocupándose de la posición entre el día de hoy y el arranque de la temporada regular.

¿Podrá el talento joven dar el paso al frente?

La defensiva perdió a ambos safeties titulares, ambos linebackers titulares, y un tackle defensivo de impacto en Hargrave durante el receso de campaña. Aunque la segunda ola de la agencia libre y el draft --los Eagles poseen seis selecciones en total-- puede ayudar a reformar la plantilla, Philly deberá depender de algunos jugadores jóvenes que ya están en el plantel.

Dos candidatos principales son el linebacker Nakobe Dean y el tackle defensivo Jordan Davis, ex compañeros universitarios en la defensiva de Georgia, que sirvieron como jugadores de rol durante sus temporadas de debut en Philadelphia, el año pasado. Dean jugó sobre todo en equipos especiales, mientras que Davis arrancó fuerte el año, antes de que una lesión en la parte alta del tobillo lo frenara.

Dean es un favorito para asumir como titular en uno de los dos puestos de linebacker, y Davis debe ver un incremento en su rol en el interior de la defensiva de los Eagles, con Hargrave ahora en San Francisco.

Mientras tanto, el recluta de segunda ronda del 2022, Cam Jurgens, es el favorito para reemplazar a Seumalo como guardia derecho.

"Esos tipos están listos para jugar. Están listos para contribuir", sostuvo Roseman. "Sabíamos cando los seleccionamos el año pasado, los tomamos porque eran los mejores jugadores, no necesariamente porque eran tipos preparados para ocupar posiciones de necesidad. Miramos a nuestro equipo este año, sabiendo que esos tipos pueden ar el paso al frente y ser parte de ello".