Haason Reddick demanda reconocimiento entre la élite de la NFL

El problema con la reputación desfasada del estelar de los Eagles, es que el dinero de su contrato no se ajusta a su producción

PHILADELPHIA -- El linebacker externo de los Philadelphia Eagles, Haason Reddick, sonrió cuando se señaló que su reputación siempre parece llegar antecedida por su producción.

Fue la misma conversación que tuvo con un asociado el otro día, dijo Reddick. Cree que el lento inicio a su carrera ha creado es desfase. Pero, luego de terminar segundo en la NFL con 16 capturas en la campaña regular del 2022, y sumando 3.5 más durante la carrera de playoffs que hizo Philly en camino al Super Bowl, el único siguiente paso lógico es que su nombre se catapulte hasta lo más alto.

"El año pasado, demostré que soy de lo más élite, uno de los mejores en lo que hago", expuso Reddick, quien se ha visto limitado al inicio del campamento de entrenamiento con un tirón en la ingle. "Top-5. Cuando hablas de Haason Reddick, si no estoy en esa categoría para ti, ahora debo cuestionarte, '¿Realmente sabes de fútbol americano?'".

La evidencia se hace más difícil de ignorar. Sus 39.5 capturas desde el 2020 son la tercera mayor cantidad a lo largo de ese lapso, únicamente por detrás de Myles Garrett (44) y T.J. Watt (43). Adicionalmente, acumula la mayor cantidad de balones sueltos (13) durante ese periodo.

Reddick, de 28 años de edad, es el único jugador en la historia de la NFL en registrar doble dígito de victorias en tres años consecutivas con tres equipos distintos, logrando 12.5 capturas con los Arizona Cardinals en el 2020 y 11 con los Carolina Panthers en el 2021, antes de que el nativo de Camden, New Jersey, firmara un pacto de tres años y 45 millones de dólares con el equipo de Philly en el receso de campaña del año pasado.

El problema con una reputación desfasada es que el dinero no se ajusta a la producción, tampoco. Su salario anual de 15 millones de dólares lo empata en el sitio N° 19 entre cazadores de quarterbacks exteriores, de acuerdo a Spotrac. Watt está en la cumbre de la NFL con 28 millones de dólares por año, seguido por Joey Bosa (27 millones), Garrett (25 millones) y Khalil Mack (23.5 millones). Nueve jugadores exteriores disfrutan contratos por arriba de los 20 millones de dólares.

"Ustedes verán, ustedes ya saben lo que sucede", proclamó Reddick, cuando se le preguntó si está subvalorado. "Estoy preocupado por ser la mejor versión de mí mismo, y entonces todo se resolvera, de verdad".

Le tomó algún tiempo a Reddick encontrar su paso. Un jugador sin beca en Temple University, brilló como cazador de quarterbacks externo para los Owls, pero fue mudado a linebacker interno por los Cardinals luego de ser seleccionado N° 13 global en el Draft 2017 de la NFL, y sufrió para aclimatarse. No fue hasta su cuarta campaña, en el 2020, que fue movido de regreso a su posición natural y comenzó a despuntar.

Con solo una temporada de producción sólida a cuestas, se conformó con un pacto de un año y 8 millones de dólares para los Panthers cuando alcanzó la agencia libre, y de nuevo encontró un mercado menos positivo de lo anticipado antes de firmar con los Eagles.

Eso no lo frenó. Impuso marca personal en capturas (16) al tiempo que sumó 26 golpes al quarterback, 11 derribos para pérdida de yardaje y cinco balones sueltos forzados en la pasada temporada, ganándose su primera invitación al Pro Bowl. No estuvo entre los finalistas a Jugador Defensivo del Año, no obstante, llevándolo a publicar en redes sociales, "En algún punto, esta mie--- debe parar".

"En algún punto, he terminado de hablar como si debiera probarle algo a alguien", dijo. "He invertido suficiente trabajo allá afuera, he creado suficientes videos allá afuera, pero mi juego habla por sí mismo. La gente puede crearse sus opiniones a partir de eso. No tengo que cuestionarme. No siento que le debo demostrar nada a nadie. Ya he hecho todo eso".

Las metas que se ha impuesto a futuro son enormes. Desea acumular 20 capturas en la presente temporada, para superar las 19.5 que sumó entre la temporada regular y los playoffs del año pasado. Y, tiene la mira puesta en el Salón de la Fama.

"Quiero ser un jugador reconocido", explicó. "Tengo motivación interior. Nada más me motiva que ser el mejor jugador que puedo ser, porque una vez que se haya dicho todo, ven el nombre de Haason Reddick, desde este punto en adelante debe ser acerca de cómo le dio la vuelta a su carrera, cómo llegó al punto en que está ahora, y cómo se convirtió en leyenda en lo que sea que hacía hasta ese punto".